scorecardresearch
Alejandro Ruiz

EL REPLICANTE

Alejandro Ruiz


El póster del Che

02/06/2022

Este adolescente trasnochado, Javier Sánchez Serna, portavoz de Podemos, debe ser de los que todavía tienen el póster del Che Guevara en el salón de su casa, presidiendo su pequeña república doméstica y neuronal, paraíso en la Tierra de la revolución pendiente para la paz mundial, el amor, la igualdad y la felicidad universal. A la hora de votar, los ciudadanos deberían estar alertas a las consecuencias que conlleva dejarnos gobernar por ciertas personas cuyo comportamiento es manifiestamente inmaduro.
Ninguno de los cinco ministros de Unidas Podemos acudió el pasado lunes al acto de conmemoración del 40 aniversario de la entrada de España en la OTAN, acto presidido por el Rey, con la presencia del secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, el presidente del Gobierno y varios ministros socialistas. Impresentable lo de Podemos, que formando parte del Gobierno se permiten lanzar al mundo la explícita imagen de que España, organizadora de la cumbre de la OTAN, tiene a la mitad del Ejecutivo en contra de la propia Alianza Atlántica, en contra de organizar la cumbre y en contra de enviar armas a Ucrania para que se defiendan de la agresión del dictador ruso. Y también impresentable lo de Sánchez, que persiste y hace todo lo posible para mantenerse en el poder con esa lacra.
Esto recuerda las posturas de los principales partidos de la izquierda de hace 40 años. El PSOE en la oposición estaba radicalmente en contra de lo que el Gobierno de Calvo Sotelo había firmado, organizando manifestaciones masivas de protesta en plan movimiento pacifista guay anti-OTAN, hasta que obtuvo una aplastante victoria en las elecciones generales del 28 de octubre de 1982 y pasó del 'OTAN, de entrada, No', al 'Vota SÍ en interés de España'. El radical cambio de planteamiento, en ese paso a la madurez que implicó la gobernanza de España, cambió también algunas costumbres de los habituales comprometidos que solían organizar las 'manis' antimilitaristas, pasando del traje de pana con coderas a la corbata de seda, y del piso de barrio al chaletito en la sierra y el apartamento en la playa. Hasta el punto de que en apenas una década teníamos al socialista Javier Solana como secretario general de la OTAN, activando los bombardeos aliados contra Serbia en la guerra de Kosovo y negociando el marco de cooperación con Rusia.
Principalmente, la OTAN en España ha supuesto un elemento esencial de modernización de nuestras fuerzas armadas y sigue siendo una magnífica herramienta militar para la defensa colectiva, sin otra alternativa realista para garantizar la integridad territorial de sus miembros, y permitiendo la vinculación necesaria entre Estados Unidos y sus aliados en el campo de la seguridad y para la defensa de los valores de la democracia y del Estado de derecho. Sobre todo, frente a esa concreta ideología totalitaria que se oculta detrás del póster del Che Guevara.