scorecardresearch

García Salinas también pide la dimisión de Jaime Celada

Redacción
-

El alcalde de Cabanillas del Campo cree que el portavoz popular debe "dejar de eludir responsabilidades"

El alcalde de Cabanillas del Campo y secretario local del PSOE de la localidad, José García Salinas. - Foto: PSOE Guadalajara

El alcalde de Cabanillas del Campo y secretario local del PSOE de la localidad, José García Salinas, ha querido salir al paso este miércoles de las recientes declaraciones ofrecidas por el presidente del PP provincial, Lucas Castillo, a cuenta del escándalo protagonizado por el portavoz popular en Cabanillas, Jaime Celada, quien como es conocido, participó el pasado 31 de diciembre en un acto privado en el que se le vio cantando el 'Cara al Sol' brazo en alto, algo que ha acabado siendo noticia nacional en todos los medios de comunicación del país, "con el consiguiente daño a la imagen del municipio y sus vecinos y vecinas".

"Pasados 25 días de aquel bochornoso acto que todos hemos podido ver, el señor Celada sigue siendo concejal, portavoz popular en nuestro Ayuntamiento, presidente del PP local, y miembro de la Ejecutiva del PP provincial. A pesar de que sus jefes a nivel provincial y regional han anunciado que no repetirá como candidato a la Alcaldía, que sólo faltaría, a día de hoy no le han exigido la dimisión. Aunque sus jefes le han afeado el comportamiento, lo han hecho con la boca pequeña, tratando de poner paños calientes a lo sucedido, haciendo estúpidas comparaciones, y defendiendo analogías que no se sostienen", ha señalado Salinas. "También las 'disculpas' que ofreció el propio Jaime Celada días atrás estuvieron llenas de peros y matices insostenibles, y parecieron cualquier cosa menos una disculpa sincera", valora también el secretario local del PSOE cabanillero.

El dirigente socialista en Cabanillas del Campo ha querido recordar que, en todos estos días transcurridos desde que el 1 de enero se hizo viral el vídeo en el que se podía ver a Jaime Celada cantando el "Cara al Sol" en un restaurante de Guadalajara, el PSOE de la localidad ha preferido mantener una actitud prudente, sin cargar las tintas ante una situación que ya de por sí era escandalosa: "Hemos sido comedidos, hemos dado tiempo, hemos querido esperar a que la organización política del señor Celada tomara decisiones, pero estas han llegado tarde y mal. Es lamentable que tanto Lucas Castillo, como antes el propio Celada, hayan tratado de equiparar cantar el himno falangista, con el saludo fascista con otros himnos".

El alcalde cabanillero también ha querido recordar al PP de Cabanillas y de Guadalajara que no han sido los socialistas quienes han grabado el vídeo en el que se "cazó" el comportamiento de Celada; que tampoco el PSOE de Cabanillas ha querido utilizarlo ni difundirlo en sus redes sociales, y que la situación creada es una cuestión que atañe exclusivamente al PP local, provincial y regional: "Una vez más, este partido muestra su desorganización, su descontrol interno, su incapacidad para asumir responsabilidades, su falta de liderazgo, y su incapacidad para ser alternativa de gobierno en Cabanillas, porque ni son serios, ni son moderados. Están dirigidos por un exaltado", afirma Salinas.

El alcalde cabanillero también ha lamentado que, en su desesperación por justificar lo injustificable, el PP pretenda mezclar este escándalo con la renuncia al acta de concejal de un edil del PSOE, que dejó la corporación hace más de seis meses: "En una actuación impresentable, Lucas Castillo nos acusa de unos hechos que no se sostienen. El exconcejal al que se refiere tuvo un pleito privado, por una cuestión personal, que nada tenía que ver con su labor en el Ayuntamiento, ni con una actuación política. En ese caso, nosotros lo que hicimos fue actuar con la máxima responsabilidad: respetar la presunción de inocencia hasta que hubo una primera sentencia condenatoria, momento en el cual exigimos su renuncia, porque la condena nos parecía incompatible con ser cargo público de nuestra formación. Y él dimitió inmediatamente, renunciando a su acta a pesar de que su condena aún no es firme, y que el caso está en proceso de recursos. Quiero recordar que el PP estuvo al tanto de la situación en todo momento, y pretenden utilizarla ahora para justificar lo injustificable. Si quieren hacer analogías, que las hagan de modo completo, y que Celada asuma su responsabilidad con la misma diligencia que nuestro ex concejal: dimitiendo".

Finalmente, García Salinas ha hecho un llamamiento en defensa de la moderación y las actitudes democráticas en Cabanillas del Campo, "un municipio abierto, tolerante, joven, pujante y lleno de buenas personas que no se merecen ver cómo sus representantes públicos tienen comportamientos antidemocráticos, y que encima no asumen sus responsabilidades".