scorecardresearch

El IMV ha llegado a 17.000 hogares y 44.000 personas

Almudena Morales
-

Desde su aprobación, hace dos años, 17.000 familias de la región se han beneficiado del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Ahora, mil perceptores de esta ayuda están participando en el proyecto piloto 'Construir para volver a ser' de integración social

El IMV ha llegado a 17.000 hogares y 44.000 personas - Foto: JCCM

Castilla-La Mancha está participando en el proyecto piloto 'Construir para volver a ser' con el que se han desarrollado itinerarios de inclusión destinados a personas en situación de vulnerabilidad, financiado por el  Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, con casi nueve millones de euros para este año 2022 y el próximo 2023, procedentes de los fondos europeos de recuperación, transformación y resiliencia. Un "importante proyecto" ha destacado la consejera de bienestar Social, Barbara García Torijano, que "se lleva gestando siete meses" y que está consiguiendo "generar oportunidades creando una sociedad mejor y más avanzada". 

Unos mil perceptores del Ingreso Mínimo Vital (IMV) están participando en este programa que pretende favorecer la inclusión social, a través del acompañamiento, para "desempeñar un proyecto de vida" y que se haga "en un ámbito familiar y laboral normalizado" ha destacado la consejera, en un acto en el que se ha presentado este proyecto, en presencia de la secretaria general de Objetivos y Políticas de Inclusión y Previsión Social del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Milagros Paniagua quien ha resaltado que a punto de cumplirse dos años desde la aprobación del IMV "se han beneficiado 17.000 hogares de Castilla-La Mancha y 44.000 personas" llegando también el complemento de ayudas para la infancia a más de 7.000 familias y 14.000 menores de la región. 

Ha explicado García Torijano que se lleva a cabo en quince zonas geográficas de la región, a través de 57 profesionales, "dando mucha importancia a la contratación de  los perfiles" para que "fuera ajustado a las situaciones vulnerables" para un proyecto del que se esperan tener "resultados excepcionales" con el objetivo principal de generar una integración en el mercado laboral y poder normalizar la vida de las personas en situaciones más vulnerables. 

De los mil perceptores, muchos casos corresponden a mujeres, ha detallado la consejera, destacando la intervención de la consejería de Igualdad, así como la de Empleo, para logar mayores avances a través de un "trabajo conjunto y coordinado a través de todas las áreas de gobierno" ya que son políticas "transversales". 

Con este proyecto, ha dicho la consejera, se busca que "la gente no se instale en una prestación, y no la vea como un fin, sino que lo vea como un apoyo" para que, "junto al acompañamiento que se va a realizar a los participantes, puedan desempeñar su proyecto de vida como cualquier ciudadano en un ámbito familiar y laboral normalizado".