scorecardresearch

«Tendremos en cuenta la Navidad si hay que tomar decisiones»

D. M. / J. B. / R. CH.
-

Entrevista con Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial

Isabel Rodríguez, ministra portavoz del Gobierno de España - Foto: Rueda Villaverde

Isabel Rodríguez (Abenójar, 1981) se ha convertido en el rostro risueño del Gobierno de Sánchez y en la encargada de equilibrar y cohesionar las transferencias territoriales en un país de egos nacionalistas. Su trayectoria política ha sido meteórica. Desde Juventudes Socialistas, ha forjado una carrera de hitos hasta encumbrarse como un referente en el socialismo de Castilla-La Mancha. Fue la senadora más joven de España con 22 años; portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha;diputada nacional, alcaldesa de Puertollano y ahora asume la difícil tarea de poner la cara en defensa del Gobierno de vuelta a la socialdemocracia más clásica y centrista. 

La sexta ola de contagios avanza y ahora, con la variante Omicron. ¿El Gobierno se plantea restricciones como Portugal o Austria? 
Nosotros habíamos hecho un trabajo previo del que podemos sentirnos orgullosos, el proceso de vacunación, con un 90% prácticamente de la población española ya vacunada, y ahora hemos puesto encima de la mesa la necesidad de incrementar el ritmo en la tercera dosis entre la población de más de 60 años. Nuestra opinión es que la clave, demostrada ya en las anteriores etapas, está en la vacunación, mascarilla y protección. Es cierto que en estas últimas horas asistimos a nuevas amenazas y nuestra preocupación está ahí. La ministra de Sanidad ya ha anunciado que vamos a adoptar nuevas decisiones en relación con los vuelos que llegan de las zonas afectadas por la nueva cepa y hay que tener mucha prudencia. 

¿Habría un nuevo confinamiento? 
Creemos que con el índice de afectación que hay en España en estos momentos, hay tiempo de reacción con vacunación. Para el Gobierno es muy importante conciliar la protección sanitaria con seguir en el crecimiento económico y en el ritmo que nos habíamos marcado. Sin duda, la campaña de Navidad es importante para algunos sectores en nuestro país y lo tendremos en cuenta a la hora de adoptar decisiones. 

Isabel Rodríguez, ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno.Isabel Rodríguez, ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno. - Foto: Rueda Villaverde

¿El pasaporte COVID se implantará en todo el país? 
Hoy, el pasaporte COVID en nuestro país y en otras partes de Europa dejaría de tener sentido mientras no se implemente la tercera dosis, porque las recomendaciones sanitarias europeas nos dicen que el pasaporte no puede tener vigencia si han pasado más de nueve meses desde la última dosis. 

Este fin de semana se le ha abierto un nuevo frente al Gobierno, el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y su reivindicación contra la reforma de la ley de seguridad ciudadana, lo que, de paso, ha conseguido unir también a toda la derecha...
Creo que los partidos que están participando en estas manifestaciones están haciendo un uso partidista no deseado, cuando los que se movilizan representan, para nosotros, a una parte muy importante del Estado, como son los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil. Nosotros nunca haríamos un uso instrumental de estos cuerpos. Este tipo de actuaciones partidarias y utilizando las movilizaciones de los agentes es reprochable y atenta a la neutralidad de los cuerpos. Afeamos este comportamiento a la derecha, pero tampoco nos sorprende, porque no es la primera vez que el Partido Popular utiliza a la Policía con fines que ponen en riesgo su reputación. Creo que el señor Casado se ha dejado el traje de hombre de estado demasiado tiempo en el armario y se le va a apolillar. No entiendo que una persona que aspira a gobernar este país haga un uso partidista de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en lugar de censurar lo que hiciera su partido y de lo que nunca quiere hablar como es la operación Kitchen.

¿Y qué le tiene que decir a los que han salido a la calle?
Para nosotros son una pieza clave para garantizar la seguridad de la ciudadanía, el Estado de Derecho. Y ese apoyo lo manifestamos con 10.000 nuevas plazas frente a las 13.000 que recortó Rajoy; con un crecimiento salarial que no tiene precedentes, por ejemplo, el de la Guardia Civil, en la administración pública en la historia de nuestro país; y con un apoyo para la mejora de sus instalaciones, como es la inversión de 600 millones de euros en comisarías y cuarteles que habían quedado abandonados por la derecha.  Los mismos que hoy sujetan la pancarta son los que impidieron que policías y guardias civiles contaran con todos los medios.  Y a ellos les quiero mandar un mensaje de tranquilidad. A los agentes y a la ciudadanía: esta reforma legal que se trabaja en el ámbito parlamentario se hace con absoluta transparencia frente a las proclamas de algunos. Es una ley de seguridad ciudadana que pretende garantizar, efectivamente, el desempeño y el desarrollo de los derechos individuales y libertades públicas con la seguridad de los agentes para velar también que esas manifestaciones se den con todas las garantías y la mayor seguridad.

Isabel Rodríguez, ministra portavoz del Gobierno de EspañaIsabel Rodríguez, ministra portavoz del Gobierno de España - Foto: Rueda Villaverde

Lo que sí parece es que van a ser unos meses de invierno caliente en las calles. Transportistas, agricultores, peluqueros, justicia… 
Este es un Gobierno que no se conforma con volver a la casilla de salida. Estamos haciendo grandes transformaciones y lo hacemos para dar respuesta a una crisis inédita. Se comprende la desazón de todos los sectores por las condiciones laborales, por el estado de algunos sectores productivos. Pero puedo decir que este es un Gobierno que apuesta claramente por una salida justa de la crisis y eso se traduce en una auténtica transformación en el ámbito industrial para garantizar empleos estables en un sector que atravesaba ciertas dificultades, entre otras cosas, por el precio de la energía y las materias primas. Estamos reconvirtiendo todo el sistema industrial para dar nuevas oportunidades, para garantizar su sostenibilidad y la soberanía industrial de España. Eso afectará a muchos sectores, pero garantizamos que estas reformas traerán empleo y riqueza para España. Vamos a afrontar también modificaciones en el ámbito laboral que darán certeza y seguridad a los trabajadores y trabajadoras. Y en el ámbito agroalimentario, que demostró su importancia en este tiempo de pandemia, les tengo que decir que este es un Gobierno que escucha y atiende sus reclamaciones. La próxima semana se aprobará la Ley de Cadena Alimentaria que da respuesta a demandas justas del sector y que este Gobierno ha atendido, a diferencia de otros, garantizando, por ejemplo, que el precio de coste se cubrirá en el mercado.  La recuperación que estamos propiciando, que viene respaldada por una inversión sin precedentes de 140.000 millones de euros, va a dar respuesta a todas esas preocupaciones y vamos a garantizar la salida con éxito de nuestro país de estos momentos de dificultad. 

El Gobierno conseguía sacar adelante, estos días, los presupuestos para 2022. ¿Se siente cómoda con los apoyos que ha recibido?
Estoy absolutamente cómoda con los Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno llevó al Congreso y con los que han salido del Congreso. Son los presupuestos más inversores de los últimos años, que dan una respuesta distinta ante la crisis: frente a los recortes, protección social, con una importante inversión en los derechos de los ciudadanos. Por ejemplo, se sobrepasan por primera vez los 2.000 millones de euros en becas. Son unos presupuestos que apuestan por una nueva formación que garantice empleos estables y dignos y atienden por primera vez a una generación que había estado olvidada desde antes de la crisis económica, a la juventud, a la que se da una respuesta con más de 12.500 millones de euros para políticas de juventud y acogen este paquete de reformas planteadas ante la UE y que van a ser muy útiles en el desarrollo de toda España y también para los distintos territorios. No se trata del quién sino el cómo. Ya no hubiera gustado contar con el apoyo de los grandes partidos, porque no son unos presupuestos al uso, son los de la recuperación, y si de verdad tuviéramos enfrente a una oposición leal y constructiva con España, hubieran podido plantearse la posibilidad de apoyar estos presupuestos, como, por cierto, han hecho socialistas en Cataluña o Andalucía.

Hace unas semanas garantizó que no habría reforma laboral sin contar con la CEOE. ¿Qué ha pasado?
Se ha mantenido el diálogo social y el Gobierno ha hecho un esfuerzo para que todos participen de esa reforma, que no ha empezado ahora, comenzó cuando el presidente Sánchez llegó al Gobierno, incrementado el SMI, congelado durante años y dando dignidad a los trabajadores más vulnerables que perciben estos salarios; o aboliendo uno de los preceptos que se referían a despidos con bajas médicas… Hemos hecho reformas previas, hemos mantenido otras que han dado respuesta a la crisis, como los ERTE, y ahora se trata de culminar esta reforma sin quedarnos en el punto de partida, sino llevando a cabo un modelo de relaciones laborales del siglo XXI.  Este Gobierno ha recuperado el diálogo social, lo hemos hecho en materia de pensiones y con 12 acuerdos a tres partes. En este caso se ha mantenido el diálogo social, lo que no se ha logrado es el acuerdo de tres partes.

¿Cómo encaja que compañeros de partidos firmen una declaración como la de Santiago pidiendo una financiación más justa? 
La reforma de la financiación autonómica es una tarea pendiente desde el anterior Gobierno. Y es una reforma que creemos que debe producirse, pero precisa de acuerdos y consensos previos. Si partimos de posiciones completamente distantes, nunca podremos llegar a un punto de acuerdo. Y en tanto el Gobierno y las comunidades alcancemos ese acuerdo, lo que hacemos es cumplir como nunca antes con una financiación suficiente, equitativa y que da respuesta al sostenimiento social, sanitario y educativo de nuestro país con la mayor aportación económica que nunca se ha hecho y que está impulsando este Gobierno. El encuentro de Santiago pone de manifiesto que la financiación no es una cuestión ideológica. Lo que deseamos es que las comunidades avancen en cuestiones que les unen en el marco de los principios de solidaridad entre territorios y de igualdad entre los españoles

¿Quién va a poner de acuerdo a las regiones que no están de acuerdo con ese reparto igualitario? 
El acuerdo no se puede imponer, se debe alcanzar. Y este Gobierno trabaja mucho para alcanzar acuerdos. De hecho, hemos incrementado como nunca las relaciones multilaterales entre las distintas autonomías en todos los ámbitos y también las relaciones bilaterales, que estaban abandonadas. La financiación requiere del acuerdo de todos y un espacio multilateral. No puedo entender que haya comunidades que se 'jarten' de presumir de bajada de impuestos y, al mismo tiempo, reclaman más financiación y no ponen eso en contexto con la prestación de los servicios que ofrecen a sus ciudadanos. 

¿Van a poder cumplir el compromiso de pagar menos por la factura de la luz a final de año?
Somos un gobierno que cumple. Ya queda menos días para poder chequear el compromiso, igual que hicimos con los hitos de la vacunación, y vamos a cumplir ahora con el compromiso de la ciudadanía. Hemos rebajado toda la carga fiscal para que la ciudadanía no tenga que asumir la subida de los mercados energéticos. Vamos a seguir trabajando para cambiar el sistema eléctrico de nuestro país.

¿Cómo está funcionando el Gobierno de coalición, con el ruido de choques que parece darse entre los dos partidos? 
Es más el ruido que se origina que lo que realmente sucede. Este gobierno trabaja muy bien para ser la primera vez que, en democracia, somos capaces de gestionar la Administración General del Estado con dos partidos distintos. Para ser la primera experiencia hemos pasado una prueba de estrés bastante importante e inimaginable el día que se conformó el Gobierno: la gestión que se ha hecho de la pandemia. Esa es una prueba de éxito, con la toma de decisiones que se hizo en los momentos difíciles, como el confinamiento, el cierre de la economía y después de liderazgo en el ámbito europeo como con la vacunación. Pasado ese punto de estrés, de gestión de una crisis sin precedentes, solo eso hubiera justificado la gestión que hemos hecho y la coalición de gobierno, porque no sé cuál hubiera sido la respuesta a esta situación con un gobierno distinto y a la derecha… quizá no con la misma sensibilidad con la que este Gobierno dio cobertura a los trabajadores y trabajadoras con el mecanismo de ERTE. Después, hemos llegado a acuerdos muy importantes, como los Presupuestos Generales del Estado, que dan estabilidad y garantizan la gobernanza y da certezas a la economía española; o con leyes tan importantes como la ley de vivienda. Los hechos constatan que el Gobierno funciona y que es útil para los intereses de la inmensa mayoría de los españoles y españolas

¿Es Yolanda Díaz una rival que se lleva los focos de la gestión del Gobierno?
En ningún caso. El PSOE tiene una experiencia en la gestión de muchos años, valorado por los españoles y españolas que nos dieron una mayoría en los dos comicios electorales de hace apenas dos años. Somos un partido con tradición, experiencia en la gestión y que aspira a revalidar y ampliar esas mayorías dentro de dos años. Además, sabemos que hay un espacio a nuestra izquierda que debe ser contemplado y con el que nos es sencillo entendernos, como también lo hacemos desde el centro, porque somos un partido de Gobierno, de amplio espectro, un partido de Estado y lo que nos gustaría es que haya otras posiciones en la izquierda con la que podamos entendernos. Lo que no parece muy útil es que la izquierda se fragmentara a nuestra izquierda. Deseamos que exista una opción de entendimiento también a nuestra izquierda y no nos vamos a entrometer en quién debe liderarla o constituirse.