scorecardresearch

Convocan una concentración contra megaplantas fotovoltaicas

Inmaculada López Martínez
-

La plataforma Aliente promueve este acto de protesta para mostrar su preocupación por «la avalancha de proyectos» de estas características planteados en la provincia que superan los 70

Berta Caballero, Teresa Batrina y Rosa Pardo, integrantes de la plataforma Aliente, dieron a conocer esta convocatoria. - Foto: L.T.

La plaza de Santo Domingo de Guadalajara acogerá este sábado 11 de junio, a las 12,00 horas, una concentración promovida por la plataforma ciudadana Aliente bajo el lema 'Renovables sí, pero no así'. «El motivo de esta concentración es hacer llegar al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y a la Junta de Comunidades nuestra preocupación por la avalancha de proyectos que por su magnitud pueden pavimentar de módulos fotovoltaicos y parques eólicos la Campiña y amplias zonas de la provincia de Guadalajara», ha resumido María Teresa Batrina, representante de Ecologista en Acción y miembro de esta plataforma durante la presentación pública de este acto de protesta.

De hecho, tal y como denuncian desde Aliente, diferentes empresas tienen planteados más de 70 de proyectos de estas características en toda la geografía provincial, principalmente, en la Campiña y la Alcarria. Tan sólo en la comarca campiñera existen encima de la mesa proyectos fotovoltaicos que abarcan una extensión de terreno «mayor a la que ocupan 6.000 campos de fútbol», ha advertido Berta Caballero, vecina de Masegoso y otra de de las portavoces de Aliente. Viñuelas, Casas de Uceda, El Cubillo de Uceda, Usanos, El Casar, Marchamalo o Galápagos son varios de los municipios campiñeros afectados por estas iniciativas energéticas. «Queremos dar a conocer lo que está pasando en nuestra provincia, donde las ubicaciones de las megaplantas fotovoltaicas y eólicas están en manos de la voracidad de compañías privadas cuyo oligopolio está provocando una burbuja especulativa», ha añadido.

En esta misma línea de opinión se ha mostrado Rosa Pardo, integrante de Aliente y de la plataforma en defensa del Río Ungría, quien ha querido alertar sobre los seis proyectos de grandes parques solares que se han presentado para pequeños municipios de este valle alcarreño (Valdegrudas, Caspueñas, Fuentes de la Alcarria, Atanzón, etc.), recientemente declarado Paisaje Protegido pero con una superficie inferior a la inicialmente prevista, precisamente, «para dar cabida a estos parques solares».  «Los intereses de los territorios deberían ser velantos antes los intereses de los fondos especulativos de capital internacional que hay detrás de la mayoría de estos proyectos», ha declarado Pardo.

Desde a plataforma ciudadana Aliente también han querido recordar «la importancia de mantener los cultivos de secano, de cereal y la ganadería extensiva», actividades «que destruyen» estos parques energéticos. «Que no nos sigan vendiendo que las megaplantas fotovoltaicas o eólicas dan trabajo, por el contrario, lo destruyen, tierras que se arrendaban a los agricultores y que ahora se arriendan a las promotoras por 30 años, inmensos terrenos que ahora no pueden ser aprovechados para la ganadería extensiva además de la destrucción de negocios basados en el turismo sostenible», ha aseverado María Teresa Batrina. Por otra parte, Berta Caballero ha argumentado que «en Guadalajara tenemos muy presente las consecuencias, sobre el territorio y su población, de diversos modelos de producción energética a gran escala: pantanos y trasvases, dos centrales nucleares, torres de media y alta tensión, parques eólicos... todos proyectos de dimensiones desproporcionadas que, no solo no han favorecido el desarrollo de las zonas que los acogen sino que ni siquieran an resuleto los problemas que arrastrábamos y que, a día de hoy, seguimos teniendo en las zonas rurales más despobladas de España». «Queremos modelos aleternativos que no nos condenen a la desaparición», ha añadido. 

Aparte de la afección al paisaje y a la actividad agrícola y ganadera, también han alertado del impacto negativo que estas instalaciones pueden tener en animales y aves tan emblemáticas como la avutarda, el sisón, lo aguiluchos y el águila imperial ibérica, entre otros. «Queremos recordarle a la Ministra que la energía limipia no puede justificar la destrucción de nuestros valores ambientales porque sin biodiversidad no hay futuro», han señalado. Por otra parte, han llamado la atención sobre los artículos 6 y 7 del Real Decreto 6/22 de Medidas Urgentes consecuencia de la Guerra de Ucrania, que agilizan la tramitación de los grandes proyectos, dependientes del Ministerio y reducen «al mínimo» de 30 días, los procesos de alegaciones: «Eso supone, no sólo saltarse la legislación medioambiental, sino la participación que los ciudadanos y las organizaciones de todo tipo tenemos a la hora de poner alegaciones», han denunciado. 

Además, las representantes de Aliente han reconocido «el enfrentamiento» que estos proyectos energéticos están causando entre la población local y los ayuntamientos, con división de opiniones respectos a su idoneidad y que, en el caso de los propietarios de los terrenos,  «en lugar de los 100 o 200 euros que reciben ahora por arrendar, lo que se les ofrece está entre los 1.200 y 1.800 la hectárea». Por último, se han referido a la problemática que supone el desmantelamiento futuro de estas instalaciones, que supone más dinero que su instalación y, además «las placas no son reciclables».