scorecardresearch

Ribera suavizará el recorte a las eléctricas

Europa Press
-

La vicepresidenta para la Transición Ecológica afirma haber encontrado "actitud positiva" en Iberdrola: "Sienten o dicen que quieren arrimar el hombro, eso es lo importante"

Ribera suavizará el recorte a las eléctricas - Foto: Eduardo Parra Europa Press

Teresa Ribera ha asegurado este jueves en el Pleno del Congreso que el Gobierno no quiere aplicar el recorte de beneficios extraordinarios a las eléctricas por la escalada de precios en el gas cuando suministren energía a las industrias a "precios razonables".

Concretamente, ha afirmado que el objetivo es no aplicar este recorte a "quienes garanticen 'exnovo' precios estables que no internalicen la evolución del precio del gas", con el fin de "impulsar la cobertura de precios razonables para la industria".

Antes, la vicepresidenta ha anunciado su intención de "completar" este plan de choque "en las próximas semanas" con "medidas adicionales que garanticen la cobertura con contratos bilaterales y precios razonables precios a la escalada para los consumidores industriales" y también "reforzar la posición" de aquellos consumidores vulnerables acogidos al bono social.

Asimismo, Ribera ha incidido en que "las previsiones de septiembre (cuando se aprobó este decreto ley) han quedado desfasadas", algo que "obliga a revisar medidas adoptadas ya" y "adaptarlas".

 

Negocia las condiciones para nuevos contratos a precio estable   

Tras el debate de convalidación, la vicepresidenta Ribera ha explicado a los medios de comunicación que en estos momentos el Gobierno negocia con eléctricas e industria las condiciones de los contratos de suministro para la industria, ante la escalada sin fin del precio de la electricidad, por encima de las previsiones del Gobierno.

"La industria necesita que esto se produzca, si no, es muy difícil que pueda afrontar el encarecimiento súbito que tiene el mercado diario y lo más razonable es ponernos de acuerdo en la duración de esos contratos", ha explicado.

En este sentido, ha señalado que, a la hora de formalizar estos contratos, en caso de que se suscriban a precios anteriores a esta escalada, serían las eléctricas las que asumirían el riesgo --"salvo que se trate de su propia generación"--.

Este mismo miércoles, la vicepresidenta planteó que una de las cuestiones en las que trabajaba el Gobierno para facilitar contratos estables de suministro a plazo fijo era la participación pública a través de avales, en línea de los del fondo para fomentar el suministro estable a la industria electrointensiva.

 

Disposición de las eléctricas a no revisar al alza sus precios   

Preguntada por las reuniones mantenidas estas semanas con las empresas eléctricas al respecto, Ribera ha asegurado que "están mostrando su disposición a no revisar al alza sus precios", además de lo cual el Gobierno les pide "que exploren cuánto más pueden ofrecer" a los precios anteriores a la escalada.

La razón para propiciar nuevos contratos a precios asequibles responde a que la industria, ha explicado Ribera, "sólamente tiene contratado un 20-30%" de su suministro a precios fijos, dependiendo del suministro en el mercado mayorista, y por tanto dependiente de la evolución diaria. "La afección a la industria es mucho más alta de lo que pensábamos", ha resumido.

Respecto a la reunión mantenida este miércoles con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, Ribera ha reconocido que fue "una reunión larga, intensa", en la que ambas partes manifestaron sus "distintos puntos de vista", pero ella se queda con que "se entiende que en momentos excepcionales hay que arrimar el hombro y buscar soluciones para la industria".

En este sentido, ha asegurado que entendió una "actitud positiva" por parte del directivo. "Sienten o dicen que quieren arrimar el hombro, creo que eso es lo importante", ha dicho.

Sobre la posibilidad de "precisar" los términos del recorte incluidos en el decreto ley, Ribera ha reconocido que hay partes afectadas que han pedido "desarrollar y explicar qué significa y a quién se aplica" cuando se establece el recorte "a centrales de generación que hayan interiorizado" los sobrecostes del gas.

"Creemos que tienen razón, que eso quedó poco explicitado y merece la pena desarrollarlo con total precisión", ha reconocido la vicepresidenta, justificando esta aclaración por seguridad jurídica. En todo caso, no ha aclarado si eso se traducirá en un nuevo decreto ley, a expensas de concretar qué cambios se introducen.

 

"Los costes reales no se corresponden con los precios"

Todo ello durante la defensa en la Cámara Baja del decreto ley con un plan de choque frente a la escalada de precios de la electricidad, y cuya principal medida es el recorte a los beneficios extraordinarios de las eléctricas, que sin asumir el sobrecoste del gas en los mercados internacionales, han recibido retribuciones muy por encima de sus costes de generación por este alza.

Ribera ha subrayado el carácter temporal de esta medida, hasta el próximo 31 de marzo, que el recorte es proporcional a la cotización del gas y que, en todo caso, no se aplica a aquellos casos en los que no haya interiorizado en sus ventas de energía el sobrecoste del gas natural ni quien "haya garantizado precios estables antes de la escalada".

La vicepresidenta ha explicado las causas que han provocado un encarecimiento del gas en los mercados internacionales y ha esgrimido que esta causa "no puede traducirse en un incremento de toda la electricidad", por lo que cree que mantener el actual mercado marginalista "no es viable" ante una situación de este tipo que se prolongue en el tiempo.

"Sobre todo cuando los costes reales de generación no se corresponden con el incremento de precios medios del sistema", ha abundado Ribera. Las estimaciones del Gobierno es que cada encarecimiento en 1 euro/MWh en el precio del gas supone en los mercados mayoristas 2 euros/MWh más, y todo ello independientemente de "cuánta energía barata" hubiera en el 'pool', debido a este funcionamiento.