scorecardresearch

Accem celebra sus 30 años de trayectoria en apoyo al migrante

Inmaculada López Martínez
-

La Asociación Comisión Católica de Migraciones, que inició su andadura en Sigüenza en 1992, ha organizado diferentes actividades conmemorativas en toda la región por este aniversario que se celebra bajo el lema 'Semillas que construyen vidas'

El responsable territorial de Accem en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés, y la técnica de la entidad, Aroa Clavero. - Foto: Javier Pozo

Hace 30 años que la Asociación Comisión Católica de Migraciones (Accem) inició su loable labor de ayuda y atención de refugiados e inmigrantes que llegan a territorio español. Fue en Sigüenza y gracias al interés y apoyo del entonces Obispo de la Diócesis, José Sánchez, cuando esta organización comenzó su andadura en unos «tiempos difíciles» porque «no estábamos acostumbrados a acoger ni refugiados, ni inmigrantes, habíamos dejado de ser un país de emigración para convertirnos en un país de inmigración y la ciudadanía no estaba habituados a ese cambio», ha recordado el responsable territorial de Accem en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés, durante la rueda de prensa ofrecida hoy con motivo de esta efeméride y de la celebración del Día Mundial del Refugiado. En este sentido, el párroco alcarreño se ha referido al a Ciudad del Doncel como «un referente en las buenas prácticas de acogida a inmigrantes» y ha aprovechado para agradecer a toda la población seguntina «por su apoyo y colaboración en todo este proceso».

Desde la puesta en marcha del Centro de Acogida de Accem en Sigüenza hace ahora tres décadas, más de 10.000 personas han pasado por sus instalaciones que se han ampliado de 22 a 60 plazas. «Hemos sido embajadores ante el mundo con los kosovares, con eritreos, con cubanos, con venezolanos y con muchísimas más nacionalidades», ha valorado Carlés. Además, poco a poco, esta entidad dependiente de la Iglesia Católica ha ido creciendo e incrementando sus recursos no sólo de apoyo al colectivo inmigrante sino que también ha extendido su radio de acción solidaria a otros grupos vulnerables como son los menores y los jóvenes en situación de tutela administrativa. Tanto es así que Accem ya cuenta con centros de menores y desarrolla el programa de autonomía personal en todas las provincias de Castilla-La Mancha, donde también dispone en conjunto de unas 1.000 plazas de acogida a inmigrantes, 500 de ellas ubicadas en Guadalajara.

Pero no sólo eso, Accem también ha prestado atención a personas españolas en riesgo de exclusión social. «Hemos atendido a más de mil españoles porque, aunque nos caracterizamos por la atención al inmigrantes, también trabajamos con población autóctona», especialmente, ha puntualizado Carlés, a raíz de la crisis económica de 2008 «porque nos parecía fundamental atender a todos los que nos piden ayuda».

Asimismo, esta ONG desarrolla otros programas pioneros, en colaboración en colaboración con diferentes administraciones, como es el caso del exitoso servicio de comida a domicilio para mayores del medio rural Como en casa, conveniado con la Diputación, que atiende a 450 personas en toda la provincia guadalajareña y que «tiene lista de espera». El sacerdote del barrio de Los Manantiales ha avanzado que está en estudio la ampliación de este programa al resto de provincias de la región.

De manera transversal, Accem también trabaja programas de búsqueda de vivienda y empleo para la población que atiende. Precisamente, en el ámbito laboral, se enmarca la creación de la empresa de inserción Savia Nueva, que ya ha insertado laboralmente a más de 50 personas en su joven trayectoria. «Ofrecemos mano de obra de calidad porque muchas de las personas que vienen de estos países son personas formadas que llegan buscando una vida mejor, es como una fuga de cerebros», ha señalado el responsable territorial de Accem.

Refugiados ucranianos

Respecto a la situación actual de los refugiados ucranianos acogidos por esta organización en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés ha detallado que hay ocupadas 600 plazas, 250 de las cuales se encuentran distribuidas por diferentes municipios de la provincia de Guadalajara. Sobre esta cuestión, el párroco se ha referido a las nuevas situaciones que se están generando. Por un lado, se encuentran los ucranianos que ya están comenzando a integrarse laboralmente. Por otro, hay algunos que están decidiendo regresar a su país. Y, por último, están proliferando las familias acogedoras que trajeron a estos refugiados de guerra por vías fuera del cauce oficial y que, por cansancio o por problemas de convivencia «no les quieren tener más» y deciden remitirles a entidades especializadas como Accem. «Hay un goteo constante de este tipo de casos», ha lamentado Carlés. Sobre esta cuestión, el responsable territorial de Accem también se ha referido al «grave problema de vivienda en alquiler» que está surgiendo, ya que es muy complicado encontrar pisos para estos refugiados y si la hay, es a precios desorbitados. «Hacemos una llamamiento en este sentido a la gente de bien que tenga viviendas vacías para alquilar», ha pedido. 

Actividades conmemorativas

En lo que se refiere a los actos conmemorativos este 30 aniversario, en la tarde de hoy lunes, a las 19,00 horas, habrá actividades para todos los públicos en el Parque de la Constitución de Azuqueca de Henares. Mañana, martes 21, tendrá lugar una lectura poetizada en el parque de Santa María de Brihuega. Por último, destaca la gala cultural (coro, danza y poesía) que se celebrará el viernes, a las 18,30 horas, en el Centro Cultural Ibercaja de la capital. Además, habrá actos de similar formato en otras localidades castellano-manchegas donde Accem tiene presencia. Todo ello se enmarca dentro la campaña Semillas que construyen vidas'cuyo lema simboliza «el compromiso y el trabajo que realizamos desde Accem». ha explicado Aroa Clavero, técnica de esta organización no gubernamental. «Es un acompañamiento y un cuidado a las personas que buscan refugio; las semillas representan ese pequeño granito de arena con el que podemos seguir trabajando para que las personas puedan construir una nueva vida en este país de acogida», ha concluido.