scorecardresearch

«En una década España puede tener soberanía energética»

L.G.E.
-

Page participa en un debate con Mañueco sobre los Next Generation y garantiza que «tenemos una maquinaria tremenda para aplicar los fondos europeos»

Fernández Mañueco y Page participaron en el debate ‘Los fondos Next Generation y las Comunidades Autónomas’ - Foto: Juan Lázaro

«Europa está en un momento en que de todas las crisis hace necesidad y de todas las necesidades, virtud». El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, tiene claro que «estamos ante una de las mejores etapas de la Unión Europea» y eso que recuerda que no hace tanto estuvo tambaleándose por la crisis de 2007. Sin embargo, ahora ve que ante los obstáculos, el proyecto europeo se está fortaleciendo. Asegura que el Brexit ha sido un «estímulo enorme para que Europa tome conciencia de que el camino no puede ser hacia atrás». Y también cree que la unidad del Viejo Continente se ha reforzado ante la pandemia y ahora también incluso con la guerra de Ucrania. 

Estas fueron algunas de las reflexiones que ha compartido Page en un debate organizado por la Universidad Carlos III junto con el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el eurodiputado de Ciudadanos, Luis Garicano. 

Hilando con todas las repercusiones que está teniendo la guerra de Ucrania en el ámbito de los combustibles o el gas, Page avanzó que «a la vuelta de una década España puede ser un país que tenga soberanía energética». Apuntó que poder decir eso «es mucho» y lo argumenta por la apuesta que se ha hecho por las energías renovables y porque España tiene sol, viento y tierra para instalar esos parques eólicos o fotovoltaicos.

«En una década España puede tener soberanía energética»«En una década España puede tener soberanía energética» - Foto: Juan LázaroPrecisamente parte de los fondos europeos de recuperación se pueden destinar a la transición ecológica. «Tenemos una maquinaria tremenda para aplicar fondos europeos», garantizó el presidente de la Junta hablando de tanto de su comunidad autónoma como de la otra Castilla. «Sé que si es por Castilla y León y por Castilla-La Mancha, van a funcionar bien», recalcó. 

El presidente de la Junta  cree que «va a ser hasta difícil hacer balance de resultados de los fondos europeos», pues augura que «va a llegar a muchos sitios». Además aclara que «hay tanto dinero en marcha que el que se queja es porque busca un agravio y hacer política barata».

Page señaló que no es la primera vez que en España se tiene que invertir mucho dinero procedente de la Bruselas y apunta que «lo ha hecho muy bien en el pasado». Por eso se muestra esperanzado del impacto positivo de esta inyección de dinero. «No tenemos que inventar la pólvora, sino hacer como hicimos en los años ochenta», expuso. 

«En una década España puede tener soberanía energética»«En una década España puede tener soberanía energética» - Foto: Juan LázaroEso sí, a diferencia de los ochenta, ahora se busca implicar a la inversión privada. «Esto depende de cómo lo hacen los gobiernos y de cómo lo hace el sector privado», apunta. Al igual que avisa de que estos fondos no vienen a resolver los problemas del país ni a tapar baches, también advierte a las empresas de que mejor no los utilicen para sus balances. 

Mañueco cree que se pasa «de puntillas» sobre el debate de qué España queremos

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, apuntó que él tuvo la oportunidad de preguntar a Von der Layen «cuál es la Europa que queremos, ¿la de las grandes ciudades y polos industriales y empresariales o una Europa en la que haya actividad económica y población y a lo largo y ancho del territorio?». Reconoce que hay una tendencia de desplazamiento a las grandes ciudades y la costa. Lamenta que «esa reflexión sobre qué Europa, qué España queremos es uno de los debates sobre los que está pasando el actual Gobierno de puntillas». 

Garicano prevé que de nuevo se van a gastar los fondos en construcción

El eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano explica que en Bruselas piden reformas a cambio de dar esta financiación, pero que al final les basta con una «reformilla para cubrir el expediente» y que lo que buscan es que «se gasten el dinero». Por eso no ve claro que con estos fondos europeos se consiga la transformación que se pretendía. «Por razones buenas o malas, estamos cayendo en lo de antes, en gastar en construcción», avisa.