scorecardresearch

Las cofradías presentan novedades para su regreso a la calle

Beatriz Palancar Ruiz
-

Costaleros, cargadores y banceros esperan con muchas ganas la llegada de los días de sus estaciones de penitencia después de dos o tres años sin procesionar

Las cofradías y hermandades llevan dos o tres años, en dos casos por la lluvia, sin procesionar por la ciudad. - Foto: Javier Pozo

Tras dos años sin salir a la calle por la pandemia, y en algunos casos tres por la lluvia que cayó en 2019, las siete cofradías y hermandades de Semana Santa de la ciudad de Guadalajara preparan con ilusión su regreso a las calles de la ciudad. En algunos casos, esta puesta en escena estará enriquecida por el estreno de elementos ornamentales en los pasos y en las imágenes. 

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Esperanza Macarena de Guadalajara es la que presenta más novedades. Está previsto que el paso del Cristo esté acompañado por una nueva figura. Al sayón que lo acompañaba hasta ahora se unirá una imagen de un centurión romano que la hermandad presentó en sociedad el pasado otoño.

También está previsto que los dos pasos estrenen faroles. En el caso de Jesús de la Salud se sustituirán los dos faroles de madera por unos candelabros arbóreos, y el palio de la Virgen estrena también unos candelabros de cola. 

Las cofradías y hermandades llevan dos o tres años, en dos casos por la lluvia, sin procesionar por la ciudad. Las cofradías y hermandades llevan dos o tres años, en dos casos por la lluvia, sin procesionar por la ciudad. - Foto: Javier PozoLa Cofradía de la Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno saldrá a las calles de la ciudad con nuevos elementos decorativos. Por un lado, la Virgen de la Misericordia estrena manto y faroles de cola el Lunes Santo, mientras que Jesús Nazareno procesionará con el traje que estrenó por el 75 aniversario de la cofradía en 2021 que solo pudo lucir dentro del templo por las restricciones sanitarias. 

En el caso de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz, se ha aprovechado para restaurar una parte dañada de la madera del paso. Se ha desmontado, teñido y barnizado esa zona para corregir esa imperfección.

ilusión. Hay muchas ganas por parte de las personas que forman parte de las hermandades y cofradías de la ciudad de salir a la calle para cumplir con su penitencia. Para ello, no han dudado a la hora de cumplir con todos los protocolos para evitar contagios durante los ensayos. Desde la petición de la pauta de vacunación completa, la toma de la temperatura, la realización de test de antígenos y, por supuesto, el uso de la mascarilla obligatorio para cargadores, costaleros y banceros que son las tres modalidades para portar las imágenes en la Semana Santa de la capital.

Las cofradías y hermandades llevan dos o tres años, en dos casos por la lluvia, sin procesionar por la ciudad. Las cofradías y hermandades llevan dos o tres años, en dos casos por la lluvia, sin procesionar por la ciudad. - Foto: Javier Pozo«Hay muchas ganas, evidentemente, porque el primer año no se pudo hacer nada y el año pasado se hicieron cultos intramuros. Ha sido un poco desbarajuste a la hora de empezar con ensayos, porque algunas empiezan en diciembre y enero, intentando proteger al máximo a los hermanos pero estamos todos deseando que no cambie la cosa y que no haya ningún otro impedimento. Mirar al cielo y que nos respete. Sería una pena que, después de todos estos avatares, que volviera otra vez a llover», señala el presidente de la Junta de Cofradías de Guadalajara, José González.

Por el momento, los principales responsables de las cofradías y hermandades están tranquilos en lo que respecta a la evolución de la pandemia y, como siempre ocurre, ya están pendientes de las previsiones meteorológicas para conocer qué tiempo les espera. Y más porque algunas de ellas, como las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno o el Cristo del Amor y la Paz no pisaron la calle en 2019 a causa de la lluvia en la tarde del Jueves Santo y la mañana del Viernes Santo, no pudiendo cumplir así con sus estaciones de penitencia.

El mundo cofrade, como transmiten los hermanos mayores y presidentes de las cofradías y hermandades, no es ajeno a la realidad social y, en muchos casos, echarán de menos a hermanos a consecuencia del Covid. Algunos, desgraciadamente, por fallecimiento, y otros porque, por si situación particular, han decidido no participar en los desfiles procesionales hasta que termine la pandemia. 

Las cofradías y hermandades llevan dos o tres años, en dos casos por la lluvia, sin procesionar por la ciudad. Las cofradías y hermandades llevan dos o tres años, en dos casos por la lluvia, sin procesionar por la ciudad. - Foto: Javier PozoPoco a poco, y después de dos años difíciles, el primero por el confinamiento total en los domicilios, y en 2021 por las fuertes restricciones sanitarias que mantenían un aforo reducido en los templos, las cofradías y hermandades van retomando muchas de sus costumbres. Por ejemplo, el Cristo de la Salud fue trasladado con normalidad el pasado domingo desde la iglesia de El Carmen hasta el templo de Santiago Apóstol, un recorrido en el que estuvo arropado por muchos guadalajareños.

Igualmente, este domingo, la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz tiene previsto realizar su traslado de la imagen desde su lugar habitual a un espacio reservado para su quinario. Lo harán, como es costumbre, un grupo de mujeres que, eso sí, serán menos portadoras y se organizará por sorteo por precaución.

Además, está previsto que la mayor parte de las imágenes que procesionen por las calles de la capital porten un crespón negro en recuerdo de los hermanos fallecidos y, como no, de los devotos que han perdido la vida. Un gesto habitual al que se sumarán, como señalan los responsables de cofradías y hermandades, otros detalles en elementos decorativos o la dedicatoria de 'levantadas' o marchas de los pasos para recordar a los fallecidos por Covid-19 en la capital, la provincia y el resto de España.

Desde el mundo cofrade de la capital se espera que los fieles respondan acompañándoles en cada procesión: «El año pasado, dentro de esa restricción, la respuesta fue muy buena. Creo que, dentro de lo que es la participación de los hermanos, va a ser multitudinario y también va a ser mayoritario de los que quieren participar del fervor en la calle porque la gente tiene muchas ganas de recuperar la normalidad en este aspecto. Tenemos que pensar que, gracias a Dios, la vida sigue. Tenemos que tender a una normalidad en lo religioso y la religiosidad popular», valora el presidente de la Junta de Cofradías, José González Vegas.

Por parte de las cofradías y hermandades, todo está dispuesto para poder disfrutar de una Semana Santa que sea lo más tradicional posible, tanto en espíritu como en religiosidad. Pondrán todo a su alcance para evitar la propagación del Covid entre los hermanos, porque aún son muy conscientes de que hay momentos que es difícil que puedan volver a ser como antes, pero también piden a la ciudadanía que respeten el sentimiento cofrade, se unan a él, y lo hagan sin aglomeraciones en la calle. 

Al ver las imágenes en la calle habrá sentimientos que afloren, también para los hermanos de las cofradías y hermandades llegará el momento de echar de menos a los que se han ido en estos años, pero ojalá que la lluvia no impida a todos disfrutar de unos días de Semana Santa que se parezcan lo más posible a la situación que vivíamos antes de una pandemia que nos ha cambiado la vida. 

Cambio de recorrido en la procesión del Miércoles Santo

A la espera de que finalicen las obras de la calle Juan Bautista Topete para reparar el adoquín que quedó dañado por el temporal Filomena, la mayor parte de las cofradías y hermandades de la capital esperan no tener que realizar ningún cambio en sus recorridos habituales, ya que esta vía de Juan Bautista Topete es muy frecuentada en estos días, y se espera que los trabajos en el Eje Cultural, calles Ramón y Cajal e Ingeniero Mariño, comiencen tras la Semana Santa y que ahora solo se realicen tareas previas a la obra anunciada. 

Eso sí, desde la Hermandad encargada de la procesión del Miércoles Santo, Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Esperanza Macarena, se anuncia que se dejará de pasar por Juan Bautista Topete para dirigirse a la calle Condesa de la Vega del Pozo, pasar por la calle Mayor y la plaza de Santo Domingo en dirección a la calle de El Carmen, para hacer una parada en el convento y saludar a las hermanas concepcionistas y a los hermanos franciscanos de la Cruz Blanca que custodian todo el año a la imagen del Cristo de la Salud. «Hemos querido tener este gesto porque están muy pendientes de nosotros. Llevar allí a nuestros dos titulares es una honra para la hermandad», asegura el Rubén Contera Calleja como hermano mayor.