scorecardresearch

Simón tacha de "mediocre" el modelo navideño que tuvo el PP

Belén Monge Ranz
-

La concejal de Festejos desecha la "mediocridad" que había en las fiestas de Navidad cuando gobernaba Antonio Román y deja intuir que seguirán con el actual y que las Ferias y Fiestas volverán a estar en el centro porque es lo que quiere la ciudad

Simón tacha de "mediocre" el modelo navideño que tuvo el PP

No cabe duda de que el Ayuntamiento de Guadalajara está satisfecho con el modelo de fiestas de Navidad y de que apostarán también por unas Ferias y Fiestas en el centro de la ciudad.

Para la concejal de Festejos, Sara Simón, este nuevo modelo en las fiestas navideñas, en el que se ha mezclado tradición e innovación, es un modelo que "viene para quedarse", frente al que había cuando gobernaba el PP, que solo ofrecía "mediocridad"

En una comparecencia ante los periodistas, la concejal de Festejos y segunda teniente de alcalde ha reconocido que habrá que acometer mejoras en base a lo que sea necesario, y ante las críticas vertidas este mismo lunes desde el Grupo Municipal Popular al modelo de fiestas navideñas del Gobierno municipal, además de aportar datos sobre los miles de visitantes que habían tenido las diferentes actividades, ha avanzado que, sin duda, el éxito alcanzado deja claro que lo que quiere la ciudad es que las fiestas de Guadalajara se hagan en el centro.

Simón se ha mostrado orgullosa de lo "llena, brillante y bonita" que ha estado la capital estas navidades y ha insistido en que este equipo de Gobierno apuesta por las actividades en el centro y no en las afueras, en referencia también a las Ferias y Fiestas de a capital. "La gente de Guadalajara quiere disfrutar de su ciudad y no que las ferias estén fuera sino dentro, en el corazón", algo que también beneficia a la hostelería y al comercio, ha aseverado.

De esta forma, como réplica a las críticas del Grupo Municipal del PP en las que se apuntaba que las actividades organizadas para estas fiestas navideñas por el Ayuntamiento habían sido "un ensayo" de las Ferias y Fiestas y un "adelanto" del Carnaval, Simón ha respondido que las fiestas tienen elementos que nada tienen que ver con estas navidades y ha calificado de "absoluta absurdez" decir lo contario.

En referencia al elevado gasto por parte del equipo de Gobierno en estos festejos y en publicidad, la edil ha negado la cifra ofrecida desde el Grupo Popular que ronda el millón y medio de euros entre ambos conceptos, y la ha cuantificado en unos 600.000 euros, cantidad que, en todo caso ha justificado aclarando que, con esta inversión el Ayuntamiento ha beneficiado a empresas, artistas o comparsas locales. "Me gustaría que el concejal Armengol Engonga diga ahora a las empresas que este es un dinero que se ha tirado. Hay que tener mucho cuajo para salir a mentir y insultar", ha precisado.

Igualmente, la segunda teniente de alcalde ha reconocido algún retraso en alguna de las atracciones de esta Navidad que ha justificado en la necesaria realizar una supervisión técnica y sanitaria de todo antes de ponerlo en funcionamiento, algo que, según ha precisado, no pasaba antes en la ciudad. "Con el PP hemos estado subiéndonos a norias e hinchables sin supervisión y eso no va a volver a suceder, le pese a quien le pese", ha señalado.

Así, para Simón, el balance real de estas fiestas navideñas ha sido un "éxito", que se traduce en datos como el hecho de que se haya podido desarrollar el cien por cien de las actividades programadas de forma segura, estando las calles "repletas de vida" frente "a las calles vacías y con un alumbrado pobre" que primaba con el gobierno del PP.

"La navidad de Guadalajara ha sido una gran mezcla de tradición e innovación", ha incidido la segunda teniente de alcalde, satisfecha también con el nuevo itinerario de la cabalgata y con el carácter infantil de este año.

Según dijo, por el eje cultural han pasado estos días unas 150.000 personas, una cifra algo menos de lo inicialmente prevista pero que para Simón se ha debido a la pandemia y al miedo al contagio en los días previos a la Nochebuena ante la crecida de la variante ómicron. También unas 75.000 personas visitaron los Jardines Mágicos del Infantado y unas 1500 familias se acercaron con sus niños hasta la carpa de los Reyes Magos de Oriente.