scorecardresearch

Las medallistas Peleteiro y Rojas, alcarreñas adoptivas

Agencias / La Tribuna
-

La venezola Yulimar Rojas, campeona olímpica y récord mundial, y la gallega Ana Peleteiro, bronce y récord de España, residen y entrenan en Guadajara bajo las órdenes del cubano Iván Pedroso. «Hoy Guadalajara es medalla de oro y bronce», indica Page

Las medallistas Peleteiro y Rojas, alcarreñas adoptivas - Foto: Juan Ignacio Roncoroni./ EFE

La venezolana Yulimar Rojas, doble campeona mundial de triple salto, conquistó en Tokio su primer oro olímpico con un nuevo récord del mundo, 15,67 metros en su último intento, y Ana Peleteiro, su compañera de entrenamientos bajo la dirección del cubano Iván Pedroso, ganó el bronce con una marca de 14,87 metros después de batir dos veces su récord de España.

El registro de Yulimar Rojas mejora en 17 centímetros la plusmarca mundial establecida por la ucraniana Inessa Kravets el 10 de agosto de 1995 en los Mundiales de Gotemburgo (Suecia). Nadie abrigaba la menos duda sobre su victoria, por su calidad, su garra competitiva y su físico impresionante (192 centímetros de estatura, 72 kilos). Yulimar, adiestrada, como Ana Peleteiro, por el cubano Iván Pedroso en su campamento español de Guadalajara, finalizó más de medio metro por delante de todas las demás.

Peleteiro, condenada a vivir a la sombra de su compañera cada vez que compite en campeonatos globales, llegaba a la final «con el cuchillo entre los dientes», sabedora de que las medallas estarían caras, cerca de los 15 metros, y que para eso necesitaba superarse a sí misma, batir su récord de España (14,73 metros), como finalmente hizo.

«Tengo un equipo maravilloso y gracias a ese equipo estoy aquí. Podría decir que es gracias a mi esfuerzo, a todas las horas dedicadas, pero ya te puedes esforzar mucho que si no estas en el sitio correcto, en el momento correcto, con las personas correctas, no funciona», dijo Peleteiro, en declaraciones a TVE.
La atleta gallega desveló que antes de competir en Tokio el doctor de la delegación española ya la advirtió de sus posibilidades: «Me dijo, tu eres la elegida y tendrás esa palmada de Dios». Exultante, celebró su éxito por todo lo alto. «Por fin puedo decir que soy medallista olímpica. Llevo toda una vida soñando con ello y ahora no puedo parar de llorar», concluyó.

Un doble triunfo con base en la región. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dado la enhorabuena a las dos atletas que entrenan y residen en Guadalajara. En un mensaje en su cuenta de Twitter, García-Page ha escrito que «hoy Guadalajara es medalla de oro y bronce para dos deportistas que evolucionan en esta ciudad». El jefe del Ejecutivo regional se ha felicitado «por ese triple salto que, una vez más, llena de orgullo a nuestra región».