scorecardresearch

Aparecen más restos de la muralla andalusí en la calle Mayor

Beatriz Palancar Ruiz
-

Queda poco más de un mes para terminar con la excavación del solar, según detallan desde el servicio de Patrimonio de la Junta, y no se descartan que aparezcan nuevos vestigios de tiempos pasados, pero los de ahora son los más importantes encontrados

Imágenes de los nuevos restos de la muralla medieval andalusí del siglo X antes y después de que los cubrieran para su conservación. - Foto: Javier Pozo

El solar situado en el número 47 de la calle Mayor de Guadalajara, como se esperaba, está sacando a la luz varios restos arqueológicos relacionados con el pasado de la ciudad. El último hallazgo, en la parte más cercana a la propia calle Mayor, es una parte del tramo de la muralla medieval andalusí del siglo X, fortificación de la que se había encontrado en un estrato inferior sus cimientos, y que ahora aporta nuevos datos sobre cómo era la ciudad de Guadalajara en aquella época. 

"Es lo más interesante que ha salido en este solar para la conocer la historia medieval de la ciudad de Guadalajara porque no sabíamos que hasta ahí llegaba la muralla de la ciudad andalusí. Ahora mismo, están escavando. Todavía no hemos recibido el informe de la excavación y sobre estos nuevos restos se tendrán que tomar nuevas decisiones. Desde luego, se tienen que conservar porque son Bienes de Interés Cultural", asegura Teresa Sagardy responsable del servicio de Patrimonio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, quien matiza que "lo que se había descubierto eran los cimientos en toda la parte que está escavada y aquí está saliendo una zona que tiene dos metros y se sigue escavando. Ya no es solo la base, sale con un aparejo de época califal de piedra muy claro. Estos nuevos restos nos parecen más interesantes de conservar o de musealizar porque son más entendibles por el gran público que la cimentación de la muralla solo. Se pondrá más el acento en que esto se conserve y que se pueda quedar más visible que lo otro que, igual, una zona se conserva pero otra queda tapada. Esto está abierto y cuando termine la excavación se tendrán que tomar estas decisiones".

Por tanto, todo parece indicar que esta nueva intervención arqueológica obligará a modificar de nuevo el proyecto inicialmente presentado por la promotora del inmueble, que ya sufrió una modificación, como informó la Junta a través de nota de prensa, en marzo de este año.

Imágenes de los nuevos restos de la muralla medieval andalusí del siglo X antes y después de que los cubrieran para su conservación.Imágenes de los nuevos restos de la muralla medieval andalusí del siglo X antes y después de que los cubrieran para su conservación. - Foto: Javier Pozo

Y es que, desde que comenzaran los trabajos de movimientos de tierras en el verano de 2021, han aparecido muros de caseríos del siglo XIX que se han desmontado, un muro de contención del siglo XVII y otro de descarga del foso del siglo XVI que se ha pedido que se conservara, así como los cimientos de la muralla andalusí del siglo X. "Para ir haciendo el vaciado de las otras partes donde no hay restos arqueológicos relevantes había que poner una maquina muy pesada. Todos esos restos se han cubierto con una malla y tierra encima, y ahora mismo la máquina está trabajando encima para vaciar el resto del solar. Los restos están protegidos hasta que se realice la cimentación, todo el proceso de pilotaje perimetral y demás, y empiecen a salir los sótanos del inmueble, se volverán a descubrir, consolidar, restaurar y musealizar en el segundo sótano del edificio. Tanto la escarpa del foso, como la muralla andalusí, como el pozo de nieve se iba a conservar e iba a ser visible", detalla Teresa Sagardy, quien señala que según dicta la ley de Patrimonio de Castilla-La Macha, "las visitas tendrán que ser concertadas a través de los guías turísticos de la ciudad, ya se verá el medio, de forma que no se vea afectada la privacidad de la comunidad de vecinos pero, a la misma vez, son Bienes de Interés Cultural y tienen que poder ser visitados al menos cuatro días al mes como indica la ley pero de una manera ordenada y concertada previamente para no interrumpir la vida cotidiana de los propietarios".

No obstante, todo está pendiente de la finalización de las excavaciones, la responsable de Patrimonio de la Junta estima que "queda como un mes para terminar la excavación. Luego continuará la edificación. Con el pilotaje para la cimentación es mejor que los restos estén protegidos para que no sufran con toda la vibración. Cuando esté la cimentación perimetral se destaparán para que se terminen de consolidar y de restaurar".

Por el momento, los últimos restos encontrados se han tapado con una malla, aunque se cubrirán también con tierra para proteger a los restos de las vibraciones lógicas que produce el proceso de pilotaje y cimentación de un edificio. 

Imágenes de los nuevos restos de la muralla medieval andalusí del siglo X antes y después de que los cubrieran para su conservación.Imágenes de los nuevos restos de la muralla medieval andalusí del siglo X antes y después de que los cubrieran para su conservación. - Foto: Javier Pozo

ORTÍZ DE ZÁRATE

La parte alta de la calle Mayor no es la única que está siendo objeto de trabajos arqueológicos. Ante el inminente inicio de las obras en el antiguo hospital provincial Ortíz de Zárate para transformarlo en la futura residencia de Los Olmos, han comenzado a realizarse los sondeos arqueológicos preliminares que se espera que aporten mucha información sobre el trazado de la ciudad islámica.

"Son sondeos muy previos pero esperamos que nos aporte mucha información. Allí, se supone que estaba uno de los núcleos de la ciudad islámica y que puede encontrarse hasta una mezquita. Estamos con muchas expectativas en esa zona porque nunca se ha intervenido. Estamos con los estudios previos antes de que se intervenga para la residencia de la tercera edad. Tenemos muchas expectativas", asegura Teresa Sagardy, responsable de Patrimonio de la Junta de Comunidades.