scorecardresearch

La Diputación restaura el despacho de Layna Serrano

Redacción
-

Esta estancia podrá visitarse en la Casa Palacio

El presidente provincial, José Luis Vega, ha inaugurado el despacho restaurado del que fuera cronista provincial desde 1934 hasta 1971. - Foto: Prensa Diputación

El presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, ha inaugurado el despacho restaurado del que fuera cronista provincial desde 1934 hasta 1971, Francisco Layna Serrano, coincidiendo con la celebración de la festividad del Sagrado Corazón, patrón de la Institución Provincial. El legado de Layna Serrano se ha instalado en la primera planta de la Casa Palacio sede de la Diputación, donde podrá ser visitado por el público.

Con la restauración del despacho de Layna Serrano, que incluye mobiliario, libros de su colección, cuadros, condecoraciones y material de escritura, y la posibilidad de ser visitado, la Diputación hace realidad una de sus disposiciones testamentarias, que establecía que su legado fuese expuesto y quedase a la vista de todos los guadalajareños.

Los muebles del despacho, de estilo romántico, fueron hechos a medida y de forma artesanal en 1920 con maderas de nogal y haya. Han sido restaurados por María Luz Vaillo, profesora de la Escuela de Folklore de la Diputación y presente en el acto de inaguración, a quien José Luis Vega ha agradecido y felicitado "por el extraordinario trabajo realizado durante los meses de pandemia".

José Luis Vega ha destacado que "con esta actuación, la Diputación rinde homenaje y un recuerdo permanente a uno de sus hijos predilectos, el gran cronista provincial, Francisco Layna Serrano, además de cumplir, 51 años después de su fallecimiento, una de sus últimas voluntades poniendo su legado a disposición de la ciudadanía de Guadalajara para mejorar en el conocimiento de su figura y de nuestra propia historia".

Reconocimientos a la figura de Layna Serrano

En la exposición del despacho restaurado se pueden observar todas las condecoraciones y reconocimientos que Francisco Layna Serrano recibió del mundo académico, político y cultural de su época: Caballero de la Orden de Beneficencia, hijo predilecto de Luzón, presidente de la Comisión Provincial de Monumentos, comisario de Excavaciones Arqueológicas de Guadalajara, miembro de la Hispanic Society of America y de las Reales academias de Historia y de Bellas Artes de San Fernando, comendador con placa de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, hijo predilecto y cronista oficial de la provincia de Guadalajara.

Francisco Layna Serrano nació en Luzón en 1893. Se licenció como médico especialista en otorrinolaringología en la Universidad Central de Madrid en 1916. Historiador autodidacta, investigó durante más de cuarenta años el legado histórico de los pueblos de Guadalajara, dejando a su muerte, en 1971, una obra bibliográfica monumental que, más de medio siglo después, sigue reeditándose.

En 1932 recorrió y estudió las fortalezas más significativas de Guadalajara, lo que daría lugar a la publicación de una de sus obras más emblemáticas: "Castillos de Guadalajara". En 1934 fue nombrado cronista provincial de Guadalajara, en sustitución de su tío Manuel Serrano y Sanz. Recorrió toda la provincia, registrando monumentos y restos arqueológicos y tomando fotografías de sus gentes y su patrimonio histórico. Autor de numerosos estudios monográficos sobre pueblos de Guadalajara, Layna Serrano intervino en 1935 en el proceso de declaración de la Cueva de los Casares como Monumento Nacional. En los años posteriores a la Guerra Civil publicó su obra "Magna Historia de Guadalajara y sus Mendozas".