scorecardresearch

«Estoy convencida de que nací para ser empresaria»

Inmaculada López Martínez
-

La directora general de Grupo Quiles acaba de recibir el XVIII Premio Empresarial de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha en representación de la provincia de Guadalajara

«Estoy convencida de que nací para ser empresaria» - Foto: Javier Pozo

Teresa Quiles Orozco es una de las empresarias más conocidas de la provincia de Guadalajara. Nació en el seno de una empresa familiar dedicada a la fabricación y comercialización de maquinaria agrícola y, tras cursar la carrera de Ciencias Empresariales, comenzó su vida profesional como parte de la cuarta generación de Grupo Quiles, donde actualmente ocupa el cargo de directora general. El crecimiento y exitosa trayectoria de esta emblemática empresa familiar la ha hecho convertirse en un auténtico referente del sector de la automoción. El pasado 27 de octubre, Teresa Quiles fue distinguida con el XVIII Premio Empresarial de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) por la provincia de Guadalajara; un galardón que recibe «con honor» y que le sirve como estímulo para continuar trabajando con la pasión que siempre lo ha hecho.

¿Cuáles son los orígenes de Grupo Quiles?

Represento la cuarta generación de esta empresa familiar. Mi bisabuelo junto con mi abuelo trabajaban haciendo aperos agrícolas. Ahí es donde empezó todo. Llegó un momento, hacia el año 1959, en el que mi abuelo apostó por mecanizar el campo y, en 1963 de la mano de John Deere, nos hicimos concesionario de tractores. Como digo, había que mecanizar el campo, pero también había que convencer a los agricultores de que era el momento de dejar los aperos de las mulas. Mecanizamos el campo de Guadalajara y, posteriormente y coincidiendo con mi incorporación en la empresa en 1982, optamos por ampliar el sector de la automoción y comenzamos a trabajar con la marca Suzuki-Santana. Poco a poco, hemos ido creciendo tanto en la rama agrícola en territorio (somos concesionario de Cuenca, Madrid y Guadalajara) como en la de automóviles, que es la parte que más directamente llevo yo. En este ámbito, estamos en Madrid y Guadalajara, hemos crecido en marcas y trabajamos con Suziki,  Mitsubishi, Isuzu y DFSK.  

«Estoy convencida de que nací para ser empresaria»«Estoy convencida de que nací para ser empresaria» - Foto: Javier Pozo¿Cuál cree que es el éxito de tan larga trayectoria y expansión?

Creo que para que una empresa familiar funcione hay que tener mucha generosidad y comunicación entre todos. A partir de ahí, es necesario tener ganas de crecer, de enfrentarte a nuevos retos y, sobre todo, rodearte de un equipo de personas que te ayuden en ese crecimiento. Ése es el éxito, que tu equipo confíe en ti y que entre todos se tire para adelante con nuevos horizontes y proyectos y con la confianza de poder conseguirlos. 

¿Qué valores recibió de sus antecesores que han guiado su carrera en el ámbito empresarial? 

Lo que yo recibí de mi familia y de mis antecesores es el espíritu de servicio, la seriedad en lo que uno hace y el compromiso con los clientes que son, en definitiva, quienes van a labrar tu futuro. Recuerdo que mi padre siempre me decía lo importante que era el servicio postventa porque significa que estás atendiendo bien al cliente siempre, aparte de hacerlo en es parte «más bonita» que es la venta. Y es cierto que una buena postventa es la que te hacer tener continuidad y fidelizar al cliente. Seriedad, compromiso con el cliente y, muy importante también, compromiso con nuestros trabajadores. En eso me han educado y eso es lo que ahora yo trato de transmitir a la quinta generación que son dos de mis tres hijos que ya se han incorporado a la empresa.

¿Nació para ser empresaria?

Sí, lo tengo claro. Nací en la empresa y cuando abrí los ojos ya estaba viendo los tractores verdes a mi alrededor. Me encantaban. Para mí, trabajar es un disfrute. Lo ha sido durante toda mi vida. Eso no quita que tengas días mejores y otros peores, con situaciones más o menos complicadas. Pero estoy convencida de que nací para ser empresaria, los genes los traigo de antaño.

Bajo su experiencia, ¿cuáles son las principales dificultades a las que se enfrenta un empresario?

Cuando emprendes o llevas las riendas de un negocio es necesario estar muy al día del sector en el que te mueves y en otras muchas cuestiones como tramitaciones, novedades legales, etc. No puedes bajar la guardia nunca, tienes que estar actualizado en todo. 

¿Y cuáles son las recompensas?

Es muy bonita la parte de responsabilidad de las familias. En nuestros trabajadores, yo no veo solamente a la persona, veo una familia. Veo a una familia que está confiando en nosotros, que está trabajando con nosotros… En definitiva, somos familias que dependemos de nuestro trabajo y de nuestro buen hacer. El compartir la alegría del éxito que tengas en un momento determinado con tu equipo, con tu gente, con las familias es, sin duda, lo más gratificante de ser empresario. Es cierto que para ser empresario tienes que sentirlo porque requiere muchos sacrificios y no siempre todos esos sacrificios tienen una recompensa positiva. Pero bueno, al final, tienes que verlo a lo largo de la vida y siempre el balance es favorable. 

El pasado 27 de octubre recibió el XVIII Premio Empresarial de Cecam por la provincia de Guadalajara. ¿Qué supone para usted este reconocimiento?

Recibir este premio es un honor muy grande y una responsabilidad. Agradezco a mi abuelo y, sobre todo, a mi padre que es con quien más conviví que me hayan enseñado a hacer las cosas bien y a estar donde estamos. Como digo, supone un honor muy grande por parte de Grupo Quiles y por parte de Guadalajara y, además, se recibe como un chute de energía para seguir para adelante.  

¡Cómo valora la situación actual del tejido empresarial de la provincia? ¿Cree que ha pasado a depender de la logística en exceso?

Por la posición geográfica que Guadalajara tiene, hemos tenido una oportunidad que ha venido a través de la logística y creo que lo que tenemos que hacer es disfrutarlo y saber valorarlo porque supone la creación de muchos puestos de trabajo. Es cierto que la provincia de Guadalajara es muy extensa y despoblada en la que se desarrollan otro tipo de actividades que también son importantes para el desarrollo económico, pero no cabe duda que hemos dado un boom en el tema de la logística y, como digo, considero que lo tenemos que aprovechar.

¿Le preocupa el fenómeno de la despoblación? ¿Habría que apostar más por los pueblos?

Nosotros hemos vivido toda la vida de los pueblos. Primero de Guadalajara y ahora también de Madrid y de Cuenca que es donde tenemos concecionarios. Siempre hemos estado con el agricultor y ahora estamos viendo que está surgiendo un grupo de gente joven ligado a esta actividad. No debemos olvidar que, hoy en día, el campo está muy avanzado, hay una sofisticación en cuanto a mecanización y digitalización tremenda. Y eso también resulta un atractivo para la gente joven. Sin duda, yo apuesto por la vida en el campo. Además, hoy en día, con las carreteras y las comunicaciones que tenemos vivir en el campo, vivir en un pueblo no quiere decir que tengamos que renunciar a ninguna comodidad. 

Es la presidenta de la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Vehículos. ¿Cómo se encuentra el sector tras el duro revés de la pandemia del Covid-19?

La pandemia ha afectado de una manera muy importante al sector de la automoción y ahí está la bajada de las cifras de matriculaciones que es por lo que nosotros nos medimos. Hemos viviendo una situación sorprendente e insólita. Y ahora resulta que hay escasez de componentes de los vehículos, como de componentes de otros sectores como el informático, ha tenido que bajar la producción. Nosotros que siempre hemos tenido muchos coches para vender, en estos momentos, no tenemos todos los que queremos. Es un situación muy atípica. Creo que está cambiando el mundo. Esta pandemia va a transformar a muchos sectores y uno va a ser, sin duda, el del automóvil. La venta, la movilidad, el espíritu de la propiedad... todo está cambiando y los concesionarios tendremos que ir orientándonos hacia otro tipo de servicios. 

 Entonces, ¿están notando la falta de suministro mundial?

Sí, lo estamos padeciendo todos los concesionarios a nivel nacional. Depende del modelo y de la marca, hay más o menos dilación en la entrega, pero no cabe duda que es una situación que nos está afectando mucho. Es cierto que la gente tiene ganas de estrenar y comprarse un coche, igual que estamos viendo que tiene ganas de salir después de sufrir tanto en la pandemia, pero no le podemos dar toda la agilidad que nos gustaría.

Por último, ¿qué consejo le daría a un joven que decida emprender?

Lo primero, hay que tener ilusión. En segundo lugar, hay que pensar que sin esfuerzo y sin trabajo, no se consigue nada. Tenemos que ser coherentes también con nuestro trabajo, lo que queremos y lo que defendemos. Sabemos que nos vamos a encontrar con situaciones complicadas, pero el espíritu de superación, la capacidad de trabajo, la responsabilidad, la perseverancia y la pasión son los ingredientes para poner la semillita y, a partir de ahí, trabajar y confiar en tu idea.