scorecardresearch

Los festejos taurinos populares vuelven a cifras prepandemia

Beatriz Palancar Ruiz
-

El calendario de encierros por el campo de la provincia, que se extiende hasta noviembre, reserva todavía importantes citas para los aficionados, ya que quedan por celebrarse algo más de la mitad de sueltas de reses por el campo y las calles

Imagen del encierro por el campo de Yunquera de Henares que se celebró en septiembre de 2021. - Foto: Javier Pozo

Muduex, en el mes de noviembre, con un horario de invierno, a las 15,00 horas, será el último encierro que se celebre en la provincia de Guadalajara. Hasta entonces, los aficionados todavía tienen entre manos un calendario repleto de festejos populares, ya que algo más de la mitad de toda la temporada se concentran en el mes de septiembre y octubre por la celebración de fiestas patronales o de festividades menores.   

Aunque ya han pasado citas importantes en Galápagos, Brihuega o Uceda, lo cierto es que los amantes de los encierros por el campo y por las calles todavía tienen por delante otras convocatorias importantes como la bajada de Yunquera, Fuentelencina con sueltas desde la ganadería , Malacuera que realiza una suelta a la antigua usanza porque se introduce el toro hacia el pueblo, así como Peñalver, Chiloeches, El Casar, Horche o Jadraque, así como las ferias chicas de Romancos y Brihuega, entre otras muchas.

«Queda todavía un 50 o 55% de festejos que celebrar todavía. Y habrá pueblos que quieren celebrar sus fiestas chicas que todavía no hayan anunciado un festejo y seguro que lo van a hacer. Cada pueblo tiene su peculiaridad y destacar alguno concreto es muy difícil», asegura el responsable de prensa de la Federación Taurina de Guadalajara, Raúl Cuevas. 
Precisamente esta institución, según viene recogiendo en sus últimos boletines mensuales, ha podido constatar que el año 2022 está siendo un año muy bueno en lo que a la celebración de festejos taurinos populares en la provincia de Guadalajara, ya que se están incrementando tanto en número como en su calidad por la cantidad de reses que participan en la suelta, volviendo a cifras prepandemia.

«Se han incrementado, principalmente, por la pandemia porque creo que la gente se ha dado cuenta de que el festejo era algo principal en sus pueblos. Los pueblos que hacían los siguen manteniendo, incluso han aumentado en sueltas, y otros que no lo hacían han vuelto a celebrar», considera Raúl Cuevas.
Tal es así que localidades como Usanos ha recuperado este 2022 su encierro por el campo tras años sin celebrarse, o Molina de Aragón tiene previsto realizar una corrida y una suelta de vacas por el río tras años sin contar con estos festejos.

 «Quien no ha aumentado en días, lo ha hecho en número de animales», especifica el portavoz de la Federación Taurina poniendo como ejemplo pueblos como Fontanar, Marchamalo o Romancos.

Sin duda, los muchos aficionados al mundo del toro, y sobre todo a los encierros, de la provincia de Guadalajara están apoyando con su presencia este crecimiento del número de festejos taurinos en 2022 tras los dos años más duros de la pandemia.

«El ejemplo lo tienes en Brihuega. El encierro congregó a más gente que en los últimos tres o cuatro años antes de la pandemia. Al igual que en Uceda y Galápagos que fueron los primeros encierros que se celebraron en verano» declara Raúl Cuevas que valora que este incremento «ayuda a que crezca la afición porque, con el festejo taurino, también se han organizado para los niños trashumancias de animales mansos para niños donde la participación era muy numerosa. A parte de sacar carretones, esto sirve para que aumente el número de aficionados. En casi todos los pueblos se ha hecho alguna de ellas con gran asistencia de público».

Igualmente, desde la Federación Taurina de Guadalajara se aplaude las últimas declaraciones de Fiesta de Interés Turístico Regional de los encierros de Guadalajara y de La Charcuela en Uceda que se suman al de Brihuega que poseía esta distinción desde 2009. «Cuantos más tengamos en nuestra provincia más refrendaremos el festejo taurino y la importancia que tiene para todos sus habitantes. Estas declaraciones sirven para que todo aquel que achaca que la tauromaquia no forma parte de la cultura, que vea que sí lo es. En Guadalajara, y se pueden acercar a muchos pueblos de la provincia pequeños, que no son Fiestas de Interés Turístico, pero que verían que hay mucho turismo. Que se celebren estos eventos conlleva riqueza», analiza Cuevas.

Estadística

La Federación Taurina de Guadalajara está analizando mes a mes los datos correspondientes a la celebración de festejos taurinos en la provincia desde 2010. «Este año, hemos vuelto a números de 2017 y 2019 que fueron años donde tuvo un repunte impresionante. Hemos vuelto a años prepandemia y esto viene dado por las ganas de la gente y lo que hemos vivido estos dos años», argumenta el portavoz de la Federación.

 Entre los últimos datos analizados hay que destacar los correspondientes al mes de julio, un mes en el que se han celebrado en la provincia 36 festejos taurinos populares, lo que supone un 89% más que en 2019, y un 33% más que en el año 2017.

De igual manera, en los primeros seis meses de 2022, ya había aumentado el número de festejos taurinos celebrados en un 10% respecto al mismo periodo en 2019. 

Hay que poner en valor que los dos años de referencia que se citan de manera repetida, de 2017 a 2019 fueron muy buenos. Solo en 2017, se celebraron en la provincia de Guadalajara un total de 466 festejos taurinos. Al año siguiente, 2018, se incrementó en 29 el número de festejos, con un total de 495. Y en 2019, último año antes de la pandemia, se desarrollaron 542 festejos taurinos, lo que supuso un incremento del 14% respecto a 2017.

Por ello, desde la Federación Taurina de Guadalajara se piensa que si en el segundo semestre del año se mantiene ese mismo porcentaje de ascenso que en el primero, el 10%, se podría alcanzar o superar el número de festejos taurinos anuales de los años 2010 y 2011, cuando se contabilizaron 6776 y 657 festejos taurinos en toda la provincia.

En el otro lado de la balanza, encontramos los años más duros de la pandemia del coronavirus, 2020 y 2021, que igual que en otros aspectos de la vida, también han afectado al mundo taurino. Según los datos de la Federación Taurina, solo se celebró un encierro por el campo, tres sueltas de reses y cuatro concursos de recortadores en 2020; al igual que en 2021, se permitió la organización de 52 encierros por el campo, 25 sueltas de reses y 20 concursos de recortadores. Ninguno de los dos años hubo encierros urbanos.

«Muchos pueblos tiraron para adelante. Se demostró que el encierro era una celebración cultural segura. Hubo más encierros de los esperados. En 2020, solo uno o dos pueblos hicieron festejos, pero en 2021, hasta septiembre no hubo demasiados pero desde entonces, una explosión de encierros», estima Raúl Cuevas.

Con todo ello, el año 2020, culminó con un total de 12 festejos taurinos organizados, por los 134 del pasado año 2021.

 Sin duda, el verano, por la celebración de las fiestas patronales y ferias chicas en los pueblos, es el momento del año en el que mayor convocatoria de eventos taurinos hay en la provincia. Teniendo en cuenta que quedan por celebrarse más de la mitad de los encierros por el campo y urbanos de la temporada, los 237 festejos taurinos, en los que han participado 286 reses, que se han celebrado en 96 localidades hasta el 31 de julio son buena muestra de la arraigada afición taurina de Guadalajara.

Eso sí, en el mapa provincial existen diferencias notables. La comarca de la Alcarria es la que acoge el mayor número de eventos, con 154 festejos organizados en lo que llevamos de 2022, por los 71 que han tenido como escenario los municipios de la Campiña. Las comarcas en las que se organizan menos festejos taurinos tradicionalmente son la Serranía y el Señorío de Molina. En lo que va de este año, nueve festejos en la Sierra y tan solo tres en territorio molinés.