scorecardresearch

«Hay incertidumbre porque preocupa la nueva Ley Educativa»

B. Palancar Ruiz
-

El presidente del sindicato independiente de profesorado ANPE en Guadalajara analiza la situación que atraviesan los docentes pocos días después de haber comenzado el curso escolar 2021/2022

«Hay incertidumbre porque preocupa la nueva Ley Educativa» - Foto: Javier Pozo

Tras unas semanas desde el inicio del curso escolar, el presidente del sindicato independiente de profesores ANPE en Guadalajara, Nicolás Valer (Soria, 1975), hace balance de las necesidades educativas de esta nueva etapa desde el punto de vista del profesorado.

El último curso escolar, para ANPE, terminó con la valoración de «el más incierto que se recuerda». ¿Hay más certidumbres este año?

El verano ha sido más tranquilo, sobre todo, para los equipos directivos. El curso pasado tuvieron que emplear todo el verano en la preparación de los centros y, este año, ya está todo más automatizado.

«Hay incertidumbre porque preocupa la nueva Ley Educativa»«Hay incertidumbre porque preocupa la nueva Ley Educativa» - Foto: Javier PozoEl regreso con luces y sombras. Entre las cosas positivas a destacar, la apuesta por la presencialidad en todas las etapas educativas, el esfuerzo del profesorado por garantizar un inicio de curso seguro y el mantenimiento, en gran parte, de todo el profesorado de refuerzo que se contrató. También es muy positivo que prácticamente todo el profesorado se haya incorporado a las aulas vacunado y el alumnado mayor de 12 años también esté inmunizándose.

En lo negativo, desde ANPE seguimos reclamando la contratación de más profesorado por mantener medidas higiénico sanitarias y para poner en marcha más planes de refuerzo y desdobles en los grupos más numerosos. Seguimos demandando más profesorado porque en algunos centros sigue habiendo un elevado número de alumnos por aula. 

El llamamiento al profesorado interino, en su mayoría, se realizó el día 1 de septiembre pero hubo otros que lo hicieron el mismo día 9 de septiembre. Es un vicio que traíamos de años pasado pero el curso pasado conseguimos que se modificara pero este año ha vuelto a ocurrir lo mismo.

Otro aspecto que hay que abordar es la recuperación de docentes de apoyo para la etapa de Educación Infantil. Y consideramos que sí que se ha avanzado con un responsable Covid con un reconocimiento administrativo, a nivel de concurso de traslados y una pequeña reducción horaria, pero no se ha conseguido que exista un suplemento económico como sí ha ocurrido en otras comunidades como en Madrid. 

Y nosotros seguimos insistiendo desde ANPE, la incorporación de la enfermera escolar en todos los centros escolares. Ya lo reivindicábamos antes de la pandemia pero ahora es totalmente necesario. 

También hay incertidumbre en los centros porque preocupa el desarrollo normativo de la nueva Ley Educativa. Al profesorado, le afecta porque hay un cambio importante con un calendario de aplicación para este curso. Nosotros siempre hemos propuesto una Ley de Profesión Docente, que regule los requisitos de formación inicial y habilitación, y una cuestión como es el Estatuto de la Función Pública Docente. Es fundamental para nosotros para que se pueda regular nuestra carrera profesional y abordar el problema del ingreso a la función pública docente. 

¿Están de acuerdo con los cambios que se han introducido respecto a los protocolos por la pandemia?

No entramos a valorar las medidas sanitarias que han tomado otros profesionales pero hay alguna relacionada con la relajación que ha habido en el interior de las aulas que no nos ha gustado mucho. Como por ejemplo, el reducir esa distancia de seguridad de metro y medio y, a partir de Tercero de ESO, a 1,2 metros. Esta relajación creemos que no es positiva. Al final, las aulas tienen un tamaño y creemos que debería haber más desdobles por eso queremos más profesorado.

El día del inicio del curso, se informó que se había incrementado en 33 docentes la plantilla del curso pasado, ¿es insuficiente?

Estamos comprobando si los datos son reales centro por centro. A nivel global en Castilla-La Mancha, se han mantenido los cupos Covid, los docentes de más que tuvimos el año pasado, pero seguimos manteniendo que son insuficientes.  

El hecho de que con la pandemia haya habido muchos confinamientos a nivel grupal o individual, han hecho aflorar carencias que solo se pueden suplir con refuerzos. Esos refuerzos necesitan docentes, lo que unido a la relajación, hace que hay más alumnos por aula. Los confinamientos traen consigo un desfase educativo. 

Tampoco se ha aumentado el profesorado de inclusión educativa. Se están produciendo déficit por la pandemia. Ha habido confinamientos y eso hace que la enseñanza sea on line, que tiene muchas deficiencias y carencias que hay que compensarlas. La educación on line genera un déficit para el alumnado y para el profesorado una carga importante de trabajo.

¿La educación on line ha mejorado después del confinamiento duro?

Sí ha mejorado porque todos nos hemos tenido que poner las pilas. Alumnado, familias y docentes. Nosotros apostamos por la presencialidad pero la figura presencial del docente es insustituible. La enseñanza on line es un parche. Los centros, las familias y los docentes no estábamos preparados. Ahora, los docentes hemos tenido que poner nuestros medios, porque apenas nos dota de medios la Consejería, pero estamos más preparados. Hemos tenido que aprender a manejar todas las plataformas on line para dar respuesta. Son parches porque la figura del docente es insustituible. El curso pasado fue mejor pero se ha duplicado el trabajo de los docentes que tienen que hacer sus clases presenciales y las que son a distancia. Esto, a los docentes, hay que reconocérselo. 

En cuanto a los Colegios Rurales Agrupados (CRA), ha reabierto la escuela de Cobeta después de 30 años, ¿cómo valoráis la existencia de 14 CRA a los que acuden más de mil alumnos de la provincia?

Es muy positivo. Si en su momento criticamos el cierre de algunas escuelas rurales, ahora es un motivo de alegría la reapertura de este aula en Cobeta. La España Vaciada necesita recursos. Esperemos que tenga continuidad y que se dote de los mejores medios que sea posible para desarrollar la labor docente. También animamos al resto de ayuntamientos que, cuando se vea que hay posibilidad por el número de alumnado, a que soliciten la reapertura de escuelas a la Delegación. La escuela es la vida de un pueblo.  

¿Están de acuerdo en cómo se ha llevado a cabo la fusión de los centros Río Tajo y Balconcillo en Guadalajara capital?

El curso pasado, cuando se nos informó, a hechos consumados, que se iba a producir esta fusión de centros, no estuvimos de acuerdo. No es la primera vez que ocurre en la provincia y supone de facto el cierre de un colegio en la capital. Esto tiene consecuencias en los profesores que están impartiendo clase, porque sobran profesores que hay que readaptar en otro sitio, y de cara al alumnado hay trastorno para los que tienen que trasladarse y los que se quedan. Se puede llamar fusión de dos colegios o cierre de un colegio. Creo que hubo bastante movimiento social y que tuvo como consecuencia que se anunciara, por parte de la consejera, la creación de un nuevo centro en la zona de Aguas Vivas. Esperemos que, este año, esté listo este proyecto y no sea un simple anuncio para callar el movimiento que hubo cuando se gestó el cierre del colegio Río Tajo.

Este curso, nuevos centros se han incorporado al programa Carmenta de digitalización de las aulas, ¿consideran que una herramienta fundamental para el alumnado o creen que el sistema educativo aún no está preparado?

El hecho de que los centros se incorporen es voluntaria. El proyecto es cambiar los libros de texto por material informático. La sustitución total de los libros es complicada. La incorporación de los centros nos parece perfecto pero genera una problemática a nivel familiar. El precio de las tablet tiene un coste que tienen que asumir las familias, no es pequeño, es algo superior al de los libros. Y hay ayudas pero están limitadas a un porcentaje muy pequeño de la población. Valoramos positivamente la incorporación de nuevas tecnologías pero no como único medio. Hay que dotar económicamente a los centros y sí que se está haciendo el esfuerzo económico, antes y después de la pandemia. Nos parece bien pero con condicionantes. 

¿Cómo valora que el Ayuntamiento de Guadalajara haya concedido la Medalla de Oro de la ciudad a la Comunidad Educativa?

Muy positivamente. Además de responsable de sindicato ANPE en Guadalajara, soy presidente de la Junta de Personal Docente de la provincia y miembro del Consejo escolar de la ciudad. Aquí, nos informó el alcalde de la posibilidad de la concesión de esta medalla, tenía que aprobarlo el Pleno aún, que lo hizo por unanimidad, y nos enviaron una carta para que hiciésemos extensiva la felicitación a todo mi colectivo. Que a uno le reconozcan y le valoren está muy bien.