scorecardresearch

La incertidumbre eleva el interés en los planes de pensiones

La Tribuna
-

Conocer qué necesidades vamos a tener en el momento de la jubilación y el nivel de vida son algunas de las claves para poder optar a la solución más adecuada

La incertidumbre eleva el interés en los planes de pensiones - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez Eugenio Gutiérrez Mart

La población cada vez es más consciente de la importancia de ahorrar y contar con un ingreso extra para cuando llegue el momento de la jubilación. Encontrar la mejor manera de complementar la pensión se ha vuelto una prioridad para muchas personas. Este crecimiento en la contratación de planes de ahorro viene, en parte, derivado de la incertidumbre que existe alrededor de la sostenibilidad de las pensiones públicas. La gente ha empezado a plantearse qué puede hacer para poder disfrutar de su retiro de la manera más tranquila posible. Para ello, existe una amplia variedad de productos que permiten a los usuarios ir separando dinero de manera periódica, invertirlo y planear el futuro con una fuente de ingresos extra. En este sentido, los planes de pensiones, tanto individuales como de empresa, son una gran alternativa, ya que ofrecen al cliente la posibilidad de adaptar el producto en función de su perfil y sus necesidades.

Además, cuentan con algunas ventajas que los convierten en uno de los productos de ahorro más atractivos del mercado. Para la directora de Ahorro y Pensiones de Banco Sabadell Vida y Pensiones, Esther Pichardo, «los planes de pensiones son productos pensados para el ahorro a largo plazo y sus inversiones se realizan con este objetivo temporal. Pocos productos existen con un horizonte temporal tan largo». Igualmente, es importante destacar que, al estar supervisados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), su solvencia y su funcionamiento están totalmente controladas.

Otro aspecto importante es la fiscalidad que ofrecen. Se trata de los únicos productos, junto a los planes de previsión asegurados, que permiten a los clientes disfrutar de reducciones fiscales en el IRPF por el importe aportado. Estas ventajas admiten un máximo de 2.000 euros anuales hasta el 1 de enero de 2022; a partir de entonces, según los Presupuestos Generales del Estado presentados, el importe podría reducirse a 1.500 euros al año.

La incertidumbre eleva el interés en los planes de pensionesLa incertidumbre eleva el interés en los planes de pensiones - Foto: Arturo PérezPero ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar un plan de pensiones? En primer lugar, hay que analizar la oferta. Hay diferentes tipos de planes de pensiones en función de diferentes aspectos como el horizonte temporal planteado, o si la inversión es en renta fija o variable. Por ejemplo, los planes de pensiones ciclo de vida de la entidad –Sabadell Planes Futuro–, tienen como horizonte el momento de la jubilación y va adaptando anualmente las inversiones según evoluciona el perfil del cliente. Esto hace posible que la gestión se adapte a cada persona, ajustando de manera automática sus inversiones y reduciendo el riesgo cuando se va acercando el momento de la jubilación. De este modo, la cartera se adapta a los diferentes momentos de su vida y es más fácil planificar la jubilación sin sobresaltos.

Sabadell ofrece unos incentivos por movilizaciones de planes de pensiones a partir de 4.000€sin importe máximo de incentivo a abonar, por lo que se puede obtener un incentivo económico del 6% con compromiso de permanencia de 9 años por trasladar su plan de pensiones de otra entidad.

Asimismo, es fundamental que cada cliente conozca cuál es su capacidad de ahorro y sus objetivos. Lo más común es que cuando se es joven la posibilidad de ahorrar sea menor y que esta aumente a lo largo de los años. Por ello, los planes de pensiones permiten que las aportaciones vayan variando con el paso del tiempo y se incrementen a medida que las condiciones salariales mejoren.

Además, el perfil de riesgo de cada persona también es clave. Normalmente, los ahorradores más jóvenes, que cuentan con más margen de tiempo hasta la jubilación, suelen ser más agresivos y pueden asumir un riesgo mayor. Sin embargo, aquellos clientes de edad más avanzada acostumbran a ser más conservadores y acuden, sobre todo, a la renta fija. «Una de las variables más importantes en los planes de ciclo de vida de Sabadell es el horizonte temporal, con mayor presencia de la renta variable en inversiones a largo plazo y, a más corto plazo, mayor presencia de renta fija».

En este punto, son muchas las personas que se preguntan cuál es la cantidad adecuada que deberían destinar a su plan de pensiones. Para poder dar respuesta de la manera más eficaz, es recomendable analizar diferentes aspectos. Por ejemplo, hay que pensar en qué nivel de vida se quiere mantener cuando llegue el momento de jubilarse. Y no se trata de una cuestión trivial, tal como indica Pichardo, «no necesitará la misma pensión una persona que tenga aún algún hijo a su cargo que otra que no lo tenga; o la que desee viajar frente a la que prefiera quedarse en casa». Para poder llevar a cabo este estudio correctamente lo recomendable es realizar una previsión de los ingresos (pensión pública, alguna vivienda en alquiler, etc.) y los gastos (vivienda, seguros, alimentación, ocio, etc.) que cada persona calcula tener a partir de su jubilación.

Para finalizar, es fundamental que la población sea consciente de la importancia que tiene pensar e invertir en alternativas que ayuden a incrementar la pensión pública. Por ello, desde Banco Sabadell insisten en que la edad es clave y que cuanto antes se empiece a ahorrar, más fácil será alcanzar el objetivo marcado y menos dinero será necesario para lograrlo. En esta línea, por ejemplo, a una persona joven de hasta 35 años le bastaría con destinar un 10% de sus ingresos mensuales, mientras que la cantidad se duplicaría para aquellas que sean más mayores.