scorecardresearch

«La figura del LAJ es muy desconocida para la ciudadanía»

Beatriz Palancar Ruiz
-

Tomó posesión como secretaria coordinadora provincial de los Juzgados de Guadalajara en octubre y muy pronto se enfrentará al importante reto de liderar la puesta en marcha de la nueva Ley orgánica de Eficiencia Organizativa que está en tramitación

María Gómez García, como LAJ, es secretaria coordinadora provincial de los Juzgados de Guadalajara. - Foto: Javier Pozo

Lleva poco más de un mes en su nuevo cargo como secretaria coordinadora provincial de los Juzgados de Guadalajara y María Gómez García (Guadalajara, 1976) nos da a conocer más la importante figura del Letrado de la Administración de Justicia (LAJ), denominado antiguamente secretario judicial, para el funcionamiento de las vistas judiciales entre otras cosas. Este año, sus reivindicaciones laborales les llevaron a ejercer la huelga y, como consecuencia, se suspendieron muchos juicios y vistas programadas. Ahora, otra huelga prevista para diciembre, por un incumplimiento en la tramitación Ley orgánica de Eficiencia Organizativa, amenaza, de nuevo, con paralizar la Justicia durante dos días. 

¿Qué funciones tiene por su cargo como nueva secretaria coordinadora provincial de los Juzgados?
El cargo de secretario coordinador existe desde el año 2003 pero en Guadalajara no se crea hasta el año 2005. Ha habido otros dos secretarios coordinadores con anterioridad a mí, Rocío Guerrero y Miguel Marcos, y yo estoy nombrada desde el día 3 de octubre de 2022. Es un cargo de libre designación del secretario del Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha por cinco años y se puede renovar por otros tantos. Entre las funciones están dar instrucciones al resto de los LAJ, tenemos que vigilar el cumplimiento de la correcta ejecución de las instrucciones que da el secretario de Gobierno, dar cuenta a este de todas las necesidades en materias de personal y material como, por ejemplo, refuerzo de los Juzgados cuando hay necesidad de más personal o de creación de Juzgados nuevos. En los lugares donde hay implantada Oficina Judicial, que no es el caso de Guadalajara, también hay que coordinar el funcionamiento de los servicios comunes, pero aquí no está instaurada pero está previsto que se haga en la Ley orgánica de Eficiencia Organizativa que está ya en trámite de enmiendas. Hay una nueva organización de Oficina Judicial que se instaurará en toda España y Guadalajara estaría incluida desde ese momento. Otra de las funciones de mi cargo es proponer comisiones de servicio de los LAJ para aquellos órganos judiciales que consideramos pertinentes, resolvemos incidentes de abstención cuando tienen que intervenir en determinados procedimientos en la que algunas de las partes tienen con ellos unas relaciones de amistad, enemistad o familiar, nos encargamos de organizar permisos y licencias de los LAJ y los representamos en todos los ámbitos institucionales. 

¿Cuántos LAJ hay en Guadalajara y si cree que son suficientes para atender todos los asuntos de los tres partidos judiciales de Guadalajara?
En toda la provincia, 23 LAJ, incluyéndome a mí. Uno en el partido judicial de Sigüenza, otro en el de Molina y el resto están en el partido judicial de Guadalajara. Y en cuanto a si son suficientes, como nunca son suficientes los órganos judiciales, nunca son suficientes los LAJ. Creo que ahora mismo, la prioridad que tiene el partido judicial de Guadalajara sería, quizás, un Juzgado de Familia nuevo y, por tanto, un Letrado de la Administración de Justicia. Es un juzgado que tiene una sobrecarga de trabajo grande. De hecho, tiene un refuerzo de juez y de plantilla, porque son procedimientos que no pueden esperar. Los divorcios, las separaciones, las incapacidades, son procedimientos que requieren un trámite más rápido y tiene una sobrecarga de trabajo bastante grande.

María Gómez García, como LAJ, es secretaria coordinadora provincial de los Juzgados de Guadalajara.María Gómez García, como LAJ, es secretaria coordinadora provincial de los Juzgados de Guadalajara. - Foto: Javier Pozo

¿Cada Letrado de la Administración está asignado a un Juzgado?
Cada Juzgado tiene asignado uno, aunque, por ejemplo, aquí, el Juzgado de lo Penal número 1 tiene un refuerzo y tiene dos letrados. Lo habitual es que haya uno por órgano. 

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los LAJ?
Los principales problemas son como en el resto de España. Las aplicaciones telemáticas que se están implantando ahora mismo son muchísimas. El ciudadano, cada vez, puede hacer más trámites desde su casa sin tenerse que desplazar a los Juzgados pero la implantación de estas aplicaciones telemáticas nos dan mayor problema a los LAJ que somos los encargados de organizar que se lleven a cabo, que todo el mundo haga la formación y también formarnos, trasladar las incidencias que vemos y demás. Sí que es verdad que una vez que estén en uso, y se resuelvan incidencias, nos van a facilitar a todos el trabajo y va a dar mucha mayor garantía. Y para el ciudadano, no tenerse que desplazar y pedir desde su domicilio cualquier trámite, facilita, pero, para eso, la implantación cuesta y ralentiza.

¿Cuáles son las principales novedades que traerá la implantación de estas aplicaciones telemáticas?
Una de las novedades de una aplicación nueva es la consolidación del expediente judicial electrónico. Llevamos con ello en Guadalajara desde 2016 pero se va a dar un paso más porque los profesionales van a poder ver el expediente desde su casa o sus despachos. Para eso hay que hacer una consolidación de ese expediente por parte de los LAJ. Hacemos una reordenación de los acontecimientos, un índice, y eso es lo que van a poder ver los abogados y procuradores desde su casa. Esto, en un futuro, se ampliará para que sea el propio ciudadano el que pueda tener acceso a su expediente sin tener que desplazarse aquí. Por otro lado, se quiere una integración de todas las aplicaciones informáticas que tenemos, que son muchísimas, dentro de ese expediente. De tal manera que los cargos y devoluciones que se hacen en la cuenta de los Juzgados, que los hace también el LAJ, se integren directamente en ese expediente, no como ahora que tenemos que estar implementando cada ingreso o cada mandamiento. Todas las aplicaciones se van a poder integrar y a todas va a poder tener acceso el ciudadano.

¿Qué metas y objetivos afronta en  este nuevo cargo?
El principal reto es que si se aprueba la Ley orgánica de Eficiencia Organizativa, habría una nueva estructura distinta de los Juzgados y habría nuevas oficinas judiciales. Por tanto, habría que modificar toda la estructura porque ya no habría órganos judiciales como hasta ahora, habría un servicio común general de partido que llevaría la parte de decanato, servicios de notificaciones y embargos, auxilios judiciales de todos los órganos formarían parte de este servicio, un servicio común de ejecución tanto civil como penal de todos los órganos judiciales y estarían las unidades de tramitación que llevarían los procedimientos hasta el momento de las sentencias. Y a parte, los tribunales de instancia y las oficinas de justicia municipal. 

Oficinas de justicia municipal, ¿es toda una novedad, no es así?
A las agrupaciones de paz que existen ahora se les va a dotar de muchas más funciones de manera que van a auxiliar a los ciudadanos que viven en esas poblaciones que están más lejos del partido judicial de Guadalajara. En una oficina municipal se va a poder hacer cualquier trámite judicial, siempre que no sean juicios, pero sí videoconferencias para que no se tenga que trasladar la gente aquí o, por ejemplo, podrán pedir certificado de antecedentes penales, certificados del registro civil. Y aquellas oficinas que tengan una carga de trabajo menor van a depender de las oficinas judiciales del partido judicial de Guadalajara para que telemáticamente se les puedan dar determinados procedimientos sencillos, como por ejemplo los monitorios, para su tramitación. Y luego se supervisan por el LAJ encargado de ese servicio. Va a ser un cambio de estructura total que conlleva hacer unas RPT nuevas, una organización del espacio distinto y del personal. Por tanto, es un reto muy importante.

¿Y cuándo está previsto la entrada en vigor de esta nueva ley?
Está en trámite y está prevista su aprobación para el mes de diciembre y tendrá un periodo de implantación progresivo que no se conoce.

Hace pocos días, medios de ámbito jurídico nacional barajaban la posibilidad de que los LAJ volvieran a convocar una huelga como la protagonizada a principio de año que tuvieron como consecuencia la suspensión de juicios y vistas judiciales, ¿el Ministerio de Justicia no ha solventado las demandas que motivaron esa primera huelga?
Se llegó a un compromiso por parte de las asociaciones y el Ministerio con diversas cuestiones. En los temas de las entradas y registros simultáneas, los LAJ son los encargados de acudir, junto con las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, para dar fe de esas actuaciones. Cuando hay que practicar dos entradas a la vez, como aquí solo hay un juzgado de guardia, hay que habilitar a otro LAJ. Este servicio se pagaba antes a 30 euros. Las entradas suelen ser de noche, duran muchas horas y nos parecía que no era un pago suficiente. Y es verdad que se ha incrementado el pago a 110 euros. Por esa parte, se ha cumplido. Y otro compromiso que sí que se ha cumplido es la sustitución de LAJ por una baja médica o un concurso de traslado de una plaza, se pedía que se remunerara de una forma mejor para que fuese atractivo prestarse voluntario. Se alcanzó un acuerdo del 80% del complemento general del puesto y el específico, y eso también se ha cumplido. Hasta ahora, no se ha podido pagar pero, en noviembre, ya se ha adecuado y se van a pagar los atrasos que están pendientes desde julio. Y falta un compromiso, que quizá era el más importante, que era el pago del 80% del sueldo que cobran los jueces y fiscales. Esto parece que iba a salir en la Ley orgánica de Eficiencia Organizativa, no está incluido, pero sí que Ciudadanos ha solicitado mediante una enmienda un pago del 85%. Ahora, lo tienen que tratar y ver si se va a pagar o no. Las asociaciones están convocando huelga para ver si se cumple ese compromiso.

¿Cree que esas jornadas de huelga fueron imprescindibles para mostrar a la ciudadanía que son un elemento fundamental en la Justicia?
Creo que sí porque la figura del Letrado de la Administración de Justicia es muy desconocida para la ciudadanía. Sobre todo, desde que no es necesario entrar en juicio. La gente no nos pone cara, no entiende lo que hacemos ni cuales son nuestras funciones. Entonces, el hecho de que se convocara esta huelga y tuviera una repercusión en los medios de comunicación, y se viera todas las actuaciones judiciales que hubo que suspender nos han dado a conocer más. Nosotros sentimos mucho que se suspendan todas estas actuaciones judiciales pero es la única forma de hacer ver cuál es nuestro trabajo y nuestras funciones. 

La nueva sede judicial se inauguraba hace casi dos años y algunos de sus usuarios, como abogados y procuradores, no están satisfechos con el edificio de los nuevos Juzgados, ¿cómo transcurre aquí el día a día?
Somos conscientes de que el espacio del edificio ha resultado pequeño desde el inicio. De hecho, ha habido algunos Juzgados que estaba previsto que viniesen a este edificio que no han podido venir, como son el Juzgado Social número 1 y número 2, así como el Juzgado Contencioso Administrativo. También es verdad que este edificio estaba previsto para nueva oficina judicial y no para la estructura con la que nos hemos venido al edificio de órganos judiciales con lo cual hay mucho espacio que se ha tenido que perder para hacer separación entre órganos. Creo que en el caso de que se implante la oficina judicial se podría reorganizar de otra manera y quizá podría haber sitio para estos otros Juzgados que hemos tenido que excluir. Pero en cuanto a despachos y lugares comunes, para los funcionarios es un lugar mejor del que veníamos. Es verdad que para el caso de los abogados y procuradores, por falta de sitio, ha habido que acomodarles en una sala mucho más pequeña que la tenían y que nos habría gustado a todos que tuvieran, pero no hay salas mayores. También echamos en falta otras cosas como un salón de actos para poder hacer algún acto oficial y tampoco lo tenemos. Nos hemos tenido que ir acoplando a los espacios que tiene el edificio. 

La población de la provincia se ha multiplicado enormemente en las últimas décadas en el Corredor del Henares y se está viendo una pérdida de población en otras zonas, ¿cree que debería cambiarse el sistema tradicional de los tres partidos judiciales para atender de otra manera las causas judiciales?
Al estar concentrada la mayor parte de la población en el partido judicial de Guadalajara, lógicamente, este es el que tiene que ser mayor y estar dotado de mayores medios, entre ellos más LAJ. Pero sí que es verdad que es necesario mantener los partidos judiciales de Molina y de Sigüenza por la distancia de la que se encuentran del partido judicial de Guadalajara y porque tienen muchos pueblos adscritos a ellos. Cuentan con una menor carga de trabajo pero, por eso, la plantilla es mucho menor. Lo que se pretenden es evitar esa despoblación de aquellos pueblos que se encuentran más alejados de la provincia. Por tanto, es imprescindible mantener estos partidos judiciales y dar más importancia esas oficinas judiciales municipales para que puedan atender a esa población que, además, es de mayor edad y tiene menos relación con la tecnología. Con ellas oficinas municipales se pretende ese objetivo de que la gente pueda seguir viviendo en poblaciones que estén lejos del partido judicial de Guadalajara. 

A poco más de un mes de la Navidad, el Ministerio de Justicia todavía no se ha pronunciado sobre si este periodo será inhábil procesalmente, ¿es difícil la conciliación en el mundo de la Justicia?
Sobre todo para los profesionales como abogados y procuradores es muy difícil conciliar porque los LAJ no nos podemos ir todos a la vez de vacaciones pero tenemos unos cuadros de sustitución que nos permiten, dentro de las dos semanas de Navidad, poder coger una semana, pero ellos no paran porque tienen que estar pendientes de las notificaciones y de las llamadas de teléfono. A nosotros nos vendría fenomenal porque nos podríamos coger más vacaciones en lugar de tener que ponernos de acuerdo entre nosotros porque tiene que haber un mínimo de funcionarios que se queden, y con los jueces y fiscales ocurre lo mismo, pero para nosotros es más fácil porque somos los encargados de programar esas agendas. Si sabemos que no vamos a estar de antemano podemos no señalar juicios y que sea mucho más fácil sustituirnos pero entiendo que para abogados y procuradores es más complicado, no pueden conciliar.