scorecardresearch

Núñez:«Saldrá un equipo unido, fuerte y listo para gobernar»

Javier D. Bazaga
-

Paco Núñez asegura que es la alternativa a un socialismo anclado en el siglo XX, y con un equipo preparado para gobernar la comunidad de forma diferente.

Núñez:«Saldrá un equipo unido, fuerte y listo para gobernar»

Este sábado arranca el congreso del PP de Castilla-La Mancha con una única lista que se someterá a votación por parte del partido, la de un Paco Núñez que asegura que es la alternativa a un socialismo anclado en el siglo XX, y con un equipo preparado para Gobiernar la comunidad de forma diferente.

 

¿Qué PP espera que salga de este Congreso? ¿Será distinto del que conocemos?

Núñez:«Saldrá un equipo unido, fuerte y listo para gobernar»Núñez:«Saldrá un equipo unido, fuerte y listo para gobernar»

 

Va a tener un equipo muy solvente y preparado. Este fin de semana va a salir un equipo de personas que va a demostrar que estamos listos para gobernar y transformar Castilla-La Mancha en una región de oportunidades y de futuro. Para recoger todo lo bueno que tiene, que es mucho, y ser capaces de transformarlo con políticas que nos lleven a la generación de empleo, al dinamismo económico o la retención del talento. Saldrá un equipo unido, fuerte y listo para gobernar Castilla-La Mancha.

 

Núñez:«Saldrá un equipo unido, fuerte y listo para gobernar»Núñez:«Saldrá un equipo unido, fuerte y listo para gobernar»

Va a contar con una fuerte presencia del partido a nivel nacional y también líderes autonómicos. Pablo Casado estará este domingo. Eso es un gran espaldarazo a su liderazgo.

 

Tenía que clausurarlo el presidente nacional, no teníamos otra idea para que esa imagen de alternativa política que representa Pablo Casado también la tuviéramos en Castilla-La Mancha. La comisión organizadora ha hecho un gran trabajo y muchos líderes nos están confirmando. Estoy satisfecho.

 

¿Estará María Dolores de Cospedal?

 

He hablado con ella personalmente y le coincide en este fin de semana con su actividad profesional del despacho para el que trabaja.

 

Pero está invitada.

 

Por supuesto. Hemos invitado a todos los que han sido presidentes del partido en la región y en las cinco provincias en los últimos 40 años porque el PP de CLM se construye con el que fue presidente en los 80, 90 o 2000. Con todos ellos. Provinciales y autonómicos como Agustín Conde, José Manuel Molina, María Dolores de Cospedal, Arturo García-Tizón… Nuestro partido es nuestra historia y el futuro con la gente joven. Estoy muy orgulloso de un partido que se apoya en el municipalismo para gobernar Castilla-La Mancha.

 

Ha dicho que hay unidad en el equipo, ¿hay unidad en el seno de su partido?

 

Sin duda. Lo vemos en este proceso congresual, con una sola candidatura y ningún tipo de confrontación a pesar del procedimiento. Yo creo firmemente en la democracia interna, y las primarias del PP hay que tomarlas con la madurez y con la inteligencia que requiere. Yo he sido elegido por segunda vez presidente de mi partido por primarias. Cualquier afiliado puede optar a presentarse, y dentro del debate de primarias hemos recibido el mensaje de todos de la fortaleza, la unidad y el compromiso.

 

Todo el PP de la región, desde el último afiliado al primero de los alcaldes, es consciente del momento crucial que vive CLM y del momento del equipo humano que tenemos para gobernar esta tierra. Esta región necesita más que nunca un gobierno distinto al que tenemos. Y ese gobierno alternativo al socialismo tiene que venir de la mano del PP.

 

Pero esa unidad no se daba al principio, ¿le ha costado concitar todas las voluntades en torno a su figura?

 

El trabajo siempre es laborioso, requiere diálogo y entendimiento, consensos, compromiso por las partes… Y en estos años he trabajado en recorrer todos los pueblos de la región y en comprometerme con todos los miembros del partido, para que todo el mundo se sintiera escuchado para que todos sean protagonistas de este proyecto. Y eso se ha conseguido con diálogo y el compromiso de anteponer los intereses de los castellano-manchegos a los del partido y, por supuesto, a los personales.

 

¿Habrá sorpresas en la nueva dirección?

 

Estoy muy orgulloso del trabajo que hemos hecho en estos casi tres años. Hemos pasado de un resultado electoral que no fue bueno, fue malo, a estar dos años después con unas encuestas que dicen que estamos en condiciones de formar gobierno con la opción que hay en la derecha, e incluso de disputar la victoria electoral a Emiliano García-Page, otorgando una suma de centro derecha que nos permitiría gobernar Castilla-La Mancha. Eso no es casualidad, es fruto de un muy mal gobierno de García-Page sí, pero es también fruto del buen trabajo del PP. Por lo que espero que podamos hacer un equipo todavía más grande y con más nombres.

 

¿Quiere eso decir que Carolina Agudo seguirá?

 

Quiero ser muy respetuoso con los nombramientos. Hay que hacerlos cuando hay que hacerlos y en los órganos pertinentes. Por respeto al conjunto de los compromisarios voy a esperar al Congreso. Sí le puedo decir que estoy tremendamente satisfecho con el trabajo que ha hecho Carolina Agudo.

¿También con el que ha hecho Claudia Alonso?

Hizo un gran trabajo como portavoz del partido y ahora como vicesecretaria vinculada en temas de igualdad o familia y sí, muy orgulloso también de su trabajo.

 

¿Cuáles son las lineas maestras de la ponencia política?

 

La ponencia política viene a escenificar una alternativa clara de gobierno al socialismo. En Castilla-La Mancha tenemos un gobierno del siglo XX, y estamos en los años 20 del siglo XXI. Emiliano García-Page lleva 20 años en los gobiernos de CLM, y ahora seis de presidente, y esta tierra no se merece una política de promesas incumplidas y de anuncios. Hace más de 20 que prometió el AVE y el agua para Talavera de la Reina, y que esta tierra siga escuchando las mismas promesas nos tiene que hacer reflexionar.

 

A todos los votantes de García-Page que se han visto defraudados por las promesas incumplidas, por cómo ha gestionado la pandemia, insultando a los médicos y a los maestros, faltando el respeto a los mayores, que ven que no llegan las ayudas a los autónomos y pymes, con la hostelería denostada… les digo que en el PP de Paco Núñez van a encontrar una oportunidad de alternativa de gobierno y una forma distinta de hacer las cosas. El Gobierno de Page ha llegado a su fin, está caduco porque sigue haciendo las mismas promesas que hace 20 años.

 

¿Y cree que esos votantes que dice defraudados prefieren un gobierno del PP con Vox?

 

Serán los castellano-manchegos los que decidan dónde estaremos cada uno electoralmente en 2023. Yo aspiro a formar gobierno con los castellano-manchegos. Yo tengo una forma de hacer política distinta, pertenezco a una generación de políticos distintos que hace cosas distintas. De la misma generación que Isabel Díaz Ayuso, que ha permitido en Madrid la combinación de la lucha contra la pandemia y la apertura de la hostelería y la cultura. Que hacía más test para detectar con anterioridad al virus, que abría un hospital de campaña, y que daba soluciones distintas. Y yo la política la veo desde el diálogo con el conjunto de los castellano-manchegos. Creo en la política en la que escuchas a los hosteleros, a los autónomos y hablas con los sanitarios. Por eso les digo que se sumen al proyecto alternativo para Castilla-La Mancha. Pero no un proyecto del PP, sino del conjunto de la sociedad.

 

Pero ese proyecto, a tenor de las encuestas, pasaría por su alianza con Vox.

 

Efectivamente dicen que para que el PP pueda formar gobierno dependerá de los votos de otros partidos, en este caso de Vox, pero eso no es lo que más me preocupa. Me preocupa la situación que vive esta región. Que tengamos un liderazgo del siglo XX para una región del siglo XXI, que el socialismo de –Pedro– Sánchez esté agravando los problemas de CLM. Que sigamos siendo los que peor ratio de generación de empleo tenemos, que seamos los que menos crecemos, que no se defienda una PAC más fuerte en Bruselas, que no se apueste por la cultura y la gastronomía como referente… Y eso no sucede porque hay un gobierno caduco.

 

Eso es lo que me preocupa, no me preocupa Vox.

 

La fiscalidad es una de sus apuestas, ¿se pueden bajar impuestos y mantener el gasto?

 

Sin ninguna duda. Lo está haciendo Andalucía, Murcia, Castilla y León o Madrid. Con la bajada de impuestos se fomenta la generación de empleo. Lo que pierdo en recaudación por bajada de impuestos lo gano en la generación de empleo. Y cuando se baja el IRPF, que nosotros proponemos una bajada de 7 puntos, fomentas el consumo, y lo que pierdes en recaudación por IRPF lo ganas a través del IVA. Por tanto menos impuestos, más empleo, más capacidad para las familias y misma recaudación o más, como en Andalucía. La bajada de impuestos implica libertad, y ese es nuestro proyecto político.

 

Y tenemos que afrontar con seriedad y rigor, unidad y valentía, el debate sobre la financiación autonómica. El actual modelo de financiación para CLM nos genera un perjuicio de mil millones de euros, y lo aprobó el gobierno de Zapatero con el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha. Si la región tuviera mil millones de euros más de presupuesto no solo podría afrontar una bajada de impuestos más ambiciosa, sino que podríamos mejorar muchos servicios públicos, apostar por combatir la despoblación, etc.

 

¿Cuál es su modelo de financiación?

 

Necesitamos una financiación justa. Pedimos justicia. Es un debate complejo, está claro, y le he ofrecido al presidente todo mi apoyo, lealtad y ayuda, si se trata de anteponer los intereses de los castellano-manchegos al de los partidos. Castilla-La Mancha necesita una discriminación positiva para el reparto económico porque el coste de de la prestación de los servicios en una región como la nuestra es mayor que en otras comunidades.

 

Antes dijo que quería garantizar el agua en la región, ¿cómo se garantiza con una infraestructura como la del trasvase Tajo-Segura?

 

Se garantiza tratando de buscar en España lo que ya hemos conseguido en Castilla-La Mancha, pero con la condición de que se cumpla. Buscando el mismo consenso pero exigiendo que se cumpla. Yo propuse la creación de una mesa del agua, comprometiéndome a asumir el 100 por cien de sus postulados. El problema es que Emiliano García-Page no ha cumplido ni uno solo de los compromisos que firmamos en el pacto regional del agua.

 

¿Pero cómo se puede garantizar el agua si esa infraestructura sigue en funcionamiento?

 

Hay que hacerlo con un plan hidrológico nacional que diga que los recursos hídricos en Castilla-La Mancha están garantizados. Dando prioridad a la cuenca cedente y sabiendo que vamos a tener los hectómetros cúbicos necesarios para nuestro desarrollo económico y social.

 

¿Qué cree que se hizo mal durante la pandemia y cómo la habría gestionado usted?

 

Se hicieron muchas cosas mal. Pero lo que peor se hizo fue tratar de engañar a los castellano-manchegos. Le hemos oído decir que no había colapso en los hospitales, cuando las urgencias estaban saturadas. Y todo con el hospital de Toledo cerrado. Y lo abre ahora. Hacía falta en la pandemia, cuando la gente se estaba muriendo. La gestión de Page ha sido muy deficiente, y ahí están los datos. Y con todo, la falta de respeto ha sido lo más grave.

 

¿Cómo lo hubiera gestionado usted?

 

Contando la verdad. Siendo realistas. No buscando culpables como culpó a Madrid y buscando soluciones. Nunca hubiéramos faltado al respeto a los sanitarios y hubiéramos abierto desde el primer día el hospital de Toledo para la pandemia.

 

¿Sin equipamientos?

 

No hablo del traslado en plena pandemia. Hubiera abierto el hospital de Toledo para convertirlo en hospital de emergencias como el de Ifema. Como hospital de campaña. Pidiendo ayuda al ejército, al Gobierno de España o a quien hiciera falta, pero lo hubiera abierto igual que lo abrió Madrid.

 

¿Ampliar el número de diputados en las Cortes es un "pucherazo electoral" como afirman en su partido?

 

Sin lugar a dudas. No vamos a aceptar de ninguna manera que se modifique la Ley Electoral para aumentar el número de diputados porque si hay un momento en que no es conveniente es ahora, en plena crisis económica y social.

 

¿Qué debería mejorarse de abrirse el debate de la reforma del Estatuto?

 

Es fundamental que garanticemos que los servicios públicos indispensables como la sanidad, la educación y bienestar social llegasen en igualdad de condiciones a cualquier punto de la región independientemente de donde uno elija vivir.