scorecardresearch

"Estamos consiguiendo devolver a la ciudad la ilusión"

Beatriz Palancar Ruiz
-

El presidente del Deportivo Guadalajara hace balance de la temporada tras ganar el primer título de Liga de los 75 años de historia del club y cuenta algunos de los planes, como el acuerdo de cesión del estadio al equipo, para el conjunto morado

Carlos Ávila es presidente del club morado desde febrero de 2018. - Foto: Javier Pozo

Viene de celebrar con el Club Deportivo Guadalajara su título de campeón de liga y su ascenso a la categoría de Segunda RFEF, la antigua Segunda B, con doble convocatoria en el estadio Pedro Escartín y en la Plaza Mayor de la capital. Sin haber estado vinculado antes al mundo del fútbol, Carlos Ávila (Guadalajara, 1981) llega a la presidencia del club en el momento más complicado, de la mano de la administración concursal, «primero porque soy de Guadalajara y, luego, porque tengo experiencia en levantar empresas», reconoce. Había socio del equipo y, como muchos, se marchó decepcionado cuando se produjo el descenso administrativo. Ahora, el presidente quiere que la afición y la ciudad se reconcilien con el equipo. Están trabajando para reflotar la cantera y recuperar los socios que se quedaron por el camino. La ilusión por el ascenso a una nueva categoría, creen que será su mejor aliada. 

¿Cuánto tiempo lleva y cómo llega al frente de la presidencia?

Llego al club en febrero de 2018 porque el club había entrado en concurso de acreedores en enero de ese año. La administración concursal y la jueza del concurso me ponen como gerente del club porque es un concurso de acreedores forzoso. Vengo de un mundo completamente diferente al del fútbol. Tenía ocho negocios de hostelería de la ciudad, a partir de 2017, tenía una empresa de distribución farmacéutica. A mí, me llama la administración concursal, primero, porque soy de Guadalajara y, luego, porque tengo experiencias en levantar empresas. Estoy así hasta marzo de 2019. A partir de entonces, soy presidente, primero, hasta que acaba el concurso, hasta febrero de 2021, y a partir de ese momento, la nueva propiedad me vuelve a hacer presidente del consejo de administración.

Carlos Ávila es presidente del club morado desde febrero de 2018.Carlos Ávila es presidente del club morado desde febrero de 2018. - Foto: Javier Pozo¿Era aficionado o socio del club?

Lo fui, durante años, sobre todo en esos años de bonanza que ascendimos a Segunda B y a Segunda División, pero me desenganché mucho del fútbol tras el descenso administrativo. Ya no fui más socio hasta que me vuelven a llamar para gerenciar el club Deportivo Guadalajara. 

¿Esperaba a principio de temporada estar a día de hoy con el título de Liga y el ascenso en las manos?

Carlos Ávila es presidente del club morado desde febrero de 2018.Carlos Ávila es presidente del club morado desde febrero de 2018. - Foto: Javier PozoCuando vas conociendo el mundo del fútbol, sabes que es muy complicado. Y más una competición como la Tercera División, y nuestro grupo 18 de Castilla-La Mancha, es muy complicado. Aunque tu objetivo sea ese, porque es verdad que era nuestro objetivo y nos hemos estado preparando para poder ascender de categoría, nunca te esperas que pueda ser de esa manera, con el título de Liga, y que sea antes de que termine el campeonato. Estamos contentísimos. Era el objetivo del club pero en una temporada tan larga pueden pasar muchas cosas y, aunque sea el objetivo, nos ha hecho mucha ilusión. 

Todo se produce, además, en un año muy especial, el del 75 aniversario del club, ¿verdad?

Hace cuatro años, nadie daba un duro por la continuidad del club. Todo el mundo daba por hecho que iba a desaparecer. Y cuatro años más tarde, podemos celebrar el 75 aniversario y de esta manera. Porque no solo se ha conseguido el ascenso del primer equipo masculino, que sin duda es el más importante y al que todo el mundo da más valor, pero también se ha conseguido el ascenso del segundo equipo, el conjunto de Promesas, y el primer ascenso del equipo femenino, el primero, y va a jugar el playoff para poder ascender a categoría nacional. 

Por tanto, es un año de muchos éxitos deportivos, ¿no es así?

Sí, tanto deportivos como extradeportivos. Estamos consiguiendo recuperar la cantera. Cuando entré en febrero de 2018 no quedaba cantera. Cero niños, y estamos en cerca de 400 niños en la cantera, y hemos pasado de tener 90 socios a tener casi 3.200 este año. Creo que el club se está volcando en toda la parte social y estamos consiguiendo devolver a la ciudad la ilusión por el fútbol y por tener un club que represente los valores de todos nuestros aficionados. 

¿Esperaba el apoyo de la afición en Tarancón, con más de mil personas desplazadas, y luego la celebración en las calles de Guadalajara?

Si te digo la verdad, sí. Cuando vemos que nosotros ya tenemos opciones matemáticas de ser campeones en Tarancón, me pongo en contacto con el presidente de este club, que nos puso todas las facilidades, para saber cuántas entradas puede poner a nuestra disposición porque pensábamos que podía ir mucha gente. Nos dan mil entradas, que son las que vendemos, las agotamos, pero es verdad que los menores de 14 años entraban de manera gratuita, por lo que hemos calculado que allí habría 1.300 o 1.400 personas contando con los niños. Fue muy bonito conseguir allí el ascenso con tanta gente de Guadalajara arropándonos. Creo que es algo que no se nos va a olvidar a ninguno.

¿Este primer título de Liga de la historia y el ascenso reconciliará al equipo con parte de la afición?

Creo que sí. El club está trabajando para que haya esa reconciliación entre el club y la ciudad. Creo que se está consiguiendo. Es verdad que es un trabajo lento y difícil porque había muchas heridas abiertas. Deudas con la ciudad. Padres de niños de la cantera y otros acreedores de la ciudad. Eso, lo hemos ido cerrando con el trabajo de estos años. Creo que cada vez hay más gente que confía en el proyecto y queremos que se enganche al Club Deportivo Guadalajara. Nosotros vamos a seguir trabajando de la misma manera para que la gente esté contenta y se sienta representada con el club. Es fundamental que las heridas dejen de existir para tener un club fuerte y una ciudad orgullosa de su club para que podamos seguir escalando.

Desde su propia experiencia personal, ¿qué les diría a aquellos aficionados que se alejaron del equipo en un momento difícil para que volvieran ahora a ilusionarse?

Es comprensible que se desenganchara la gente del club. Hubo una mala gestión que cuando salió a la luz a todos nos dolió, sobre todo ese descenso administrativo. A la gente, le pediría que le dé una oportunidad al club. Creo que se está trabajando muy bien. Hay una nueva propiedad y está haciendo un esfuerzo enorme por recuperar la confianza de la ciudad al club. El trabajo está ahí y está dando sus frutos. El equipo se merece tener todo el apoyo de la afición, de la ciudad, de las instituciones y del tejido empresarial de la ciudad y la provincia. Es importantísimo. Estamos en un buen momento y, desde luego, el club no tiene techo y queremos seguir ascendiendo de la mano de todos ellos.

Este título de Liga de Tercera RFEF, ¿es una justa recompensa después de un castigo muy severo como fue el descenso administrativo?

Creo que no es una recompensa después de eso. Han pasado muchos años. El club ha pasado por momentos dificilísimos. Creo que este ascenso es fruto del trabajo que se viene haciendo desde el año 2019 a esta parte. Hemos sembrado mucho, seguimos sembrando todos los días, y creo que todavía tenemos muchos frutos que recoger.

¿Se puede decir que ha quedado superada la mala época económica y deportiva del Dépor?

Sí, creo que sí. La deportiva, cada temporada que empieza, te enfrentas a un nuevo reto. Ojalá todos los años fuese así. Pero creo que no todos los años pueden ser así de buenos deportivamente. Y en cuanto a la mala época económica, la hemos dejado atrás, se trabaja de otra manera. Hay otras personas, y ojalá podamos seguir trabajando para no volver a tener esos problemas económicos que han lastrado tanto al club. Nada sería posible sin la figura de Néstor Ruiz, el propietario, que llega y se empieza a echar el club a las espaldas y creo que ha sido la clave y la pieza fundamental para poder haber sacado esto adelante y de que todo el mundo esté enganchadísimo al proyecto del club. 

¿Están ya con la vista puesta en la próxima temporada?

Si te digo la verdad, llevamos meses trabajando en la siguiente temporada. Lo hacemos con mucha antelación. Trabajábamos en las dos opciones, en la de seguir en Tercera División y en la de estar en Segunda. Es verdad que en estas últimas semanas, quizá los últimos dos meses, ya nos hemos centrado más en la opción de Segunda. Ya teníamos diseñada la campaña de abonos que ya hemos publicado en redes sociales. Teníamos la vista puesta en esta temporada, como es normal, pero sin perder de vista las siguientes temporadas. Poco a poco, vamos haciendo un trabajo importante, vamos formándonos y vamos obteniendo información de todas las categorías para poder prepararnos y seguir dando saltos que es lo que todos queremos. 

¿Tienen previsto reforzar el equipo con nuevos fichajes?

Toda la parcela deportiva es algo exclusivo de nuestro director deportivo, Paco Gallardo. Es quien decide si vamos a tener refuerzos o no, se encarga de las renovaciones y tiene todo nuestro apoyo. Tenemos reuniones periódicas en las que nos expone hacia dónde va su idea de modelo deportivo y qué tiene que hacer hacia ello y, la verdad, que, hasta hoy, ha demostrado que hace un trabajazo y que es un profesional. Solo tenemos que apoyarle. Si nos vamos a reforzar o no, lo va a decidir Paco en las próximas semanas y estoy seguro que vamos a ir teniendo noticias.

Sobre la sede futbolística del equipo, hace años había un proyecto para construir un nuevo estadio de fútbol. ¿Le gustaría contar con un campo de fútbol nuevo o cree que el Pedro Escartín necesita de alguna remodelación?

El Pedro Escartín es un estadio, y no solo el campo de fútbol, todo el polígono, bastante antiguo. Evidentemente, hace falta mejorar mucho en todos los aspectos. Por eso, llevamos trabajando meses con el Ayuntamiento en una cesión de la instalación al Club Deportivo Guadalajara. Nuestra idea y nuestro proyecto es poder remodelar todo el polígono del Pedro Escartín. Estamos trabajando en ello. La verdad que estamos cerca de poder solucionar primero el acuerdo que tenemos que hacer con Hacienda y Seguridad Social y, una vez que esté hecho, creo que va a ser cosa de poco tiempo el poder firmar la cesión de la instalación y que podamos empezar a mejorarla poco a poco. 

¿Algún algún deseo para la próxima temporada en Segunda RFEF?

Hay que tener los pies en el suelo y seguir trabajando con la misma humildad. Si algo tiene el club desde que llegó el propietario Néstor Ruiz y Hernan García, que es el director general, se trabaja incansablemente pero de manera humilde y con los pies en el suelo. Nuestra primera idea es llegar a una categoría que para nosotros es nueva, poder asentarnos ahí, y, evidentemente, nunca renunciamos a hacer una buena campaña y poder ascender, pero nuestra primera idea es asentarnos. Una vez que estemos asentados en la categoría y la conozcamos, podremos volver a saltar a una categoría que es lo que queremos, llegar a la Primera RFEF cuanto antes y creo que es el suelo que tiene que tener el club. Es una categoría que la ciudad de Guadalajara debería mantener siempre y, a partir de ahí, sería muy bonito poder seguir ascendiendo y asaltar categorías de liga profesional. Pero primero hay que seguir trabajando con mucho respeto, humildad, con los pies en el suelo porque llegamos a una categoría que no conocemos y con unos equipos que tienen una trayectoria. Nos tendremos que acoplar y sin renunciar a nada. Si algo nos caracteriza es la ilusión y que trabajamos de una manera con una ilusión desbordante, y no tenemos miedo a nada, así que no vamos a renunciar nunca a poder ascender.