scorecardresearch

El calendario romero de la provincia, en marcha

Inmaculada López Martínez
-

Tras la celebración de la romería a Barbatona, desde mayo hasta finales de septiembre, la provincia vive una auténtica explosión de este tipo de celebraciones populares que aúnan devoción, tradición, hermandad y naturaleza

Imágenes de varias de las romerías más destacadas de la provincia de Guadalajara. - Foto: Turismo en Guadalajara

La celebración de la Marcha de Barbatona marca el inicio del calendario de las principales romerías de la provincia. Sin duda, Guadalajara es una tierra muy rica en este tipo de fiestas religiosas populares que aúnan devoción, tradición, hermandad y naturaleza. Los dos años de parón producidos por la pandemia, también en ámbito de la celebración de las romerías, hace que su regreso se vive con un sentimiento de gozo y emoción muy especial. «Para la gente de los pueblos es un motivo de mucha alegría. Lo hemos vivido ya en los días de la Semana Santa con las cofradías y hermandades y ahora lo haremos con las romerías que son un motivo de encuentro y celebración muy especial incluso en los municipios más pequeños», señala Alfonso Olmos, director de la Oficina de Información del Obispado. En esta misma línea de opinión se muestra Jesús Montejano, delegado diocesano de Piedad Popular. «Las romerías y peregrinaciones, tras las restricciones por la pandemia, se han retomado con renovada ilusión. La gente expresa su agradecimiento a Dios, pide por los enfermos, se encomienda en sus dificultades, expresa su religiosidad acudiendo a los santuarios, las ermitas y los lugares de peregrinación. Se retoman con ganas estos caminos que expresa una dimensión de nuestra condición humana, pues somos homo viator, es decir, seres que estamos en camino, como la vida misma», declara.

Ni siquiera desde el propio Obispado son capaces de ofrecer una cifra de las romerías que hay en la provincia al ser tantas y tan variopintas. Podría decirse que no hay municipio que no tenga su ermita o santuario y festeje, al menos una vez al año, su romería. Y si no la tiene, se une a la celebración del pueblo vecino. «Cada población, por pequeña que sea, tiene su ermita, dedicada a la Virgen o al patrón del lugar. Las fiestas y las procesiones son convocatorias que crean Iglesia a través de esta expresión de piedad popular. Por todos los rincones de la diócesis encontramos expresiones maravillosas de piedad popular», señala Montejano.

Casi todas comparten la peculiaridad de no tener fecha fija, sólo aproximada, y suben o bajan en función del calendario litúrgico anual que se guía por la Cuaresma..

Imágenes de varias de las romerías más destacadas de la provincia de Guadalajara.Imágenes de varias de las romerías más destacadas de la provincia de Guadalajara. - Foto: Turismo en GuadalajaraAparte del componente religioso y fraternal, estos eventos tradicionales ofrecen una característica más que los hace singulares, el enclave donde se celebran, al localizarse en parajes naturales pintorescos y de extraordinaria belleza. Por otro lado, Jesús Montejano detalla las características propias que atesoran estos encuentros desde el punto de vista espiritual. «Las notas que caracterizan la peregrinación cristiana son: antropológica, pues somos seres en camino; la penitencial, pues la peregrinación conlleva una invitación y expresión de conversión, por lo que los santuarios son lugares privilegiados para recibir el sacramento de la penitencia; la festiva, pues la peregrinación conlleva alegría, a pesar del esfuerzo y las penalidades que conlleva; y cultual, pues en la peregrinación se propicia un encuentro con Dios, bien a través de la liturgia, bien a través de la piedad popular. En el culto están presentes la alabanza, la acción de gracias, el cumplimiento de un voto o la petición de perdón. La última nota, aunque no por ello menos importantes, es la de comunión, pues la peregrinación se realiza en comunidad, como grupo». 

 

DESTACADAS

Tras Barbanota, probablemente sea el santuario de la Virgen de la Hoz, en tierras del Señorío de Molina, el más conocido y visitado. Esta espectacular ermita, enclavada en las rocas del barranco del Hoz en término de Ventosa (Corduente), es la referencia de doce pueblos de la zona, que acuden en diversas fechas a rendir tributo a la Virgen de la Hoz. La fiesta del santuario propiamente dicha se conmemora en la víspera de Pentecostés y el domingo de después del Corpus, la cofradía de Molina de Aragón celebra la loa y danzas en honor a la Virgen. 

También en la víspera de Pentecostés (4 de junio este año), los vecinos de Cobeta y otros seis pueblos de la comarca acuden con sus correspondientes cruces parroquiales la romería de Nuestra Señora de Montesino. El monasterio de la Madre de Dios de Buenafuente se puebla de notable cantidad de amigos que acuden de Huertahernando, Buenafuente e incluso desde Madrid, Guadalajara y Zaragoza, para celebrar Pentecostés y la romería de la Virgen de los Santos.

Imágenes de varias de las romerías más destacadas de la provincia de Guadalajara.Imágenes de varias de las romerías más destacadas de la provincia de Guadalajara. - Foto: Turismo en GuadalajaraEl domingo de Pentecostés todas las miradas se fijan en la Caballada de Atienza y en su particular romería al santuario de la Virgen de la Estrella. En la comarca del Sorbe, es inconfundible la romería de la Virgen de Peñamira, o, a la que acuden fieles de nueve pueblos. Entre mayo y junio, también hay que hacer mención a las romerías de la Virgen del Buen Labrado, en Ablanque, con su popular jota; la Virgen de Valbuena de Cendejas de Enmedio; la Virgen de Ribagorda de Peralejos; y la Virgen del Madroñal de Auñón, entre otras. 

Ya en septiembre, el día 3, es de obligada mención la romería del Santo Alto Rey de la Majestad, que tiene la singular particularidad de realizarse en la cima del Alto Rey (1852 metros). La romería de la Cueva del Beato de Cifuentes y la de la Virgen de la Granja de Yunquera de Henares, que coinciden el 8 de septiembre, son otras dos de las citas más notorias de este particular calendario romero.