scorecardresearch

"Hubo bandoleras en el siglo XIX que atacaban solas"

Juana Samanes
-

Desde muy joven tuvo claro que quería escribir en imágenes y se ha convertido en uno de los profesionales más respetados en esa parcela

El escritor de guiones de cine y televisión lleva más de 20 años trabajando con el director Enrique Urbizo. - Foto: IÑAKI ELIZALDE

Películas tan potentes de nuestra cinematografía como La caja 507, La vida mancha o No habrá paz para los malvados tienen detrás de sus historias al guionista Michel Gaztambide. Habitual colaborador del director Enrique Urbizu, al que le une su pasión por la lectura y el cine negro, ambos se han embarcado en el género de aventuras con Libertad, que tiene como eje el bandolerismo español del siglo XIX. Una propuesta que se estrena en los cines en formato de largometraje pero también como miniserie en Movistar +.

¿Por qué decidieron acometer una historia de bandolerismo, quizás porque era una opción super atractiva para vender a otros países?

Esto lo cuenta muy bien Enrique Urbizu. Nosotros ya en 1994 hablamos de la posibilidad de hacer una película de bandoleros, con la historia del que fue el último, Pernales. Ese proyecto se fue apagando pero siempre estuvo ahí. Después de hacer Gigantes, para Movistar +, donde ambas partes quedamos muy contentos, les planteamos una serie de bandoleros y les entusiasmó la idea. Nosotros nunca nos planteamos que esta historia podía tener venta en el extranjero. Simplemente, fue un viejo proyecto que al final se ha hecho realidad. 

¿Tuvieron que documentarse mucho en principios del siglo XIX? E, incidiendo en este tema, ¿alguno de los personajes que desfilan, Lucia La Llanera o El Largatijo están inspirados en personajes reales?

Personalmente, el siglo XIX español me apasiona, porque ahí se encuentran las fuentes para entender el mundo que vivimos actualmente. Los personajes de Libertad son totalmente ficticios pero inspirándonos en arquetipos reales. De hecho, la figura de la mujer bandolera, que puede parecer muy original, existió, algunas acompañando a sus hombres y otras que, de manera individual o en partidas, se dedicaban al asalto y al robo.

Eso lo retratan bien en Libertad, que no era fácil transitar por los caminos de España en esa época.

Así es, era complicado transitar a menos que pagaras a los bandoleros un pequeño impuesto. Sus principales víctimas eran los viajeros solitarios o los comerciantes cuando iban a las ferias de tejidos, ganado... En esa época no era fácil ni sencillo mover mercancías que tuvieran cierto valor, no solo en el sur o en el centro de España sino en otros sitios como Cataluña. 

¿Fue un reto que una historia tuviera el formato de película pero también de miniserie? 

Realmente surgió como una miniserie y la escribimos así. Pero, cuando se muestra en pantalla grande para el equipo y los ejecutivos de Movistar+, comentan que es una pena que no pueda verse en la gran pantalla. Y Enrique Urbizu y su montadora descubren que, efectivamente, hay una película dentro de la serie.