scorecardresearch

Recuperan la puerta del Peso de la Harina del Alcázar Real

Beatriz Palancar Ruiz
-

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Guadalajara ha dado a conocer la fase de licitación de unos estudios arqueológicos necesarios para llevar a cabo la conexión entre el parque del barranco fluvial y la calle Madrid a través del monumento

Rafael Pérez Borda supervisando los trabajos de rehabilitación de la puerta del Peso de la Harina en el Alcázar Real de la ciudad. - Foto: B. Palancar Ruiz

Desde hace pocos días, ya es posible transitar por la calle Madrid sin obstáculos a la altura del Alcázar Real. El Ayuntamiento de Guadalajara ha recepcionado la obra de rehabilitación de la puerta del Peso de la Harina, concretamente en una superficie de 350 metros cuadrados, que llevaba años protegida por un vallado para evitar el desprendimiento de objetos de la fachada a la acera.

El concejal de Urbanismo del Consistorio capitalino, Rafael Pérez Borda, ha puesto en valor que "la puerta del Peso de la Harina es uno de los elementos más singulares de este conjunto arquitectónico y que, antiguamente, era la entrada a la Fábrica de Paños", criticando que los anteriores equipos de Gobierno municipales no se hayan ocupado de esta obra de rehabilitación a la que se han destinado 55.000 euros para financiar el proyecto, las obras y el seguimiento arqueológico de las actuaciones que se han llevado a cabo.

Según ha detallado Pérez Borda, en el diagnóstico arqueológico previo a la obra se detectaron "tejas sueltas, la cal y la piedra se iban cayendo dejando enormes agujeros en el muro. Por ello, en agosto de 2021, se contrató el proyecto de rehabilitación, y en febrero de este año se adjudicaron las obras de rehabilitación que hoy vemos terminadas y se han realizado durante los últimos cuatro meses y medio", que en concreto se han centrado "en la reparación del muro de la fachada, se han eliminado las tejas sueltas de la cabecera de los muros, hemos eliminado, respetando todos los requerimientos de Patrimonio, las lechadas de cemento que encontrábamos en el tapial calicastrado y se ha optado por la consolidación superficial del hormigón de cal original visto, relleno de fisuras y grietas, y crear un nuevo revestimiento de cal", informaba esta mañana el también primer teniendo de alcalde del Ayuntamiento de Guadalajara.

Pero el edil de Ubanismo ha asegurado que "el trabajo del Alcázar no acaba aquí. Tenemos una hoja de ruta que estamos siguiendo". Por ello, el Ayuntamiento de Guadalajara ha publicado el proyecto de licitación para llevar a cabo un nuevo estudio arqueológico, por valor de casi 40.000 euros, que tienen como objetivo llevar a cabo la conexión desde la plataforma que hay al nivel de las antiguas caballerizas que dan al parque fluvial del barranco con la calle Madrid. "Nos va a servir de guía para realizar esta conexión entre el barrio del Alamín con el casco de la ciudad. La recuperación del Patrimonio es una de las preocupaciones de este equipo de Gobierno. Y créanme que no está siendo fácil porque han sido muchos los años en los que se ha mirado para otro lado. Ojalá, algún día, con el trabajo de todos podamos decir que el Alcázar de Guadalajara ha salido de la lista roja de Patrimonio", aseguraba Rafael Pérez Borda.

Más actuaciones patrimoniales

Respondiendo a preguntas de los periodistas, Rafael Pérez Borda ha informado de otro procedimiento relacionado con el patrimonio de la ciudad, concretamente, al proceso de licitación para las obras de conservación del poblado de Villaflores en lo que respecta a la parte del BIC que es propiedad municipal. "Esto es un primer paso de la consolidación de los edificios y hay que seguir trabajando en el poblado para que, realmente, en el futuro, tenga una viabilidad y pueda ser parte de la ciudad en la que la conexión sea fácil y podamos subir al monte y disfrutar de ese entorno maravilloso", ha dado a conocer el edil de Urbanismo.

Hay que recordar que el poblado de Villaflores pertenece a dos titulares. El edificio principal de la casona pertenece a la empresa Hercesa y el resto del conjunto al Ayuntamiento de Guadalajara. Pérez Borda aseguraba esta mañana que la empresa ya ha iniciado la "consolidacion de la rehabilitación de la casona", lamentando el retraso que ha tenido la administración local para iniciar este mismo procedimiento aunque se espera que los trabajos se realicen al mismo tiempo. Esto es lo que tiene la administración, que los procesos administrativos y públicos son más lentos. Somos dos titulares del conjunto y tenemos que ir de la mano para lograr que realmente pueda salir adelante todo el conjunto y podamos disfrutar de él todos los vecinos de la ciudad", recordaba el edil de Urbanismo.

Igualmente, Rafael Pérez Borda se ha referido a la obra de construcción de un edificio de viviendas en el inicio de la calle Mayor, concretamente en el número 47, en el que están apareciendo restos arqueológicos. "Es una intervención privada, estamos intentando agilizar todo lo máximo posible. Hace un par de semanas nos llegó el último informe por parte de Cultura de Castilla-La Mancha y estamos trabajando para poder actualizar la licencia de construcción que ya se dio hace unos meses. Estamos valorando el informe y el nuevo proyecto de ejecución que ha presentado la propiedad", argumentaba el también primer teniente de alcalde de la ciudad.

Hay que recordar que según las últimas noticias publicadas en La Tribuna de Guadalajara, el último hallazgo, en la parte más cercana a la propia calle Mayor, es una parte del tramo de la muralla medieval andalusí del siglo X, fortificación de la que se había encontrado en un estrato inferior sus cimientos, y que ahora aporta nuevos datos sobre cómo era la ciudad de Guadalajara en aquella época. Unos restos arqueológicos que desde el servicio de Cultura de Castilla-La Mancha se aseguraba que era necesario conservar y por lo que sería necesario modificar parte del proyecto de ejecución de la obra presentada por la empresa que lleva a cabo la construcción del edificio de viviendas.