scorecardresearch

Nace un protocolo para la búsqueda de personas desaparecidas

Belén Monge Ranz
-

Su ámbito se limita a Guadalajara capital donde, en lo que va de año se han presentado 147 denuncias por desapariciones, en su mayoría desapariciones voluntarias y casi el 100% solventadas favorablemente

Nace un protocolo para la búsqueda de personas desaparecidas - Foto: Javier Pozo

Las discordancias en una desaparición producida a finales de 2020 en Guadalajara que terminó con el hallazgo de dicha persona muerta es lo que ha llevado a la Policía Nacional, Policía Local, Protección Civil y Bomberos a establecer un protocolo para coordinar la búsqueda de desaparecidos en el ámbito urbano de la capital. Se trata de un protocolo de colaboración dirigido a la búsqueda de personas desaparecidas que precisamente es el primero de estas características que se establece en Castilla La Mancha. Un trámite que se ha alcanzado en un año en el que por el momento ya se han presentado 147 denuncias por desaparición, de las que casi el 100% se han resuelto favorablemente, y de las que la mayoría han sido voluntarias.

El protocolo ha sido presentado este martes por la subdelgada del Gobierno en la provincia, Mercedes Gómez; la concejala de Seguridad, Pilar Sánchez; el comisario provincial de la Policía Nacional, Carlos Julio San Román; el jefe de la Policía Local, Jorge López,;el jefe de Protección Civil, Vicente Plaz; Ignacio Jiménez, oficial jefe de Bomberos e Ignacio Carvajal por parte de la Brigada de Policía Judicial.

Se trata de un protocolo que busca la coordinación entre Policía Nacional, Policía Local, Bomberos y Protección Civil, así como qué se debe hacer y cómo se debe actuar en los primeros momentos, siendo exclusivo para la zona urbana de la capital.

Si bien está enfocado fundamentalmente a la búsqueda personas que desaparecen de forma involuntaria (personas con problemas cognitivos, problemas de salud mental, con discapacidad o enfermedades neurodegenerativas...), también se busca a personas que lo hacen de manera voluntaria, en su mayoría jóvenes, ha señalado la subdelegada, asegurando que los datos actuales "no son muy preocupantes" así como que los esclarecimientos suelen rondar el 95%.

El jefe de la Policía Nacional, Carlos Julio San Román, se ha remontado a una desaparición producida a finales de 2020 como origen de este protocolo, precisamente a raíz de las "discordancias" producidas durante la desaparición de una persona. Por lo que, tal y como ha explicado, el consenso alcanzado ahora garantiza el poder ponerse en marcha con todas las garantías de coordinación.

También ha apuntado que, si bien en Guadalajara no se han producido desapariciones "inquietantes ni de especial riesgo", si ha subrayado que de las 124 denuncias que se presentaron por desaparición en 2020 se ha pasado a 147 en lo que va de 2021, aunque ha precisado que lo que prima son fugas de menores de centros de acogida o de sus propios hogares y que la pandemia también ocasionó un incremento de la marcha de estos jóvenes de los centros. 

Sobre el caso concreto de estas fugas, ha señalado que suelen ser menores reincidentes que suelen encontrarse en dos o tres días, asegurando que en el último año no se han producido desapariciones importantes.

Para San Román, este protocolo es la mejor manera de enforcar las búsquedas de personas desaparecidas con la mayor eficacia y ha resaltado la importancia de actuar pronto porque "el tiempo corre a mucha velocidad". 

Por su parte, Sánchez ha detallado algunas de las funciones de cada cuerpo. Según ha  explicado, los agentes de la Policía Nacional serán los máximos responsables de la intervención, quienes determinen la distribución de los recursos humanos y materiales; los Bomberos se encargarán de realizar la sectorización del terreno y de determinar los medios que acudirán a cada uno, incluida la Unidad Canina de Rescate, y la Policía Local se ocupará del control del tráfico de los vehículos en la zona y de disponer la Unidad de Drones recientemente creada, y Protección Civil, del control de voluntarios, ha dicho.

Para Sánchez, la colaboración entre instituciones es imprescindible y necesaria para prestar un mejor servicio a la sociedad.