scorecardresearch

El campamento urbano de Quer ha atendido a 45 familias

Redacción
-

Ha ayudado a conciliar la vida laboral y familiar de los seteros desde el 21 de junio y hasta el pasado día 9 de septiembre

El campamento ha sido subvencionado por el Plan Corresponsables - Foto: Ayuntamiento de Quer

Desde del pasado 21 de junio, y hasta el 9 de septiembre, el viernes pasado, han sido 45 familias seteras las que se han beneficiado de los servicios del campamento urbano de verano en el año 2022.

De media, ha habido entre 17 y 20 niños diarios por semana de actividad, siempre con edades comprendidas entre los tres y los catorce años. En todo caso, el Ayuntamiento ha mantenido el servicio también en semanas, como las últimas de junio o las primeras de septiembre, en las que la demanda era menor de los 15 niños.

En las dos primeras semanas de junio, hubo, por el ratio de niños y niñas, dos monitores/as trabajando con ellos. A partir de la primera semana de julio, se contrató a un monitor más,  e incluso a dos en algunas semanas, ya hasta el inicio de las clases.

Los monitores han sido seleccionados de la bolsa de empleo municipal creada por el Ayuntamiento, gracias a los fondos del Plan Corresponsables de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Una de las premisas con las que la concejalía de Bienestar Social ha diseñado el Campamento Urbano de este año ha sido la flexibilidad para adaptarse a las necesidades de las familias locales.

Así, a lo largo del verano, se han ocupado además dos de las tres plazas reservadas para niños y niñas con necesidades especiales. Igualmente, la flexibilidad horaria ha sido la máxima posible. El campamento abría sus puertas a las 7 de la mañana y las cerraba, pasadas las 16 horas, siempre que hubiera familias que lo necesitaran.  

De la misma manera, la flexibilidad en las comidas, también ha sido la máxima. Los niños y niñas podían llevar su propia comida, o solicitar el catering.

El campamento ha contando con la subvención del citado Plan Corresponsables y también con ayudas municipales. El Ayuntamiento de Quer ha cedido las instalaciones del colegio público Villa de Quer, principalmente del aula de actividades múltiples que lo ha acogido, la Piscina Municipal y el parque del Valmores.

 Al ser un campamento del verano, se intentó en todo momento que los niños aprendieran, y lo pasaran bien, de forma lúdica y  dinámica. "Nos enfocamos en los talleres y manualidades basadas en el país que nos correspondía visitar ese día: pizzas de cartulina y espaguetis de arcilla en Italia; fabricamos nieve cueando fuimos a la Antártida; hicimos una clase de zumba cuando llegamos a Colombia; hemos hecho yincanas, con pruebas como por ejemplo la de completar  las banderas por piezas.... Cada día visitábamos un pais nuevo", añade Sandra.

El Ayuntamiento de Quer va a reeditar el Campamento Urbano en el presente año lectivo tanto en los días sin colegio como en periodos vacacionales de Navidad o de Semana Santa.