Se"disparan" las reservas rurales a partir del domingo

Belen Monge Ranz
-

El sector está expectante una vez que finalice el estado de alarma y se levante el cierre perimetral por una pandemia que, según el presidente de la Federación de Turismo y Hostelería en la provincia se llevó por delante un tercio de los negocios

Se"disparan" las reservas rurales a partir del domingo - Foto: Javier Pozo

El sector de la hostelería y el turismo en Guadalajara está expectante de cara a como pueda afectarles el final del estado de alarma y el levantamiento del cierre perimetral. Según ha señalado el presidente de la Federación Provincial de de Turismo y Hostelería de Guadalajara, Juan Luis Pajares, durante la firma de un convenio con el Ayuntamietno de la capital alcarreña,  "se han disparado las reservas" en alojamientos rurales de provincia, entre ellos también reservas de madrileños.

A día de hoy, los fines de semana de los meses de mayo y junio los alojamientos rurales están casi todos reservados, y si bien hasta ahora eran casi todo reservas de clientes de la Comunidad de Castilla-La Mancha por el cierre perimetral, se está volviendo a ver clientela de la Comunidad de Madrid, que antes de la pandemia ya suponía al menos del 60% de la clientela.

Según el presidente de la Federación, las perspectivas para el verano "no son malas" tampoco si el ritmo de vacunación sigue avanznado y no se vuelven a registrar cierres perimetrales o medidas excepcionales pero al igual que se espera que venga gente de otras provincias, también los guadaljaareños estén deseando salir de Guadalajara y habrá que ver donde se mantendrá el equilibro. 

Por lo que se refiere a Guadalajara capital, Pajares cree que el cierre perimetral ha supuesto también un incremento tanto de las compras como del ocio y hay un mayor conocimiento del ocio y la restauración de Guadalajara y cree que seguirán consumiendo. 

En cuanto a la gente del sector que se ha podido quedar en el camino por motivo de esta pandemia, Pajares ha cuantificado en aproximadamente el 32% los establecimientos y casas rurales de la provincia que se han visto obligados a cerrar sus puertas, afectando sobre todo los cierres después de Navidad y Semana Santa.

Según Pajares, muchos cerraron entonces la persiana y no la han vuelto a abrir pero ha apuntado que al igual que ha sido un momento de dificultad para muchas empresas, también ha sido una oportunidad para otras. 

Espera que muchas de la que cerraron en su día vuelvan a levantar la persiana.