scorecardresearch

El CSN informa sobre los planes de respuesta ante emergencias

Redacción
-

En un encuentro con Page, Escudero y los miembros de la comisión de Desarrollo Sostenible de las Cortes castellanomanchegas y su presidente, también estuvieron presentes el delegado del gobierno en la región y la subdelegada de Guadalajara

Reunión con distintos responsables autonómicos y provinciales con el CSN por la afección de Trillo I y la central en desmantelamiento José Cabrera. - Foto: Cortes CLM

El presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Juan Carlos Lentijo, junto a la consejera Elvira Romera, han mantenido esta mañana un encuentro con el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero. Durante el mismo, han abordado asuntos de interés para ambas instituciones en materia de seguridad nuclear y protección radiológica. Se trata del segundo encuentro con un presidente autonómico que mantiene el responsable del regulador español desde su nombramiento en abril.

Dentro de las competencias del CSN, el organismo promueve, a través de estos encuentros, dar a conocer las actuaciones que desarrolla el Consejo en el territorio para la protección de las personas y el medioambiente en el ámbito de la seguridad nuclear y la protección radiológica, así como en otros campos de aplicación de la tecnología nuclear como la medicina, la industria o la investigación. Durante el encuentro con el presidente castellanomanchego, se repasaron las actividades que realiza el organismo regulador en la comunidad, así como los medios con que cuenta la Junta de Castilla-La Mancha, tales como planes, recursos humanos y tecnológicos; y las necesidades de coordinación entre ambas instituciones en materias de seguridad nuclear y protección radiológica.

El presidente del CSN ha reiterado ante Emiliano García-Page el compromiso de la institución con la mejora de las relaciones institucionales con todos los territorios, así como los mecanismos de información a la población para dar a conocer las actividades que son competencia del organismo regulador. Por su parte, el presidente castellanomanchego agradeció "la cercanía" del CSN y su transparencia para mejorar las relaciones con otras instituciones y calificó al regulador como una "entidad clave para los ciudadanos". Además de la seguridad nuclear, el CSN vela por la protección radiológica de los ciudadanos, desarrollando un papel clave en la vigilancia y licitación de instalaciones. En este sentido, cuenta con una función esencial en la puesta en marcha del plan de Inversión en Equipos de Alta Tecnología Sanitaria del Sistema Nacional de Salud (INVEAT) cuya ejecución en Castilla-La Mancha supone la distribución de 1.016.400 euros. El regulador ha llevado a cabo un proceso de optimización del licenciamiento previsto dentro de este plan, centrado en diferentes áreas de trabajo con el fin de agilizar la implantación de las mejoras que supondrá la ejecución de este plan.

Delegación del Gobierno

La delegación del CSN mantuvo también un encuentro con el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, y con la subdelegada del gobierno en Guadalajara, Mercedes Gómez Mena. Durante el mismo, abordaron diferentes cuestiones relevantes sobre el desarrollo de las actividades del organismo regulador, destacando las actuaciones relacionadas con los planes de respuesta ante emergencias.

Castilla-La Mancha cuenta con dos centrales nucleares, Trillo y José Cabrera, ambas en la provincia de Guadalajara. La primera, en operación y la segunda en desmantelamiento tras el cese definitivo de su actividad en 2006.

Comisión de Desarrollo Sostenible de las Cortes de Castilla-La Mancha

La agenda institucional concluyó con la reunión con el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, y con los miembros de la comisión de Desarrollo Sostenible. Durante el encuentro, conversaron sobre las competencias del regulador y el caso específico de la región. Además de las dos centrales nucleares y el plan INVEAT Castilla-La Mancha cuenta con 30 instalaciones de segunda categoría, siete de tercera y un total de 1.661 instalaciones de rayos X. El regulador también trató el plan autonómico frente a emergencias del que dispone la comunidad.

En el caso castellanomanchego, se trata del Plan Especial de Protección Civil ante el riesgo radiológico en Castilla-La Mancha (RADIOCAM). Mediante el RADIOCAM se establece la organización y protocolos a seguir para hacer frente a las emergencias que se materialicen en una situación de riesgo radiológico. Su objetivo básico es proteger a la población frente a los riesgos a que pudiera estar expuesta en caso de emergencia radiológica. El CSN cuenta con dos convenios de colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha. El primero de ellos, sobre el Programa de vigilancia radiológica ambiental (PVRA) en el entorno de las centrales nucleares José Cabrera y Trillo.

Mientras, el segundo aborda la Red de Estaciones de Muestreo (REM). En estos programas se recogen muestras que posteriormente son transportadas a laboratorios, donde se lleva a cabo su preparación y medida obteniéndose, después de un periodo de tiempo variable, los resultados de su actividad radiológica.

Sobre el CSN

La visita a Castilla-La Mancha es la segunda visita tras la realizada en septiembre a Extremadura y se enmarca en una iniciativa del regulador por acercar su trabajo a todas las comunidades autónomas con centrales nucleares.

El CSN es el único organismo público del estado español competente en materia de seguridad nuclear y protección radiológica. Está encargado de proteger a los trabajadores, la población y el medio ambiente de los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes, propiciando que las instalaciones nucleares y radiactivas y las actividades que involucran riesgos radiológicos sean operadas por los titulares de forma segura, estableciendo las medidas de prevención y corrección adecuadas frente a emergencias radiológicas, cualquiera que sea su origen. Por tanto, el Consejo debe proteger a la ciudadanía, para lo cual se hace imprescindible informarla de los posibles riesgos radiológicos y de las actuaciones que desarrolla este organismo público.