scorecardresearch

La urbanización de la Ciudad del Transporte acabará en un año

Inmaculada López Martínez
-

El acceso norte de vehículos y la ejecución del puerto seco son las dos actuaciones más significativas que quedan pendientes

Vista del estado actual de esta importante infraestructura industrial ubicada a caballo entre los términos municipales de Guadalajara y Marchamalo. - Foto: Javier Pozo

En el plazo aproximado de un año, la provincia de Guadalajara será testigo de la conclusión de uno de los proyectos de logística industrial de mayor envergadura llevados a cabo en la Península Ibérica durante las últimas décadas. Nos referimos a PuertaCentro-Ciudad del Transporte, una infraestructura de 2,2 millones de metros cuadrados de superficie ubicada casi a partes iguales en los términos municipales de Guadalajara y Marchamalo. Así lo confirma a La Tribuna de Guadalajara Alejandro Solano, director de Inversión y Patrimonio de hi!Real Estate, compañía que aglutina a Hercesa, la empresa promotora de esta importante actuación. «Después de 20 años de trámites y trabajo, podemos afirmar que estamos culminando este proyecto con la finalización de las obras de urbanización»,. Tal y como detalla Solano, ya se ha producido la recepción parcial de las obras y queda pendiente una segunda parte prevista de aquí a final de año. No obstante, la actuación más importante que queda pendiente de ejecutar es el acceso norte para vehículos rodados, una entrada «que aportará un extra de funcionalidad al polígono». «Tenemos previsto ejecutarlo en nueve meses, máximo en un año y ahí es cuando estaremos en disposición de decir que las obras están totalmente terminadas», apunta el representante de  hi!Real Estate. Hay que recordar que desde hace más de dos años está abierto al tráfico el acceso sur de este nuevo área industrial y que son varias las compañías logisticas que operan desde hace tiempo en las primeras parcelas que fueron recepcionadas y acondicionadas, dando empleo a más de 3.000 personas.

Para los responsables de Hercesa y del agente urbanizador de Puerta Centro, Desarrollos Tecnológicos Logísticos (DTL), estar a punto de poner el punto y final de esta ambiciosa actuación significa «una gran satisfacción», habida cuenta de las dificultades y retrasos que ha tenido que atravesar a lo largo de su andadura. «Son proyectos que, por su envergadura, son complejos; necesitan de la participación de muchos actores, de distintas áreas de la administración y son difíciles de gestionar. Nuestro rol es de agente urbanizador y es el trabajo que lleva más tiempo. Las naves se construyen rápido, pero toda la parte de la gestión urbanística conlleva muchos trámites. Si además, entre medias nos visita una crisis económica de las más grandes de la historia como sucedió en 2008, pues eso no ayuda nada», argumenta Alejandro Solano, quien, por otra parte, alude al empujón final que «el boom de la logística y del comercio electrónico de los últimos años» sirvió para hacer realidad esta actuación. «Es un proyecto que ha tenido sus luces y sus sombras, pero podemos estar muy contentos de, finalmente, haber podido dotar  a la provincia de Guadalajara de esta infraestructura de estas características», resume Solano. 

PUERTO SECO

Junto al acceso norte, la otra actuación clave que está pendiente de construcción es el puerto seco que promueve y gestiona Port de Tarragona y que se convertirá en la plataforma intermodal más importante de su tipología en el centro de España, pudiendo acoger trenes de hasta 750 metros de longitud y conectando de manera directa con el Mediterráneo y, por ende, con las principales rutas de transporte marítimo de mercancías.

Una vez finalizados los movimientos de tierras sobre los que se levantará esta estratégica terminal de Port Tarragona, el siguiente paso es realizar  la conexión con la red ferroviaria. Sobre esta cuestión, el Ayuntamiento de Guadalajara anunció hace dos semanas que la Junta de Gobierno Local había dado el visto bueno el proyecto de ejecución del Plan Especial de Infraestructuras (PEI), un requisito necesario para llevar a cabo dicha conexión ferroviaria en la parte que que compete al término de Guadalajara. Ahora, queda pendiente que el Ayuntamiento de Marchamalo realice este mismo trámite para que  pueda iniciarse la urbanización y construcción de esta nueva estación intermodal que, prácticamente en su totalidad, estará emplazada dentro de término gallardo. En este sentido, el alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, asegura que se está ultimando el cuadrante económico y otros detalles del PEI que ha de aprobar su Consistorio, lo que espera que se resuelva «lo antes posible». Una vez superado este procedimiento legal, podrán dar comienzo los trabajos. 

La previsión de Port Tarragona es que esta puntera estación intermodal, que se levantará sobre una superficie de  150.000 metros cuadrados, pueda comenzar su actividad en el primer semestre de 2023. En concreto, estará conectada directamente con la terminal de La Boella, propiedad de la misma autoridad portuaria de Tarragona. Tendrá capacidad para recibir trenes de mercancías de 750 metros de longitud, de los cuales se calculan unos diez movimientos diarios, con cinco trenes en cada dirección, sumando entre 50.000 y 80.000 mercancías transportadas al día y posibilidad de albergar hasta 45.000 contenedores. De este modo, las mercancías que lleguen o salgan desde la terminal logística ferroviaria de la Ciudad del Transporte serán distribuidas por toda España, estando conectada a su vez con el mercado europeo e internacional gracias al futuro Corredor Mediterráneo. 

Sin duda, este puerto seco aportará a la Ciudad del Transporte un plus de rendimiento, eficacia y sostenibilidad fundamental para atraer la llegada de nuevas empresas. «La singularidad de este proyecto, es decir, lo que lo diferencia de otros polígonos industriales es precisamente la plataforma intermodal que permite flujo del tráfico de mercancías por ferrocarril y carretera. Además, se da la circunstancia de que la vía que pasará por ella es exclusivo para el transporte de mercancías, está fuera de la Red de Cercanías», valora Javier Solano. 

NUEVAS EMPRESAS

Aparte de los operadores y empresas logísticas que ya se encuentran instaladas en Puerta Centro, desde Hercesa confirman que se encuentran en negociaciones con otras compañías que han mostrado su interés en ampliar su negocio en este nuevo polígono industrial. «Existe el interés por parte de más empresas. No es posible dar nombres porque son operaciones que se están analizando, pero el interés está», confirma Javier Solano.  

De la misma manera lo corrobora el secretario general de CEOE-Cepyme-Guadalajara, Javier Arriola. «Hay posibles nuevos futuros proyectos e instalaciones. Se trata de un gran centro logístico que está despertando mucho interés. En breve, habrá más noticias sobre ello», concluye. 

UNA INFRAESTRUCTURA INTERMODAL ESTRATÉGICA

La Ciudad del Transporte, bautizada después como Puerta Centro, es uno de los proyectos industriales más ambiciosos promovidos en la provincia en las últimas décadas. Se trata de una apuesta personal y tenaz del conocido empresario alcarreño Juan José Cercadillo, presidente y alma máter de Hercesa (actualmente parte del grupo inmobiliario hi!Real Estate), que se forjó a principios de este siglo con la intención de posicionar a Guadalajara como la mayor plataforma logística y de servicios del centro de la Península Ibérica. Los tediosos trámites administrativos que supone desarrollar una actuación de esta magnitud (negociación con propietarios, recalificación del suelo, proyectos, etc.) junto con la irrupción de varias crisis económicas, especialmente la de 2008, prolongaron su ejecución mucho más de lo previsto.

Sin embargo, hoy se puede decir que la Ciudad del Transporte es una realidad, con empresas ya ubicadas y trabajando a pleno rendimiento como es el caso de XP0, Inditex o Nestlé. No obstante, será dentro de un año cuando las obras de urbanización de esta gran urbe logística finalizarán al cien por cien. Además, en ese mismo plazo de tiempo comenzará a operar su puerto seco, la que es, sin duda, la infraestructura que aporta a este  proyecto un valor añadido y diferencial respecto a cualquier otro polígono de carácter logístico.

En su conjunto, Puerta Centro-Ciudad del Transporte abarca 2,2 millones de metros cuadrados de suelo terciario entre los términos municipales de Guadalajara y Marchamalo con una superficie edificable de 780.000 metros cuadrados. Al margen de las parcelas destinadas a las naves logísticas e industriales, contempla un Truck Centre o área para camiones y vehículos pesados con todos los servicios (aparcamiento,  ITV, talleres y gasolineras). Además, el proyecto incluye zonas comerciales, oficinas y establecimientos hosteleros. La inversión global de esta actuación superará los 150 millones de euros y, una vez a pleno rendimiento, se calcula que creará unos 6.000 puestos de trabajo.

El punto fuerte de esta nueva área logística es, sin duda, su ubicación (en pleno centro del país) y sus accesos rápidos con la A-2 y la R-2 a través de la Ronda Norte y de la carretera de conexión de los polígonos. A ello se suma la plataforma intermodal que está desarrollando Port Tarragona, con una inversión de 19 millones de euros, y que vinculará los flujos del tráfico de mercancías por tren y carreteras conectando directamente con la terminal de La Boella, en Tarragona, con una línea ferroviaria de mercancías, fuera de la red de Cercanías. Esta infraestructura será la más importante de su tipología en el centro de España, pudiendo acoger trenes de hasta 750 metros de longitud.

El director de Inversión y Patrimonio de hi!Real Estate, Alejandro Solano, valora la Ciudad del Transporte como «la infraestructura logística industrial más importante de la Península por ubicación y tamaño». «Para la provincia de Guadalajara supone un hito en su desarrollo económico porque es una infraestructura que dinamiza toda su economía y es un centro generador importantísimo de empleo». añade. Así también lo considera el secretario general de CEOE-Cepyme Guadalajara, Javier Arriola, quien tilda esta infraestructura de «proyecto emblemático que vuelve a demostrar el potencial que la provincia tienen en el sector de la logística y que nos hace ser punto de referencia». El alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, y el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Guadalajara, Rafael Pérez Borda, se muestran en la misma línea de opinión y avalan el impulso económico y la creación de puestos de trabajo que acarrea este nuevo área logística. «Lo más importante es que es una actividad que esperamos que se mantenga en el tiempo», afirma Esteban. «Es un punto que va resultar estratégico. Ya hay empresas implantadas y estamos trabajando para que se implanten más para que doten a Guadalajara de un mayor nivel de empleo», concluye Pérez Borda.