scorecardresearch

"Sería importante que se dieran más festejos"

Beatriz Palancar Ruiz
-

Este novillero yunquerano de 18 años está firmando una buena temporada dentro y fuera de la provincia con 15 festejos hasta la fecha y con compromisos ya firmes entre el 8 y el 20 de septiembre en pueblos de la provincia

Este novillero yunquerano está firmando una buena temporada. - Foto: Javier Pozo

Cid de María es el nombre artístico que ha escogido Cristian Galdeano (Alcalá de Henares, 2004) para entrar en el mundo del toro. Este novillero afincado en Yunquera de Henares ha participado en 15 festejos esta temporada, que él define como «ilusionante» y, para muchos, está llamado a ser una figura del toreo de la calidad del matador José Tomás, una comparación que le abruma y le enorgullece a partes iguales. En septiembre, se le podrá ver en varias plazas de los pueblos de la provincia e invita a los aficionados a los toros a que acudan a la plaza para mantener viva la tradición.

¿Cuántos años lleva formándose en el mundo del toreo?
No comencé muy pequeño, desde los 12 años. He sido siempre taurino pero no por las corridas de toros ni por las novilladas. Siempre me han gustado los encierros de los pueblos. De pequeño, un día, en mi pueblo viendo las becerradas que hace la Escuela Taurina de Guadalajara, me dio por pensar que esos chicos eran como yo y viendo todas las cosas que hacían, no veía imposible que yo lo pudiera hacer. Con la curiosidad de probar, me apunté a la Escuela Taurina de Guadalajara y desde ahí empecé mi carrera.

¿Su familia tenía alguna relación con el mundo del toro?
No, no tengo antecedentes familiares. Mi madre me había llevado a alguna corrida de toros y a alguna novillada pero no conocía a ningún amigo ni a nadie que formara parte de este mundillo.

Este novillero yunquerano está firmando una buena temporada.Este novillero yunquerano está firmando una buena temporada. - Foto: Javier Pozo

¿Siempre tuvo el apoyo de la familia para dedicarse al toreo?
Siempre, incondicionalmente. Mi madre hasta me mete caña para que corte orejas. Es algo que se agradece porque, cuando sueñas con algo y quieres cumplir un sueño, el apoyo de tu familia es incondicional.

¿Ha sido más fácil dar salida a su vocación desde un pueblo tan taurino como Yunquera de Henares?
Ha facilitado que esté más cerca del mundo del toro. Pero, en gran parte, creo que lo que facilita más es la existencia de la Escuela Taurina que va pueblo por pueblo con los chicos pequeños, de tu edad, y al final eso se contagia.

¿Qué les diría a aquellos que dicen de usted que será el próximo José Tomás? No sé si este torero es uno de sus referentes o si quiere alejarse de esta comparación.
Es un halago. No me gustan las comparaciones pero José Tomás, para cualquier persona que quiera ser torero, es como alguien que le guste el fútbol y que le comparen con Cristiano o con Messi. Para mí, José Tomás es admirable y, al final, me encantaría lograr lo que ha conseguido él en esta profesión. 

Este novillero yunquerano está firmando una buena temporada.Este novillero yunquerano está firmando una buena temporada. - Foto: Javier Pozo

Este verano, llegó hasta la final del concurso Promesas de Nuestra Tierra, ¿qué experiencia le ha ofrecido participar en este certamen?
Es un certamen que tiene bastante nombre porque las novilladas son televisadas y te da repercusión para que la gente te conozca. Llegué a la final y, aunque siempre te gusta ganar, no quedé decepcionado porque di lo mejor de mí ese día. Dos horas antes del paseíllo, falleció mi abuela, y no es una excusa, pero no es fácil ponerse el traje de luces estando de luto. Estaba muy unido a ella. En el segundo novillo pude dejar todo un poco más apartado, hice una de mis versiones de mí y el público creo que se quedó con ella. 

Creo que tiene importantes citas este verano, ¿dónde será posible verle torear próximamente?
Esta semana, he toreado en Navarrete, en La Rioja, y tengo el 20 de agosto una novillada en Olivares del Júcar en el certamen Cuenca Torea. En septiembre, me podré dejar ver en varios pueblos de la provincia entre los días 8 y 20.

¿Tiene medida cómo le gustaría que fuese su carrera hasta ser matador de toros ahora que todavía es novillero?
Cuando uno empieza, sueña con ser figura del toreo pero, más que eso, quisiera lograr metas personales como ser capaz de hacer a un toro todo lo que hacen los matadores de toros que están primeros en el escalafón y que los chicos que empiezan me vean como referente. Ese sería mi sueño. Ese y que a mi madre no le hiciese falta trabajar más. 

¿Cuánto tiempo dedica al toreo al día o a la semana?
En temporada, se entrena todos los días. Cuando no estás entrenando, estás con los trastos en la mano, saliendo a correr, con la muleta en la mano. Tienes que estar al cien por cien siempre y no te puedes relajar. 

¿Lo compagina con los estudios?
Estoy terminando el segundo curso de un grado medio. Es algo importante tener estudios porque llegar a ser matador de toros no te asegura nada porque puedes tener lesiones, puedes no servir, pueden pasar una serie de cosas y siempre tener esa segunda opción es bueno teniendo tus estudios.

¿Está siendo difícil hacerse un nombre dentro del cartel de novilleros que hay en este momento?
Este año, no me quejo de lo que estoy toreando. Es verdad que hay otros novilleros que están toreando más pero, al final, en Guadalajara, lo que está costando mucho es que no haya tantos festejos en los pueblos como hace unos años. Guadalajara es un apoyo fundamental para nosotros y sería importante que se dieran más festejos. Es difícil, claro que lo es, pero no lo veo lejos de mis posibilidades y me gustaría terminar la temporada con mi nombre en lo más alto.

¿Se siente profeta en su tierra? Desde su experiencia, ¿ha encontrado más apoyo a su carrera cuando ha toreado en la provincia de Guadalajara?
Sí, claro. He toreado en mi pueblo y en otros. Siempre he tenido el apoyo de gente que se traslada y fuera de la provincia también hay personas que vienen a verme y les tengo que dar mi agradecimiento.

Después de dos años sin que se hayan podido celebrar muchos festejos con motivo de la pandemia, ¿nota que ha regresado la normalidad a las plazas de toros?
Hemos visto que las plazas se siguen llenando y que la gente tiene ganas de toros. La normalidad, aunque no del todo, ya está entre nosotros.

Por tanto, ¿se ha mantenido la afición en este tiempo de pandemia?
Sí, desde dentro se nota. A mí, casi se me ha olvidado que hemos pasado una pandemia. Este año, como estamos toreando, no lo hemos notado tanto.

¿Cómo ve la situación del mundo del toro después de estos dos años tan duros para todos?
Los que no toreamos en 2020 es un año que perdimos en nuestra carrera. Yo no tuve la suerte de poder vestirme de torero. Es algo duro y, si lo piensas, es un año perdido para todos, no solo para ti. Tuvimos la suerte de que 'J', el responsable de la Escuela Taurina de Guadalajara, hiciera lo posible para que toreáramos en el campo porque no podíamos hacerlo en las plazas y, así, no fuese un año perdido para nosotros. 

¿Dónde le gustaría tomar la alternativa y de la mano de quién?
Cada uno sueña con un cartel. A mí, si te soy sincero, no tengo un cartel en concreto pero sí que me encantaría que fuese en Guadalajara y con dos toreros que estuviesen en lo más alto del escalafón.

¿Me puede explicar de dónde proviene su nombre artístico?
Mi madre se llama Ana María Cid Gómez. Cuando me iba a dedicar al toreo más profesionalmente, en la Escuela Taurina me dijeron que tenía que buscar un nombre artístico para los carteles. Cid es mi apellido y, con mi madre, vi que utilizar su nombre podía quedar bonito. Es una manera de llevar su nombre conmigo a todas partes porque hay veces que no me puede acompañar y así siempre está conmigo. Estamos muy unidos. No hay nada que mi madre no se merezca.

Queda poco para que se celebren las Ferias y Fiestas de la capital y ya se ha presentado el cartel de la Feria de La Antigua, ¿le gustaría que esta tuviera un sitio reservado para los novilleros de la Escuela Taurina de Guadalajara?
Sería algo top para nosotros que en nuestra ciudad hubiese un festejo para nosotros para que nos pudiese ver toda esa gente que no puede desplazarse a otros sitios. Torear en casa te ayuda y gusta.

¿Cómo definiría esta temporada?
Está siendo una temporada ilusionante. Llevo un total de 15 festejos y todavía queda algo más por delante e invito a todos los alcarreños y de alrededores a ir a verme a la plaza porque no se arrepentirán.