scorecardresearch

Las redes sociales aún no son alidadas en la igualdad

Belén Monge/EP
-

Esto es lo que recoge el estudio de investigación realizado desde la Cátedra de Género 'Isabel Muñoz Caravaca' entre adolescentes, teniendo en cuenta también la opinión de las familias y el profesorado

Las redes sociales aún no son alidadas en la igualdad

El estudio realizado por la Cátedra de Género 'Isabel Muñoz Caravaca' sobre 'El papel de las redes sociales en la generación y difusión de la igualdad en la población adolescente de Castilla-La Mancha' recoge que aunque las redes tienen un gran potencial en la conexión social en la adolescencia, el profesorado "es muy consciente" de que la erradicación de las desigualdades en el ámbito educativo es un proceso "muy lento"y de que hoy en día aún es "muy difícil" que las redes sean unas aliadas. 

Así lo desvela este estudio, realizado a través del convenio de colaboración de la Cátedra de Género 'Isabel Muñoz Caravaca' entre la Universidad de Alcalá y el Instituto de la Mujer, y presentado este jueves en Guadalajara por la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, y la directora de la cátedra de investigación, Concha Carrasco, con la asistencia también del vicerrector del Campus de Guadalajara, Carmelo García. 

Un estudio que es una continuación del realizado anteriormente pero que, en vez de centrarse en aspectos cuantitativos, se detiene más en los cualitativos, en los discursos de la población adolescente y en cómo las redes se han colado en su vida y cómo están ganando terreno a "pasos agigantados", así como "el gran potencial" que tienen para la conexión social que estos jóvenes realizan en su día a día, donde tienen que tener sentimiento de pertenencia a un grupo que hoy parece estar en este ámbito, ha señalado Carrasco.

Carrasco ha insistido en que entre los padres uno de los mayores riesgos percibidos con respecto a sus hijas sigue estando en el temor a que haya una violación en grupo y sea grabada, el riesgo de que les lleguen o les pidan fotografías de desnudos e incluso a que reciban invitaciones pornográficas, son cuestiones que están ahí y todavía les preocupan. 

Otra de las conclusiones cualitativas ha versado sobre la necesidad de profundizar en el ámbito del profesorado; en cómo las familias también se sienten con una dimensión generacional totalmente distinta, pero según Carrasco, está claro que los padres pueden realizar una labor "fantástica" en la igualdad porque "la socialización diferencial que se realiza entre chicos y chicas sigue siendo una realidad".

Además, los docentes parecen tener claro que es difícil que haya una política basada en el uso de la red social como herramienta de aprendizaje y educativa porque "no hay una política real de utilizar las redes sociales para promocionar la igualdad de chicos y chicas". 

Por ello, ha apuntado que la educación afectivo sexual es muy importante en las familias, algo que en su opinión, tal vez, se está relegando en otros agentes sociales cuando no debería ser así. "Por supuesto, las redes sociales no deberían ser los agentes que eduquen en la relación de los afectos y la vida sexual", ha precisado.

Por último, ha adelantado que en la próxima investigación que realicen desde la cátedra, si se les da permiso desde la Consejería de Igualdad, les gustaría centrarla en la formación del profesorado en formación para saber cómo pueden implantarse elementos de coeducación en el ámbito universitario y en otros ámbitos como Primaria y Bachillerato, algo esencial avanzar en estas políticas educativas. 

Por su parte, para la directora del Instituto de la Mujer, está claro que las redes sociales están a la orden del día y son utilizadas sobre todo por la población adolescente y joven, y por eso "hay que saber y conocer cuáles son las potencialidades que nos ofrecen pero también los puntos negativos, riesgos que pueden llevar a esas discriminaciones entre sexos y, por supuesto, a la violencia de género". 

Para Callado, estos estudios son importantes porque permiten tener un diagnóstico "objetivo y seguro" de la juventud de Castilla-La Mancha y sus opiniones sobre igualdad y violencia de género, "algo importante para poder avanzar y poder tener una radiografía que permita poner en marcha políticas públicas para atajar este tipo de violencia y avanzar en una sociedad igualitaria".