scorecardresearch

26 millones de euros en ayudas para viñedo de secano en vaso

Almudena Morales
-

El consejero de Agricultura anuncia ayudas agroambientales de 26 millones de euros a partir de 2023 para agricultores con viñedos en vaso de secano de más de 50 años

26 millones de euros en ayudas para viñedo de secano en vaso - Foto: Javier Pozo

Se acerca septiembre y es momento de iniciar el curso agrario, pero también momento de hacer balance y de echar cuentas sobre lo que se tiene y lo que no. Ese ha sido el principal motivo de la reunión entre el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo y el presidente de Cooperativas Agroalimentarias, Ángel Villafranca.

Sobre lo que viene, ha avanzado el consejero «ayudas específicas agroambientales» que formarán parte del Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha para el periodo 2023-2027, que se presentará antes de que acabe el año, y que contendrá ayudas para «hacer rentable el viñedo de secano en vaso con más de 50 años», algo que supone más de 50.000 hectáreas en la región. Van a recibir ayudas «simplemente por el hecho de que se mantengan en nuestro territorio» ha explicado Arroyo. 

También ha adelantado que se va a reunir en próximos días con el Rector de la Universidad de Castilla-La Mancha para abordar asuntos en «materia de agua», y es que en este sentido recordó que «estamos intentando ir por delante, invertir primero en infraestructuras, que estén hechas cuando se necesite el agua: pozos, canalizaciones, tuberías, etc, antes de que llegue el problema y así hacemos también en el sector agroalimentario». 

Sobre lo que ya tenemos sobre la mesa, ha explicado Arroyo que ya ha finalizado la cosecha del cereal, «dentro de la media, más baja que la pasada que fue extraordinariamente positiva en producción», pero que se aproximará mucho a la producción media de las últimas campañas marcadas por los 4 millones de toneladas. Según ha detallado Ángel Villafranca, se dará salida al cereal solo a «clientes nacionales» y se consumirá en «nuestras ganaderías y harineras». 

Sobre el melón y la sandía, ha apuntado Arroyo que «se está desarrollando de una manera extraordinariamente positiva, gracias a que el sector ha sabido organizarse», siendo además una campaña en la que «se ha sembrado menos superficie que otros años, unas 8.000 hectáreas, y los precios suben cada semana». 

Sobre la campaña que se acaba de iniciar, la de la vendimia, ha confirmado que hay menos excedentes de vino en los almacenes de las bodegas, debido al buen ritmo de ventas en la región. Unas existencias que se mantienen «en torno a los once millones de hectolitros de vino y mosto, dos millones menos que el año pasado». Además, Villafranca ha puesto en valor que el 31 de agosto entrará en vigor la nueva Ley de la Viña y el Vino de Castilla-La Mancha, «tenemos que incrementar el valor del vino porque es la única forma de conseguir riqueza en la cadena», por eso, ha insistido en que tiene que tener nombre y apellidos, para que el usuario pueda identificarlo.

Cambio climático

En medio de un contexto marcado por la incertidumbre, el consejero ha querido mostrarse optimista y espera «que el otoño en el sector agroalimentario no sea negativo, sinceramente». 

Considera que Castilla-La Mancha es la región del mundo «que más resiliente va a ser frente al cambio climático», gracias a los cultivos autóctonos y bien adaptados al territorio y a su gran número de hectáreas de producción ecológica. Ha puesto como ejemplo el viñedo, «la viña crece por naturaleza, tenemos variedades autóctonas extraordinariamente adaptadas a la sequía, capaces de afrontar el cambio climático» o el olivar «que es extraordinariamente resiliente»aseguró a la vez que ha recordado que el sector agroalimentario «sigue creciendo».