scorecardresearch

El ejemplo de los sanitarios, referente para elegir carrera

Almudena Morales
-

Las carreras de la rama sanitaria son las más demandadas por el alumnado de Castilla-La Mancha por el 'efecto COVID'. Han aumentado en más de 400 estudiantes en dos años

El personal sanitario fue muy aplaudido durante los peores momentos de la pandemia - Foto: Manu Reino

Ocho de la tarde, anochece en un día cualquiera de marzo de 2020, lo único que se escucha son los aplausos a miles de profesionales sanitarios que día tras día luchan contra un virus (del que poco sabíamos entonces). En ese momento, el reconocimiento era para ellos y para ellas, en lo que no reparamos entonces, es en que estaban creando referentes. Ahora sí que lo vemos traducido en datos. Por segundo año consecutivo, Medicina, ha sido la titulación con más salidas profesionales en Castilla-La Mancha, el 21,47 por ciento de las ofertas de empleo que requieren estudios universitarios hacía referencia a ella, según aporta el último informe de Adecco sobre las titulaciones más demandadas. La Tribuna ha querido preguntar a quienes ya ejercen y a los que lo quieren hacer en un futuro cuáles fueron y están siendo sus motivaciones. «Siempre he tenido claro que quería ser médico, no sé muy bien el motivo ya que en mi familia no hay nadie que se dedique a ello» reconoce Blanca Mateos, Facultativa Especialista de Área de Anestesiología y Reanimación. Ella vivió la cara más dura de la pandemia «de un día para otro el hospital se llenó» habla de miedo, «no teníamos existencias de cosas básicas, parecía increíble».

Tampoco hay nadie en la familia de Jorge Martín que se dedique a la sanidad «nunca he tenido claro qué hacer, pero sabía que me gustaba», ahora, se está enfrentando a su primer año de Medicina «la verdad es que me impresionó mucho la labor de los sanitarios» reconoce que ver cómo gestionaron toda la crisis «tuvo mucha repercusión en mi decisión, me gustó esa manera de poder ayudar a la gente».

 Ahora, todos sabemos la importancia de este personal pero «hace 8 años no sabía muy bien lo que hace un enfermero» confiesa Gonzalo Valiente, que reconoce que eligió estudiar Enfermería «porque sabía que iba a salir de la carrera y que iba a tener trabajo» ejercer la profesión le hizo ver «la importancia» y sobre todo el valor de «mejorar la vida de las personas». Pasar por una crisis sanitaria como la generada por la COVID, confirmó que son «imprescindibles» porque la profesión consiste en «cuidar a la gente para que tengan una vida plena en todos los aspectos».

Las «buenas salidas profesionales» también motivaron a Estefanía Velasco a estudiar Enfermería, «fue cuando empecé a ejercer, cuando me di cuenta de la responsabilidad que tenía, que en mis manos, estaba la vida de mucha gente» cuenta con la emoción de saber que su trabajo «a veces da mucho miedo». Es consciente de que la pandemia ha mostrado a la sociedad cuál es su labor, pero insiste en que ellos ya sabían de su importancia: «lo que hemos hecho durante la pandemia, es parte de nuestro trabajo, sabemos que cualquier enfermedad infectocontagiosa nos puede tocar» admite que nunca imaginó que pudiera suceder «al nivel que ha sucedido» pero «nuestro trabajo implica riesgos y aprendemos a tratarlos». Reconoce Diego Baratas que «sentí impotencia» al ver lo que estaba generando la pandemia, de ahí, su decisión de estudiar Enfermería. Cuenta que cuando empezó Bachillerato sabia dos cosas: «quería trabajar cara al público para poder ayudar y quería un trabajo dinámico en el que cada día fuera diferente». Ahora está acabando el primer curso y admite que «la pandemia influyó en mi decisión, ver a toda esa gente enfermar, fallecer» le motivó a querer ayudar en un futuro. También estar confinado, no poder ver a sus amigos, despertó en él una sensación de lucha «pensé que no podría haber un trabajo más bonito que la enfermería, un trabajo en el que te puedas sentir realizado».

Los futuros estudiantes afrontan el futuro con la ilusión propia de lo que va a venir. Los que ya están en ella, saben de lo duro y gratificante que es su trabajo, y reclaman que los agradecimientos no se queden solo en los aplausos, «que se reconozca el coste de cada proceso, su valor económico y esfuerzo profesional» pide Mateos, al igual que Velasco que cree que durante lo peor de la pandemia muchos los veían como «héroes» pero ahora la visión de la mayoría de la población «ha vuelto a la normalidad».

Enfermería es la segunda titulación que más ha crecido en la región en el último año. Si consultamos los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan un aumento de más de mil estudiantes en Ciencias de la Salud desde 2015, siendo la demanda para el curso 2015-2016 de 3.873 personas y para el curso de 2020-2021 de 4.877 estudiantes. Nuestros sanitarios ya no escuchan los aplausos a las ocho de la tarde pero deben saber que ahora, se han convertido en referentes.