scorecardresearch

El Hospital Universitario de Guadalajara cumple 40 años

Redacción
-

Desde su inauguración en 1982, ha incrementando su plantilla de los 917 trabajadores de entonces a casi 2.500 en la actualidad, y de tener 19 a 40 servicios y unidades asistenciales

Vista actual del Hospital Universitario de Guadalajara. - Foto: J. Javier Ramos / Sescam / JCCM

El 25 de enero de 1982 se inauguraba formalmente el Hospital Universitario de Guadalajara y días después recibía a su primer paciente. Todo ello tras el traslado desde la residencia sanitaria conocida como 'Residencia Vieja' de la calle Ferial, como se denominaba entonces a lo que hoy es el centro de salud Gu-Sur y que hizo hasta ese momento las veces de hospital provincial.

El Hospital de Guadalajara ha cumplido este mes de enero su 40 aniversario, que viene a coincidir con otro momento clave en su evolución y crecimiento con la puesta en marcha de su ampliación en los próximos meses.

La ampliación, que permitirá duplicar la superficie del Hospital y aumentar su capacidad y cartera de servicios, va a constituir un nuevo revulsivo para una provincia que ha aumentado también su población a lo largo de todo este tiempo.

Como pasó entonces con la vieja Residencia, hoy el Hospital se enfrenta a la presión que supone una población duplicada. El edificio ha dado cabida en este tiempo a nuevos servicios y equipamientos tecnológicos, nuevas opciones terapéuticas y, por supuesto, ha tenido que hacer frente al embate que ha supuesto los dos últimos años la crisis sanitaria por Covid-19.

En los últimos años este edificio se ha tenido que reinventar para hacer frente a una situación insólita en nuestra historia reciente. Y se logró, tanto que en ningún momento, ni en los peores instantes de la pandemia, faltó ni una sola cama para ingresar a un paciente con Covid.

El hospital ha resistido todo este tiempo a base de obras, ampliaciones, redistribución de espacios, traslados de unidades y adaptaciones. Pero desde hace años la necesidad de nuevos espacios resultaba perentoria, por cuanto el espacio físico o la falta de éste puede condicionar ingresos, cirugías, consultas y en general la actividad cotidiana de un hospital.

El centro arrancó en 1982 con una plantilla de 917 personas y 19 servicios. Fue pionero en la implantación de la informática en todos los módulos de hospitalización.

A lo largo de los años, las ampliaciones y modificaciones han sido constantes para tratar de acompasar el hospital a los avances científicos, que traen consigo mejores pronósticos y mayor calidad y esperanza de vida.

Hoy la plantilla del Hospital la forman casi 2.500 profesionales y los servicios y unidades han aumentado hasta los 40, con la incorporación de Oncología Médica, Dermatología, Alergología, Nefrología, Neurología, Digestivo, Cardiología, Geriatría, Cirugía Vascular, Microbiología, Cirugía Maxilofacial, Endocrinología o Cirugía Plástica y Reparadora, entre otros. "Todo ello ha hecho que desde hace años el espacio resultara insuficiente y hayamos estado buscando soluciones a la demanda que supone tener más población y, sobre todo, la que traen consigo las mayores posibilidades terapéuticas, los avances y los nuevos equipamientos", destaca el gerente del Área Integrada de Guadalajara, Antonio Sanz Villaverde.

Por ello, añade, "no puede haber mejor cumpleaños mejor que aquél que coincide con un punto de inflexión como el que supondrá la puesta en marcha de la ampliación, con el doble de superficie, más quirófanos, más camas, más consultas, más servicios, mejores equipamientos y sobre todo una forma nueva de trabajo y organización".

Vocación docente

El primer hospital docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá fue el Hospital Universitario de Guadalajara, en 1982, ya que hasta cinco años después no se inauguraría en Alcalá de Henares el Hospital Universitario Príncipe de Asturias. Posteriormente, se incorporaban a la oferta académica de la UAH los hospitales Ramón y Cajal y Gómez Ulla.

Una colaboración decisiva para el sistema sanitario porque en ella está la clave y el relevo a través de la formación de los especialistas del futuro. Una formación en la que nuestro hospital y nuestra área siempre han destacado por la vocación docente de los profesionales, por su tamaño intermedio y la proximidad entre adjuntos y residentes.

En 2014 se incorporaba la formación de residentes de Enfermería y actualmente se forman, de manera simultánea, alrededor de 250 residentes en nuestro hospital y otros centros del Área a los que se suman alumnos de distintos ciclos formativos.

"Este hospital no es sólo un edificio sino todas y cada una de las personas que en él trabajan y han trabajado a lo largo de estos cuarenta años", incide Sanz Villaverde, y "todas las personas que han hecho crecer este hospital merecen en este aniversario la mayor felicitación y homenaje". Un momento que llega "con la ilusión por seguir creciendo y dar cada vez mejor servicio a los vecinos y vecinas de esta provincia, que será siempre el objetivo último, durante muchas décadas más".