scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Lunes de encuestas

28/02/2023

Los lunes, varios medios de comunicación publican sondeos. Sirven para lo que sirven, tentar cómo respira la sociedad respecto al gobierno y los partidos de la oposición en ese momento. Pero cuando dentro de dos mees se celebran unas elecciones que serán determinantes para las generales de meses más tarde, es lógico que se analicen los sondeos del derecho y del revés. Y que los estrategas de los partidos desmenucen la letra pequeña, que según los profesionales es la que desvela los datos más relevantes.

Las encuestas son unánimes en varios puntos: gana el PP con uno número de escaños que oscila entre 130 y 140, el Psoe queda segundo cerca de los 100 escaños pero sin alcanzarlos, y Vox es tercera fuerza. En principio, un pacto entre PP y Vox daría la presidencia del gobierno a Feijóo, pero hasta el rabo todo es toro, y el resultado que importa es el que recogen las urnas.

Coinciden las encuestas con el registro de la moción de censura de Vox, que ha dicho que sus señorías tendrán que decidir si quieren de presidente a Sánchez o a Ramón Tamames. No es exactamente así, las matemáticas hacen imposible que Tamames alcance la Moncloa aunque le apoye el PP, que no piensa hacerlo. Pero es que además esa moción es, cuando menos, peculiar.

El candidato no tiende escaño ni milita en el partido que intenta desalojar al presidente de Moncloa; el presidente de gobierno pretende que la moción se convierta en censura a Feijóo, que no tiene ninguna vela en ese entierro; ni siquiera cuenta con escaño en el Congreso. Además no existe la fórmula de moción al líder de la oposición. Lo de la mejor defensa es el ataque es habitual en Pedro Sánchez, pero en este caso no tiene que defenderse de aquel a quien pretende atacar, sino que se enfrentará enfrente a un candidato al que tratará con guante blanco por su trayectoria política y porque todavía le considera un hombre de izquierdas aunque sea candidato de un partido de extrema derecha. Ni el mejor guionista de Hollywood especializado en series políticas mejoraría esta rocambolesca historia.

El espectáculo está asegurado y Tamames tendrá minutos de gloria que, conociéndole, es lo que más le puede gustar. Lo que habrá que ver es si, de cara a los sondeos, la moción de Tamames perjudicará o beneficiará a Vox, si Sánchez va a quedar dañado por las arremetidas que supuestamente tendría que darle el prestigioso economista que en tiempos fue personaje importante del partido comunista y del antifranquismo… Y si Feijóo va a salir tocado o fortalecido, aunque esta moción ni le va ni le viene. Pero tiene su aquel que Sánchez quiera aprovechar la ocasión para darle en el carnet de identidad. Y Abascal, si puede, también, echándole en cara que no apoya una moción contra Sánchez.

Es decir, nadie va a jugar el papel que le corresponde. Un despropósito.