scorecardresearch

Horche recobra la tranquilidad sin la okupación

Beatriz Palancar Ruiz
-

Hace un año, los vecinos de este pueblo de la Alcarria salían a manifestarse masivamente por las calles de su pueblo pidiendo ayuda por la situación de inseguridad que se había generado en el pueblo la presencia de okupas en dos bloques de viviendas

Uno de los bloques de viviendas okupado en Horche hace un año. - Foto: Javier Pozo

Hace un año, los vecinos del pueblo de Horche salían a la calle de forma masiva porque ya no podían más. La situación se había vuelto insostenible. La plataforma vecinal Defiende Horche convocaba una manifestación que ocupó las portadas de varios medios nacionales y provinciales. Pedían una intervención inmediata para acabar con los problemas de inseguridad que se repetían en el municipio, y que se habían agravado en los últimos meses, por la presencia de okupas en dos bloques de viviendas de la localidad.

"No tiene nada que ver lo que estábamos viviendo el año pasado por estas fechas a lo que estamos viviendo este año. El malestar general que había en el municipio y en el pueblo. Nos rompieron la paz social de nuestro municipio, que estamos cerca de los tres mil habitantes, y todo eso hace mella en los vecinos", recuerda el alcalde de Horche, Juan Manuel Moral, quien asegura que "la situación ha cambiado muchísimo. Ahora mismo, no tenemos okupas. La propiedad de esos pisos es del banco y están intentando rehabilitarlos".

Desde esa concentración, se tomaron medidas. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Horche instaló cámaras de vigilancia en las dos zonas conflictivas y en otros puntos estratégicos de entrada al municipio. No obstante, el momento definitivo llegó en el otoño con el desalojo. Primero, en el bloque de 92 viviendas conocido como Las 3.000, de las que 47 estaban habitadas por familias okupas y 11 alquiladas; y posteriormente en el edificio situado en la confluencia de las calles Cristóbal Pérez con Segunda Travesía del Lobo, donde había okupados nueve de sus once pisos.

El Ayuntamiento de Horche colocó cámaras de seguridad en puntos conflictivos o sensibles de la localidad.El Ayuntamiento de Horche colocó cámaras de seguridad en puntos conflictivos o sensibles de la localidad. - Foto: Javier Pozo

"Nosotros pusimos cámaras de vigilancia en distintos puntos del municipio porque teníamos delincuencia. Y la propiedad, una vez que desalojó las viviendas okupadas, contrató a dos personas de seguridad que permanecen día y noche, tabicó puertas para evitar el acceso a esas viviendas", relata el alcalde horchano.

El Ayuntamiento de Horche, como ha dado a conocer a este periódico Juan Manuel Moral, ha concedido licencia de obra a la propiedad de esos edificios para que empiece una rehabilitación de las viviendas, que en muchos casos están tapiadas o que carecen de contadores de suministros, para su venta.

Desde la plataforma Defiende Horche, están satisfechos de cómo ha cambiado la situación un año después de la manifestación pero prefieren mantener la cautela. Recuerdan que las viviendas estuvieron okupadas mucho tiempo y que fue en los últimos meses cuando se produjo un efecto llamada que volvió la convivencia insostenible: "Poco a poco nos hemos ido adaptando. Tenemos miedo porque los pisos siguen ahí. Es verdad que están desmantelados y una de las peticiones que hicimos a la propiedad es que los vigilase y los inhabilitarse para que no pudiera volver a meterse gente. No te lo terminas de creer porque son muchos años. Estamos a la expectativa por las personas que quedan aquí por si pueden volver a llamar a otros que okupen. Ha habido un cambio radical en el pueblo. Había muy inseguridad e intranquilidad en el pueblo. Ahora mismo, esa sensación ha cambiado. Estamos bastante contentos pero con cautela. A ver cómo gestiona la empresa el futuro de esos bloques", declara el portavoz de la plataforma Fernando García Chiloeches un año después de una concentración que les situó en el centro del mapa de la okupación y puso de relieve un problema que existía en otros municipios de la provincia como Alovera, Cabanillas o El Casar. 

El Ayuntamiento de Horche colocó cámaras de seguridad en puntos conflictivos o sensibles de la localidad.El Ayuntamiento de Horche colocó cámaras de seguridad en puntos conflictivos o sensibles de la localidad. - Foto: Javier Pozo