scorecardresearch

Campaña informativa sobre velocidad segura en zona urbana

Redacción
-

La DGT y ayuntamientos del Corredor del Henares lanzan un vídeo que se difundirá en redes sociales recuerda los nuevos límites de velocidad que entraron en vigor hace un año

Campaña informativa sobre velocidad segura en zona urbana - Foto: Javier Pozo

La Dirección Provincial de Tráfico (DGT) va a poner en marcha junto con los ayuntamientos de Guadalajara, Alovera, Azuqueca de Henares, Cabanillas del Campo y Marchamalo una campaña informativa y de concienciación sobre las velocidades seguras de circulación en zona urbana.

Coincidiendo con el primer año desde la entrada en vigor de los nuevos límites en zona urbana, la Jefatura Provincial de Tráfico ha elaborado un vídeo, que se difundirá a través de las redes sociales de los ayuntamientos, con un recordatorio de la normativa vigente (fundamentalmente, la limitación de la velocidad máxima a 30 km/ en calles de un solo carril por sentido) e información sobre las ventajas de circular más despacio.

La subdelegada del Gobierno de España en la provincia de Guadalajara, Mercedes Gómez, ha destacado que "se trata de un cambio con el que ganamos todos, porque esta norma es una herramienta para un nuevo modelo de ciudad más seguro y habitable". Gómez ha subrayado también la importancia del trabajo conjunto y colaboración entre todas las administraciones implicadas para la mejora de la movilidad en nuestra provincia.

Por su parte, el director provincial de Tráfico, Juan José Arriola, ha resaltado que "la medida se enmarca dentro del enfoque sistema seguro que guía la política de seguridad vial, poniendo en el centro del sistema a las personas, y en particular a los usuarios más vulnerables". En este sentido, ha asegurado que "el nuevo límite 30 km/h supone un paso de gigante para la reducción de atropellos y sus consecuencias".

Menos atropellos un año después

Teniendo en cuenta que parte de los datos son provisionales a 24 horas, en el primer año de vigencia de los nuevos límites de velocidad -entre el 12 de mayo de 2021 y el 11 de mayo de 2022-, se registraron en la provincia 42 atropellos con la consecuencia de tres heridos hospitalizados y 39 heridos leves. Mientras tanto, entre el 12 de mayo de 2019 y el 11 de mayo de 2020 (con un periodo afectado por limitaciones de movilidad por el estado de alarma), se registraron 46 atropellos con la consecuencia de un fallecido, 10 heridos hospitalizados y 35 heridos leves. Estos datos indican un leve descenso en el número de global atropellos, pero lo más significativo e importante es la menor gravedad de los lesionados: ningún fallecido y un 70% menos de heridos hospitalizados.

Motivos para el cambio

La probabilidad de fallecer por atropello a 50 km/h es del 90% y a 30 km/h es del 10%; la distancia de frenado se reduce a la mitad, y circulando a 50 km/h por una calle con un único carril, las probabilidades de sortear un obstáculo que aparezca de repente -por ejemplo, un niño- son realmente escasas.

El cambio se apoya en que, en el sistema actual de transporte urbano, sólo el 20% de las calles soporta el 80% del tráfico urbano. Son las vías de entrada y salida de la ciudad y las que enlazan los nudos de distribución entre los barrios las que precisan 40 ó 50 km/h para garantizar la necesaria fluidez. El restante 80% únicamente soporta el 20% del tráfico y se usa para salir o llegar a nuestro destino, y aquí es donde el calmado del tráfico a 30 km/h adquiere todo su sentido.

El automóvil seguirá siendo imprescindible para muchos desplazamientos obligados, pero no debe ser el actor principal de la movilidad urbana, especialmente en trayectos cortos, y en términos de consumo de espacio, calidad de vida y sostenibilidad.

Asimismo, el cambio es una oportunidad única para profundizar en un nuevo modelo de ciudad con entornos y calles que favorezcan la circulación a menor velocidad a través de condiciones y elementos de diseño urbano que posibiliten una convivencia segura entre los más vulnerables y los vehículos. De esta forma, se incentiva el cambio hacia ciudades más seguras y habitables.