scorecardresearch

Aike reflexiona ante la instalación de parques fotovoltaicos

Redacción
-

El grupo municipalista apuesta por las energías renovables siempre que se limite el impacto en el paisaje y la biodiversidad, por lo que plantea una serie de medidas que garanticen un crecimiento controlado y respetuoso con el entorno

Jorge Riendas, Susana Martínez y David Cuevas. - Foto: Prensa Aike

El grupo municipalista Aike -A Guadalajara hay que quererla- a través de su concejal en el Ayuntamiento, Jorge Riendas, David Cuevas, miembro de Aike y la presidenta de la formación, Susana Martínez, han presentado una propuesta medioambiental transversal que implicará límites a la instalación de parques solares, garantizando su desmantelamiento cuando dejen de funcionar, revertir los beneficios en las pedanías, conservación de las zonas de cultivo y la utilización de tejados de edificios municipales o naves industriales donde el impacto sean mucho menor.

"El incremento de la instalación de parques fotovoltaicos en nuestra provincia y nuestro término municipal, especialmente en las pedanías, hace que traslademos esta propuesta al Pleno. En el caso de esta energía el impacto en el paisaje y en la biodiversidad es enorme, por ello pensamos que es necesaria una reflexión, no todo en la energía solar es beneficioso, hay que analizar y para ello necesitamos los órganos de participación, especialmente el Consejo de Medio Ambiente" explica Susana Martínez. "Desde Aike creemos que es importante la reflexión para llegar a la regulación de cuánto término queremos que esté ocupado por placas solares, cuánto se puede asumir sin afectar negativamente el cultivo, la ganadería o el turismo, por cuánto tiempo se utilizarán estas infraestructuras y que sucederá después, qué otras alternativas existen para instalar placas solares de autoconsumo," añade la presidenta de la formación.

"Después de mantener reuniones con colectivos ecologistas y colectivos provinciales y locales como APAG, hemos percibido que tienen en común una gran preocupación por las grandes extensiones que quedarían ocupadas con estas instalaciones, mostrándose reticentes ante la masificación de parques solares que casualmente siempre se implantan en las mejores tierras de labor, las de mayor insolación, las más planas, las más productivas. Ya se ha ocupado mucho espacio de cultivo por la logística, se pueden aprovechar esos corredores de naves industriales para evitar la merma de recursos y frenar el impacto medioambiental que suponen estas corrientes especulativas," explica Riendas.

El portavoz de la formación municipalista ha expresado que "desde diferentes colectivos y sectores se viene defendiendo desde hace meses la necesidad de establecer límites ante la descontrolada reconversión de terrenos agrícolas. Actualmente, asistimos con preocupación a un aumento exponencial de solicitudes de licencias para recalificar tierras de cultivo para la puesta en marcha de proyectos privados de parques fotovoltaicos que se suman a los ya existentes en la provincia de Guadalajara . En nuestro término municipal tenemos en proceso demasiadas autorizaciones… más de doscientas hectáreas entre Usanos, Taracena, Iriépal, Valdenoches y Guadalajara".

David Cuevas, miembro de la formación municipalista ha añadido que entre los acuerdos se pide la regulación para la explotación de la energía solar en el término municipal limitando su impacto, el depósito de una fianza para garantizar el desmontaje de la infraestructura una vez acabe su vida útil, la colocación de placas solares en edificios y naves industriales, asumir un compromiso con las pedanías para revertir en ellas al menos el 75% de los ingresos fiscales que se generen con la instalación y explotación de parques fotovoltaicos en su territorio.

Desde AIKE apoyan el aprovechamiento de la energía solar como alternativa a los recursos fósiles, pero les inquieta el modelo de implantación masiva en el espacio natural del término municipal y la provincia. Desde la formación municipalista apuestan por el ahorro energético y el autoconsumo, y así lo han demostrado presentando enmiendas para favorecer las ayudas a la instalación de placas solares sobre edificaciones. Entienden que desde las administraciones se deben promocionar las energías renovables, pero de una forma racional y sostenible, por lo que prefieren que la instalación de placas solares se realice sobre espacio ya urbanizado, como pueden ser los tejados y cubiertas de edificios públicos, en edificios de viviendas para autoconsumo, así como la implantación de instalaciones solares de mayor tamaño en los tejados de naves industriales.