La antología póstuma y merecida de Paco García Marquina

Inmaculada López Martínez
-

La programación conmemorativa del Día del Libro organizada por la Biblioteca de Guadalajara incluyó la presentación de 'Mi paso fugaz', la última obra del escritor y poeta afincado en la provincia, recientemente fallecido

La presentación de 'Mi paso fugaz' tuvo lugar en el patio central de la Biblioteca de Dávalos. Foto: Javier Pozo

La Biblioteca Pública de Guadalajara, el baluarte cultural por excelencia de la provincia, quiso aprovechar la programación conmemorativa del Día Internacional del Libro para rendir un tributo «sencillo, honesto y sentido» a Francisco García Marquina, fallecido el pasado 7 de enero de manera repentina. Así lo expresó el director del centro, Jorge Gómez, durante la apertura de este acto celebrado el  martes y que se hizo coincidir con la presentación pública de Mi paso fugaz, la última obra del que fue uno de los escritores contemporáneos más sobresalientes vinculados a la provincia alcarreña. Se trata de una antología que recoge una cuidada selección del amplio y singular universo poético que García Marquina construyó durante más de medio siglo. «Aparte de un homenaje a un poeta extraordinario, diría que este acto es una reivindicación de su figura y de su obra como poeta ya que es de una calidad y de una profundidad extraordinarias», valoró Jorge Gómez. 
Los poetas Francisco Caro y José Luis Morales, quienes junto con Rafael Soler han sido los impulsores de este libro, se encargaron de conducir la velada acompañados por María Antonia Velasco, viuda y gran amor de Marquina. Una velada en la que no sólo se hizo un repaso detallado por la biografía «polifacética y prismática» de este audaz escritor sino que también hubo ocasión de escuchar varios de sus mejores versos por boca de los miembros del Círculo de Poesía Fernando Borlán, quienes reconocieron la excelencia de la pluma, siempre irónica y afilada, del que también fue articulista de opinión de La Tribuna de Guadalajara. 
Desde Cuerpo presente (1970) hasta No sé que buen color (2019), 24 libros editados y numerosos reconocimientos públicos han dejado constancia del buen hacer de García Marquina. El perfecto broche de oro a su carrera y, por supuesto, el mejor homenaje póstumo que se le podía hacer era culminar la edición de Mi paso fugaz, «una magnífica antología que da  idea cabal del poeta enorme que ha sido Marquina», aseveró Francisco Caro. «La primera selección, el inicio del libro lo hizo él con los poemas que aún le provocaban. Sobre ese esqueleto, nosotros fuimos añadiendo otros poemas que creemos que dicen mucho de su persona». La búsqueda del yo, la memoria, la naturaleza, la muerte y Dios son algunos de los temas recurrentes en los versos de Marquina que José Luis Morales, autor del prólogo de este recomendable libro, quiso analizar y compartir con el público asistente. «La idea de esta antología era ofrecer a los lectores actuales todos esos Marquinas a la vez rescatando libros de él que ya es muy difícil encontrar», precisó.  Pero, sin duda, Molares reconoció que la mejor manera de recordarle y agradecerle «todo lo que hizo por la poesía es leerle». Desde luego, esta merecida antología es una excelente elección.

ARCHIVADO EN: Libros, Guadalajara, Jorge Gómez, José Luis Morales, Baluarte