scorecardresearch
Javier D. Bazaga

NOTAS AL PIE

Javier D. Bazaga


¿Como una gripe, o 'gripados'?

14/01/2022

«Hemos vencido al virus». ¿Lo recuerdan? Les sitúo: son las palabras que pronunció el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en junio de 2020 en el Congreso de los Diputados en una respuesta al líder de la oposición –que entonces todavía lo era– Pablo Casado. Y en esto que Sánchez pronunciaba estas palabras, la segunda ola estaba «calentando en la banda», como dirían mis hijos.
Llevamos dos años de pandemia. Y lo que hemos podido constatar en este tiempo es que precipitarse en declararle la victoria al virus es una temeridad. Porque el virus, como las aplicaciones del móvil, se ha ido actualizando y a algunos nos ha pillado con el software desfasado.
Ahora estamos hablando de considerar la pandemia como una enfermedad endémica, es decir, tenerla bajo control como una enfermedad estacional tipo gripe, que podemos atajar con las vacunas, alguna baja y poco más. Pero esta variante, la dichosa ómicron, ha vuelto a poner en jaque a toda la sanidad del país, recuperando, e incluso superando, muchos de los niveles récord que alcanzamos en las primeras olas cuando aún no conocíamos casi nada de este virus. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguraba este miércoles que «la enfermedad pandémica poco a poco va adquiriendo características de endemia», por lo que empezará a ser considerada como tal una vez pase esta sexta ola. Lo habrán oído pronunciar, lo llaman la «gripalización» de la pandemia debido a las nuevas características que presenta la enfermedad, con el alto grado de vacunación que existe en estos momentos. «Por ello, tenemos que comenzar a valorar la adaptación a un nuevo sistema de vigilancia y control de la Covid-19 una vez superada la sexta ola, nunca antes», matizaba Darias. Y menos mal porque, como digo, precipitarse al tomarnos como una victoria sobre el virus la baja tasa de mortalidad de la variante ómicron, que lo es gracias a las vacunas, eso no se nos puede olvidar, con la Atención Primaria de nuevo desbordada por la gran cantidad de casos, sería cometer el mismo error que cuando Sánchez pronunció aquella frase.
Es cierto que es necesario empezar a contemplar «nuevos escenarios», como consideró Darias, y empezar a tomar otro tipo de mediciones para una pandemia que hemos analizado desde hace casi dos años por el número de contagios y por el número de muertes que ha provocado. Y esto nos da hoy día unos parámetros bien distintos. En este sentido, también el Gobierno de Castilla-La Mancha apuntaba a que habría que medir este virus «en términos de saturación del sistema hospitalario», decía la portavoz Blanca Fernández. Y quizás ahí esté la clave, porque es verdad que el virus ya no mata como al principio, pero nos sigue afectando en otros órdenes, y mucho.
Sin embargo, expertos europeos y la propia Organización Mundial de la Salud desaconsejan de momento bajar la guardia y tratar esta pandemia como una simple gripe. No estaría de más que, en esta ocasión, hiciéramos caso, no vayamos nosotros a acabar gripados.