scorecardresearch
Carmen Tomás

LA COLUMNA

Carmen Tomás

Escritora y periodista en información económica


Otro saqueo fiscal, en marcha

28/09/2022

El Ministerio de Hacienda está preparando una batería de subidas de impuestos. Ya sabíamos lo que para la izquierda significa armonizar y se constata que lo que pretenden es una subida masiva de impuestos y no únicamente un hachazo a los ricos, a las grandes fortunas.
Resulta increíble que, en la situación actual, sin tocar ni un euro del excesivo y muchas veces ineficiente gasto público, el gobierno prepare la artillería para seguir amasando recaudación. Hace unos días, los propios datos de la Agencia Tributaria dejaban al descubierto la recaudación extra que gracias a la subida de los precios ha logrado en apenas 7 meses. Más de 22.000 millones.
La decisión es grave porque según el BCE, las empresas están dejando de invertir en España. Básicamente no somos un país fiable. Aquí se cambian las reglas de juego a mitad de partido. La inseguridad jurídica es el pan nuestro de cada día y el resultado es fácil de pronosticar y de constatar. Además, sin inversión ya sabemos lo que ocurre, menos crecimiento y menos empleo. No debería olvidar tampoco el gobierno, que apenas han sido capaces de ejecutar el 17% de los fondos europeos que ya han llegado a España y que a este ritmo difícilmente serán capaces de obtener más, cuando serían un buen colchón para acometer reformas que lograran que España salga del letargo que nos posiciona aún como la única economía de las grandes que no ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia.
Es obvio, además, que el gobierno prepara esta subida de impuestos con previsiones absolutamente sobrepasadas por la realidad. De hecho, en las próximas horas o días, el Banco de España va a rebajar sus previsiones de crecimiento y subirá las de inflación, dejando a Calviño en evidencia. También la OCDE espera que el PIB de España sea menor de lo previsto en 2023 y que la inflación permanezca en niveles altos.
Con este cuadro macroeconómico, con los hogares endeudándose para vivir el día a día, las empresas cerrando definitiva o parcialmente, resulta escandaloso que lo único que se le ocurra a este gobierno sea subir impuestos, guardarse la recaudación extra, armar un escándalo por la política fiscal de reducir la carga de los contribuyentes de las Comunidades gobernadas por el PP, mentir mucho sobre las ayudas concedidas y no rebajar ni un euro el extraordinario gasto público, mientras sigue aumentando la deuda pública. Como siempre, las grandes fortunas acabaremos siendo todos, la clase trabajadora que es donde está lo mollar de la recaudación fiscal.