scorecardresearch

Dos tenorios para regresar a la calle

Beatriz Palancar Ruiz
-

La asociación Gentes de Guadalajara presenta dos representaciones teatrales distintas en cada uno de los escenarios, jardines del Palacio del Infantado y Liceo Caracense, que serán al aire libre y con aforo limitado

Dos tenorios para regresar a la calle - Foto: Javier Pozo

Una vez más, y esto no cambia, los miembros de la asociación Gentes de Guadalajara están mirando al cielo ante la previsión de lluvias anunciadas para todo el fin de semana. «No tenemos interior. Son tres días. Esperemos que, por lo menos uno, se nos respete. Pero no hay ningún espacio interior cubierto donde lo podamos hacer. Si llueve, llueve», señala el presidente de este colectivo encargado de la representación del Tenorio Mendocino de la capital, Felipe Sanz.

Aún con todo, la asociación Gentes de Guadalajara quería volver a la calle. El año 2020, salvaron la XXX edición de la representación con un espectáculo teatral en el Teatro Auditorio Buero Vallejo. «Somos callejeros. El Buero fue una situación de emergencia porque no había otra posibilidad. Antes de no hacer nada, lo hicimos en el Buero. Fue caótico cuando el martes se redujo el aforo del 40% al 30% con todo vendido. Creamos una función extra para que cambiaran las entradas. El espectáculo de este año, se diseñó a finales de agosto, con las limitaciones que había en ese momento. Creamos dos espacios controlados de aforo», explica Felipe Sanz, que matiza que han tenido que someterse a la capacidad mínima de los lugares de representación, Infantado y Liceo, sumando personal de la obra y público.

No será la representación del Tenorio Mendocino de siempre pero se recuperan algunos elementos característicos como que los escenarios sean espacios relacionados con la familia de los Mendoza, en concreto los jardines del Palacio del Infantado y las instalaciones del antiguo convento de La Piedad que es la sede del instituto Liceo Caracense, y una cierta itinerancia dentro de estos dos lugares. «Son unos tiempos especiales y, este Tenorio, por tanto, también es especial. Se van a hacer, no un Tenorio, sino dos Tenorios. Dos representaciones completas y diferentes», especifica la directora de esta XXXI edición, Abigail Tomey.

Dos tenorios para regresar a la calleDos tenorios para regresar a la calle - Foto: Javier PozoPara ello, la obra que se representará dentro de los jardines del Palacio del Infantado presenta las escenas de la Hostería del Laurel, la reja, del sofá y de la cena, mientras que se narrarán con dramatización las de la celda y los cementerios. Por el contrario, en el Liceo Caracense se contarán las escenas de la Hostería del Laurel, la reja, el sofá y la cena, por lo que los espectadores verán representadas las que corresponden con el claustro del convento y las dos que se sitúan en el cementerio. Justo al revés.

adaptación. El Tenorio Mendocino ha sabido reinventarse en tiempo de pandemia y lo han hecho con estilo y sigilo, como dice su lema: «Nos da mucha pena pero renueva mucho las ilusiones tener que enfrentarte a cosas distintas en un proyecto que se repite cada año», reconoce Abigail Tomey.

Para poner en marcha la representación conviven con algunas de las restricciones propias del Covid. Es cierto que los actores representarán sus papeles sin mascarilla pero se guardará la distancia de seguridad: «El año pasado, hubo que hacer una obra de teatro nueva. Ensayábamos por grupos burbuja. Una burbuja por escena. Hubo que rediseñar escenografía y vestuario. Este año, nos adaptamos a la circunstancia. Más normalidad pero manteniendo los protocolos. Hemos ensayado más del 80% de la obra al aire libre para poder trabajar sin mascarillas y con la distancia de seguridad. Vamos a hacerlo sin mascarilla. Casi todos guardan la distancia y hay un compromiso por parte de don Juan y doña Inés para enfrentar la situación del sofá. No voy a hacer que se besen pero han optado por hacerlo cercano. Se han comprometido a un cuidado escrupuloso», relata la directora que ofreció a los actores principales la posibilidad de hacer una escenografía distinta para establecer distancia interpersonal entre ellos.

Dos tenorios para regresar a la calleDos tenorios para regresar a la calle - Foto: Javier Pozo¿Y qué verán los espectadores que acudan al Tenorio Mendocino de 2021? Se presentan matices en los personajes. Por la estructura narrada y representada, no habrá un don Juan joven y otro maduro; mi una doña Inés viva y otra muerta; habrá un don Juan y una doña Inés del Infantado y otros del Liceo.

«Este año, tenemos unas Ineses mucho más conscientes y mucho más guerreras. Respetamos la tradición cultural, la creación de nuestros autores dramáticos, pero también tenemos una visión crítica como mujeres del papel que se les otorgaba en la literatura hace siglos», desvela Abigail Tomey que señala que los don Juan se diferencian porque uno más maduro y el otro más canalla y provocador. 

«Hay que poner en valor que el Tenorio con y sin pandemia no ha dejado de representarse», pone en valor el alcalde de Guadalajara. 

Dos tenorios para regresar a la calleDos tenorios para regresar a la calle - Foto: Javier PozoLa organización del Tenorio Mendocino de este año, como reconoce el presidente de Gentes de Guadalajara, es «más caro que en unas circunstancias normales», por lo que destacan el apoyo que reciben de las instituciones, 22.000 euros del Ayuntamiento de Guadalajara, 7.000 de la Diputación Provincial y 5.000 euros de la Junta. Eso sí, el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ya ha mostrado su compromiso para incrementar la cuantía del convenio de 2022.

Cada día, un 10% del aforo está a la venta en taquilla

Las restricciones sociosanitarias que aún se mantienen en los espacios públicos, aunque sean al aire libre, han obligado a Gentes de Guadalajara a establecer un aforo máximo para las representaciones en los Jardines del Palacio del Infantado, 350 sillas, y en el Liceo Caracense, 200 sitios, hasta completar una capacidad total de 1650 espectadores en las seis representaciones previstas entre el viernes y el domingo. Aunque la mayor parte de estos pases, cuyo coste de un euro se donará a partes iguales a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y Manos Unidas, se ha vendido en la taquilla del Teatro Moderno y on line por concertados.com; la asociación ha considerado oportuno reservar un 10% del aforo de cada uno de los espectáculos para su venta al público el día de la representación. Los interesados podrán acudir a partir de las 18,00 horas en el caso del Infantado y de las 22,00 horas del antiguo convento de La Piedad y solo se podrán retirar billetes para esa misma función. 

Más fotos:

Dos tenorios para regresar a la calle
Dos tenorios para regresar a la calle - Foto: Javier Pozo
Dos tenorios para regresar a la calle
Dos tenorios para regresar a la calle - Foto: Javier Pozo