scorecardresearch

Emoción, lágrimas y solidaridad hacia los refugiados en C-LM

EFE
-

Las emociones a flor de piel entre las familias que van a acoger a los 58 refugiados ucranianos, fundamentalmente niños, mujeres y ancianos, que han podido salir de su país huyendo de la guerra y han llegado en autobús a nuestra región.

 Emoción, lágrimas y muestras de solidaridad a raudales se ha vivido entre las familias que van a acoger a los 58 refugiados ucranianos, fundamentalmente niños, mujeres y ancianos, que han podido salir de su país huyendo de la guerra y este sábado han llegado en autobús a Ciudad Real.

La Asociación Ciudad Real en Ayuda al Niño (CREAN) fletó el pasado martes un autobús desde la capital manchega hasta la frontera de Polonia con Ucrania, donde hace unos días recogió a los refugiados ucranianos pertenecientes a 14 núcleos familiares, que a partir de este sábado serán acogidos por otras tantas familias de la provincia ciudadrealeña.

El presidente de CREAN, Ramón Serrano, ha explicado a Efe que el viaje de los refugiados se ha completado con éxito después de que se organizara desde España toda la logística se organizara para poder recoger en la frontera a estas personas "que huyen desesperadamente de una guerra injusta", ha apuntado.

Emoción, lágrimas y solidaridad hacia los refugiados en C-LMEmoción, lágrimas y solidaridad hacia los refugiados en C-LM

Serrano ha asegurado que la solidaridad de los ciudadrealeños no tiene limite, hasta tal punto, que todas las familias que han venido a España en este autobús, desde el primer día que se montó la expedición tenían ya garantizadas familias de acogida.

"Son muchas las familias que han acudido a la asociación ofreciendo sus casas y viviendas para acoger a los refugiados, hasta el extremo que estamos pensando en fletar a finales de mes uno o dos autobuses más para recoger a más familias en la frontera", ha añadido.

El presidente de CREAN ha comentado que tras la tramitación de la documentación en el momento de la llegada, que se ha realizado en un edificio cedido por el Ayuntamiento de Ciudad Real, los refugiados pasarán su primera noche ya en casa de las familias de acogida.

Emoción, lágrimas y solidaridad hacia los refugiados en C-LMEmoción, lágrimas y solidaridad hacia los refugiados en C-LM

Vitali Chumachenko, un joven ucraniano de 15 años que ha llegado junto con su madre y su abuela, y uno de los pocos refugiados que habla castellano, ha querido agradecer a los medios de comunicación, en nombre de todos los demás, la solidaridad de España para acogerlos durante este tiempo.

Asimismo, ha relatado que el viaje desde Polonia hasta España ha sido "muy duro", pero ha puntualizado que más duro aún fue el viaje que tuvieron que hacer desde su ciudad natal hasta la frontera, llevando encima todos sus enseres.

Chumachenko ha dicho señalado que está especialmente contento por poder haberse encontrado con su "familia en España", aunque, ha reconocido que lo que más le gustaría es poder regresar cuanto antes de nuevo a su país porque la guerra haya acabado.

"Me gustaría volver cuanto antes con mi familia a Ucrania, a mi casa, con mis amigos, y poder reunirnos todos", ha manifestado el joven refugiado, que ha señalado que de momento cree que se quedarán dos meses en España, si bien, ha reconocido que todo dependerá de lo que dure el conflicto bélico.

También ha confesado a los medios que "pocos imaginaban" que podría haber una guerra, y que personalmente "no podía creer que Putin hiciera esto, que creo que no es soportable ni legal".
Aunque el menor refutiado se ha mostrado convencido de que los militares ucranianos "pueden salvar nuestro país, a nuestras familias y a toda la gente que está ahí".