scorecardresearch

Al menos 32 muertos en los combates entre milicias en Trípoli

EFE
-

El centro de la ciudad se convierte en el campo de batalla que obligó a evacuar a decenas de familias y que deja más de 100 heridos

Al menos 32 muertos en los combates entre milicias en Trípoli - Foto: HAZEM AHMED

Al menos 32 personas murieron y más de 100 fueron hospitalizadas en los intensos combates que desde la noche del viernes libraron milicias rivales en las calles de la capital libia, Trípoli, informó este domingo el Ministerio de Sanidad.

Los choques se calmaron este domingo después de que las fuerzas en apoyo al Gobierno de Unidad Nacional (GUN), con sede en Trípoli, hicieran retroceder a los leales al primer ministro paralelo, Fathi Bashaga, tras una de las jornadas más violentas por la nueva división política.

El centro de Trípoli se convirtió este sábado en un campo de batalla que obligó a evacuar a decenas de familias de zonas residenciales; y hospitales y edificios civiles quedaron dañados por los duros enfrentamientos con armas pesadas.

Los servicios médicos confirmaron la muerte del joven comediante libio, conocido en redes sociales, Mustafa Baraka, mientras hacía una transmisión en directo de los enfrentamientos.

Este violento episodio comenzó la noche del viernes con combates en Trípoli entre las fuerzas de Haitham Tajouri (pro Bashagha) y las de Imad Trabelsi (leales al GUN), a los que se unieron otras milicias de uno y otro bando lo que intensificó los enfrentamientos que, a su vez, se fueron extendiendo fuera de la capital.

Bashaga, designado en febrero por el Parlamento -controlado por el mariscal Jalifa Haftar- como primer ministro paralelo a Abdulhamid Dbeiba del GUN, ha intentado hasta ahora sin éxito hacer efectivo su control con la entrada a la capital.

En la ciudad de Zliten, entre Trípoli y Misrata, las fuerzas del GUN atacaron un convoy de milicias leales a Bashaga que aparentemente se dirigían a Trípoli.

La aparición de dos administraciones simultáneas ha incrementado la inestabilidad en Libia, que ha vivido ya dos guerras civiles, desde el derrocamiento del dictador Muamar Gadafi en 2011, por las sucesivas luchas de poder.

La comunidad internacional mostró su preocupación por la creciente tensión bélica que está generando el bloqueo político y pide celebrar elecciones lo antes posible para desbloquear la situación.

Dbeiba y Bashaga también han llamado a la convocatoria electoral mientras pugnan por legitimar su poder, con el respaldo de milicias y grupos armados que protagonizan intermitentes enfrentamientos violentos.