scorecardresearch

Wojciechowski, satisfecho con el Plan Estratégico

SPC
-

En su visita a España, el comisario de Agricultura de la CE se ha reunido tanto con el ministro Luis Planas como con las OPA, que le han pedido que la Ley de la Cadena sea de ámbito comunitario

Wojciechowski, satisfecho con el Plan Estratégico

El comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, ha manifestado que se ha llevado una primera impresión muy positiva del Plan Estratégico de España, un documento que fue remitido en tiempo y forma a finales de diciembre y que «recoge todos los aspectos importantes». Wojciechowski, que ha visitado España la semana pasada, se ha reunido con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, a quien le ha trasladado esta buena impresión inicial previa al examen pormenorizado de la propuesta española.

«Evidentemente tenemos que analizar las más de 4.000 páginas que componen el plan», ha precisado el comisario, que ha valorado que recoge todos los aspectos importantes como «los pagos redistributivos y los ecoesquemas». Ha destacado que el plan español incluye medidas para el secuestro de carbono, un aspecto «muy importante para el futuro» ya que la Comisión está preparando una propuesta para que los agricultores puedan recibir unos ingresos gracias a las buenas prácticas en el secuestro de carbono.

El comisario ha lamentado que en el conjunto de la Unión aún hay ocho países que no han remitido su plan, si bien espera que en junio se pueda conseguir contar con 27 «muy buenos planes estratégicos». El ministro de Agricultura, Luis Planas, se ha mostrado orgulloso del Plan presentado por España; más de 4.000 páginas después de tres años con más de 500 reuniones para redactar un documento que es una «apuesta por la sostenbilidad, el respeto ambiental y la rentabilidad agraria».

«Ministro comunista». En su encuentro con las organizaciones agrarias, Wojciechowski ha charlado con Pedro Barato (ASAJA), Miguel Padilla (COAG), Lorenzo Ramos (UPA) y Ángel Villafranca (Cooperativas Agro-alimentarias). El sector le ha trasladado a Wojciechowski la posibilidad de extender el ámbito de aplicación de la Ley de la Cadena, que ha sido recientemente modificada en España, a toda la Unión Europea. En ese sentido, el comisario ha adquirido el compromiso de que en la próxima reforma de la directiva comunitaria «nadie pueda cobrar por debajo de los costes de producción».

Por su parte, Barato le ha «dicho al comisario de Agricultura en la reunión que si tenía conocimiento de que tenemos un ministro comunista de Consumo que está poniendo en peligro la viabilidad de muchas explotaciones de carne», ha indicado Barato después del encuentro. El presidente de ASAJA ha señalado la necesidad de convivencia entre la ganadería extensiva e intensiva; de hecho ha puesto como ejemplo el ganado que nace en extensivo y luego pasa a engordarse en cebaderos intensivos. «Es ese el modelo» actual y lo ve necesario para alimentar también a una población mundial creciente. Algo en lo que ha coincidido Miguel Padilla: «A veces no todo puede ser extensivo».

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha agradecido a Wojciechowski sus declaraciones sobre la «calidad» de la carne española en un momento en el que se ha puesto en cuestión tras las declaraciones de Garzón. Ramos, que se había reunido un día antes con el ministro de Consumo para «aclarar las cosas», ha recalcado que le dijo que la «calidad de la carne de España no se puede poner en duda ni entredicho». Ramos también le ha dicho al comisario europeo que «la UE debe cuidar a la agricultura y ganadería familiar y profesional, que es la gran mayoría y produce alimentos sanos y saludables», además de que es el modelo «más sostenible» y el que mantiene la vida del medio rural.

Ramos ha vuelto a reclamar un distintivo de calidad para los alimentos producidos en explotaciones de agricultura y ganadería familiar, porque «es una garantía para el consumidor» y, según ha indicado, las macrogranjas y los fondos «solo quieren ganar dinero y si no lo ganan se irán a otros sitios donde la mano de obra y la tierra sean más baratos». Barato ha respaldado la solicitud de Ramos de este etiquetado específico.

El secretario general de COAG, Miguel Padilla ha lamentado la entrada en el sector agrario de los fondos «especulativos» de inversión, que están apostando por sectores e industrias que en un futuro les generen beneficios. «Muchas empresas españolas de la actividad agraria están ya participadas al 50% por fondos o capitales ajenos al sector, y lo que está produciendo es una reconversión y la salida de muchas explotaciones medianas y pequeñas del sector», ha indicado.

Ángel Villafranca, de Cooperativas Agro-alimentarias, ha hecho hincapié en la rentabilidad de las explotaciones. Los planes estratégicos «tienen que ser debatidos y aprobados rápidamente para que en 2023 pueda entrar en vigor la nueva PAC», ha señalado. Pero ha añadido que «no puede haber unas políticas verdes en números rojos para agricultura y la ganadería. No podemos abandonar la economía, y hay una parte social que hay que cuidar si queremos mantener nuestros pueblos», ha señalado.

 

En Bruselas no dan importancia al alza en los costes de producción.

El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha pedido a la Comisión Europea que adopte medidas o coordine la acción de los distintos países para responder a la subida de los precios de la energía, los fertilizantes y el transporte. «Es obligación de la Comisión Europea o adoptar medidas o coordinar las medidas de los Estados miembros. No podemos ir cada uno por nuestro lado, hace falta una unión», indicó el ministro a su llegada al Consejo de ministros de Agricultura de la UE. «Preocupa la subida del precio de la energía, las materias primas, los fertilizantes y el transporte», ha dicho Planas, que ha añadido que «aunque se apunta alguna señal positiva en algún caso», la situación en general sigue siendo «preocupante». España no solo pide medidas, sino que Bruselas «coordine la actuación de respuestas de los Estados miembros».

Diecinueve países ya pidieron lo mismo en la reunión del pasado diciembre, cuando la Comisión Europea ya estimó «que no era oportuno» adoptar medidas en respuesta a esas subidas. En esta ocasión, el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, ha evitado hablar de medidas adicionales a nivel europeo ante el impacto del auge del precio de fertilizantes en la agricultura europea, desoyendo así las demandas de España.

En su intervención ante los ministros europeos, Wojciechowski ha señalado que el encarecimiento y disponibilidad de fertilizantes es «de gran preocupación» para el Ejecutivo europeo pero pese a compartir el diagnóstico y decir que vigila la situación de los mercados y está lista para intervenir, Bruselas desoye las peticiones para una acción coordinada a nivel de la UE y no plantea por el momento medidas extraordinarias. Así, insta a España y otros países a acudir a las ayudas estatales, que financian los Estados, para apoyar a los productores en el corto plazo. De hecho, este instrumento ya ha sido empleado por los Veintisiete, que de media han usado 290.000 euros para reforzar al sector primario, ha indicado el comisario polaco.

Sin embargo, Planas ha demandado que la Comisión ejerza su liderazgo. «Pedimos no solo que autorice a tomar medidas nacionales, sino que ejerza el liderazgo que le corresponde a la Comisión Europea: que coordine la actuación de respuesta de los Estados miembros ante la situación de los mercados», ha indicado el titular de Agricultura.