scorecardresearch

"Eurovisión va más allá de ganar. Formamos parte de la Historia"

María Albilla (SPC)
-

Blas Cantó asegura que lleva toda la vida preparándose para este momento. Representar a España en el Festival de Eurovisión, que se celebra mañana en Róterdam, es un sueño cumplido tras el sinsabor de la cancelación que sufrió el año pasado

"Eurovisión va más allá de ganar. Formamos parte de la Historia" - Foto: STEVEN BERNHARD

En los últimos años, España no ha obtenido pingües resultados en el Festival de Eurovisión, pero eso nunca ha sido cortapisa para que sus representantes lo den todo en el escenario para defender su país, su canción y su ilusión. Y este es el caso del murciano Blas Cantó, que viajó hace 10 días a Róterdam (Países Bajos) para dar a conocer Voy a quedarme, un tema muy íntimo con el que espera seducir a los millones de espectadores de este gran evento de la música. 

¿Por qué 2021 tiene que ser nuestro año en el Festival de Eurovisión?

Bueno, yo prefiero pensar en el éxito, pero a largo plazo, en una carrera dilatada como la de tantos artistas a los que admiro. Llevo en la música más de 20 años, pero siempre tengo la ilusión de la primera vez y estoy muy emocionado con este proyecto. 

¿Ya se ha olvidado del mal sabor de boca que le dejó la cancelación del año pasado?

Sí... Aunque la vida continúa, lo que pasó el año pasado no se puede olvidar. Ha sido un año muy dramático. Pero tengo que decir que la cancelación del año pasado al final fue un alivio para mí. Con la muerte de mi padre y todo lo que estábamos pasando supuso quitarme mucha presión. Bastante estaba teniendo ya...  Pero claro, esto mueve a un gran equipo humano. Todos entendimos que aquella era la mejor decisión.

La canción Voy a quedarme lleva intrínseca una dedicatoria muy especial... ¿por qué es para su abuela?

Ella murió el pasado 1 de diciembre por la COVID-19 y Voy a quedarme  es una canción llena de esperanza, para mí y para muchas otras personas con las que comparto historia. Parece que nos olvidamos demasiado rápido, pero la pandemia ha sucedido y está sucediendo ahora.

Escribir, crear esta canción, escucharla me ha servido para curar heridas... Ha sido algo muy especial porque al final estoy cantando en Eurovisión la canción que yo quiero y contando la historia que yo quiero. Me siento feliz.

¿Qué vamos a ver mañana en el escenario? ¿Alguna sorpresa?

Pienso que la carga emocional es muy importante en mi propuesta y en la escenografía. Es impresionante lo que ha preparado Marvin Dietmann, pero lo más importante es el mensaje y la letra de la canción. Creo que va a emocionar mucho y que eso se va a notar al otro lado de la pantalla.

¿Qué versos son los que más le emocionan de su tema?

Pues, sobre todo, el inicio. Cuando me piden que cante algo, generalmente se recurre al estribillo, pero a mi me emociona mucho cómo empieza la canción, cuando dice: Quédate esta noche para ver amanecer / Para sentir tu voz acariciándome / Quédate un segundo más, no hay nada que perder / Mientras dibujo un mar de memorias en tu piel. Es como pedir un poco más a alguien que se está yendo, un minuto más en tu vida... 

Además, canta en español. ¿Cree que esto es un punto a favor?

No sé si es un punto fuerte, pero sí sé que hay mucha gente en Europa y en el mundo que habla nuestro idioma y que cuando escuchan cantar en español vuelven a casa. Es una manera de estar juntos. A mí me pasa cuando estoy fuera, que escucho música en mi idioma y me devuelve a mi hogar. Ahora que no podemos viajar, que no podemos estar con quienes queremos, me hace especial ilusión que la canción sea en castellano.

Comentaba al inicio que ganar no era su prioridad... ¿pero no teme aquel mítico Spain, one point (España, un punto) de 1999?  

No, porque, es lo que te decía. Prefiero una carrera larga a un éxito y Eurovisión sería un éxito más. Yo me siento  muy feliz con lo que he hecho hasta ahora, con lo que estoy haciendo y con lo que voy a hacer. Somos más que números, así que no pienso en ello.

Bueno, pero un buen puesto en Eurovisión siempre será mejor trampolín para una carrera musical que un puesto en la cola.

Sí, pero también conozco muchos ganadores que no han hecho nada luego. Ganar Eurovisión no te augura un éxito o un fracaso. Es lo que pienso y lo que pongo encima de la mesa porque si no, no me hubiera presentado.

Eurovisión son muchas cosas más, es estar en un mercado inmenso solo por el hecho de estar ahí. ¿Sabes la cantidad de gente que me va a ver mañana por la noche? ¿La cantidad de gente que he conocido en este camino? Este Festival va mucho más allá de ganar o no ganar. Los que estamos aquí ya formamos parte de la Historia.

En los últimos años no logramos despegar en las puntuaciones. ¿Por qué no damos en la tecla?

No lo sé y creo que gastamos demasiado tiempo buscándole explicación a todo. Además, nosotros siempre estamos en la final por estar en el big five. Quizá el error es no hacer el proceso completo. Deberíamos plantearlo, ¿no?

¿Quién es su favorito esta edición?

Barbara Pravi, la representante de Francia. Su canción, Voilà, y ella misma, su personalidad, sensibilidad, espontaneidad... me llaman mucho la atención. Me gusta mucho su canción, también por el momento de mi vida. Creo que su tema me define muy bien en este momento.