scorecardresearch

Libros al encuentro del lector

Beatriz Palancar Ruiz
-

Es habitual que las bibliotecas ofrezcan a los usuarios unos puntos de interés con libros y material temático de carácter fijo o temporal

La colocación de libros en mesas expositoras es uno de los recursos más utilizados para mover el fondo bibliográfico. - Foto: Javier Pozo

Despertar la curiosidad del lector. Este es el cometido de los puntos de interés que las bibliotecas ponen a disposición de los usuarios para sacar los libros de sus estanterías habituales. Existen algunas estanterías temáticas que están disponibles para los lectores durante todo el año. Tanto en la Biblioteca Municipal Suárez de Puga como en la Biblioteca Provincial de Dávalos son dos, la estantería violeta que aglutina títulos relativos al feminismo y a contenidos contra la violencia de género, y la que se refiere al mundo LGTBI, que en Dávalos se denomina espacio Arcoiris y en la Suárez de Puga, LGTBI Plus. 

Ambas sedes bibliotecarias ofrecen material para el préstamo adulto y juvenil, aunque muy pronto, probablemente a finales del mes de enero, esperan poder recibir material de la estantería violeta específico para la sala infantil.

Además de estas estanterías fijas, las bibliotecas idean a lo largo del año muchas propuestas diferentes para que los libros encuentren nuevos lectores. Algunas de ellas están programadas con antelación, pero otras se montan al hilo de la actualidad.

La colocación de libros en mesas expositoras es uno de los recursos más utilizados para mover el fondo bibliográfico. La colocación de libros en mesas expositoras es uno de los recursos más utilizados para mover el fondo bibliográfico. - Foto: Javier Pozo«En las bibliotecas, mover los libros y sacarlos de sus lugares habituales en las estanterías es una actividad muy habitual. En las estanterías, están muertos y tienen que salir a la calle. Se llaman centros de interés o puntos de interés el lugar donde se desubica a los libros de sus sitios habituales para hacerlos visibles. A lo largo del curso, vemos efemérides, si hay un tema relevante en el mundo o en nuestra ciudad, desde la biblioteca contribuimos a resaltarlo porque es necesario. Hay temas que estamos muy pendientes», cuenta Concha Carlavilla, directora de la Biblioteca Municipal Suárez de Puga.

Tal es así que, en este centro bibliotecario de la ciudad, construyeron un espacio dedicado a Almudena Grandes cuando conocieron la noticia de su fallecimiento. Destacaron una frase del libro El corazón helado de esta autora y rodearon su foto de sus títulos disponibles en la biblioteca. «Se llevaron todos nada más sacarlos, solo nos quedo su imagen. Nos faltaban algunos y ya están pedidos y a punto de llegar», explica Carlavilla.

Otros dos momentos que esta biblioteca quiso destacar en 2020 en forma de punto de interés fueron, en el mes de noviembre, Una mirada feminista, que aglutinaba libros contra la violencia de género, el día de las bibliotecas con una antología de las obras publicadas por el poeta Suárez de Puga, que da nombre al centro bibliotecario, o un espacio dedicado a la multiculturalidad y la diversidad en colaboración con el Secretariado Gitano.

La colocación de libros en mesas expositoras es uno de los recursos más utilizados para mover el fondo bibliográfico. La colocación de libros en mesas expositoras es uno de los recursos más utilizados para mover el fondo bibliográfico. - Foto: Javier Pozo«Hay que idear todo tipo de estrategias para dar vida a la biblioteca y a la lectura», comenta Concha.

«La idea es que la biblioteca esté viva y que haya algo nuevo que esté al hilo de lo que sucede. Cuando hay premios o, desgraciadamente, hay un fallecimiento, es el momento de recordar al escritor o escritora. También es lo que ocurre con los Premios Nobel, que son personas más desconocidas para el gran público y es el momento de dar a conocer su obra», argumenta el director de la Biblioteca Provincial de Dávalos, Jorge Gómez, en total sintonía con la forma de trabajar en otras bibliotecas.

En Dávalos, las temáticas programadas suelen mantenerse dos o tres meses. Se hacen propuestas para todas las secciones. Para adultos, algunos de las últimas tienen que ver con los Felices años 20, libros de viajes, el cómic alternativo y de otros temas que tienen que ver con la ciencia o la historia, como por ejemplo el aniversario de la caída del muro de Berlín o el 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz.

La colocación de libros en mesas expositoras es uno de los recursos más utilizados para mover el fondo bibliográfico. La colocación de libros en mesas expositoras es uno de los recursos más utilizados para mover el fondo bibliográfico. - Foto: Javier Pozo«Muchas veces, divulgamos no solamente libros, también material audiovisual, cine, música. Reunimos todo tipo de material en torno a un tema. Para nosotros, es muy importante crear una guía de lectura donde se reúne todo lo recopilado y se publica en la página web de la biblioteca, donde se incorporan otros materiales complementarios como artículos de revistas o páginas web», explica Jorge Gómez, quien reconoce que «para la biblioteca, en el porcentaje de préstamos, es muy importante, hablamos del 30% de los préstamos que salen de estos pequeños espacios donde la gente no esperaba encontrar y termina llevándose una de las propuestas que le hacemos. Es muy gratificante porque es parte de nuestro trabajo de divulgar».

En estos momentos, Dávalos tiene un proyecto, 70 libros para niños curiosos, que ha dado el salto de punto de interés a una exposición. «Nació como una estantería temática pero lo vimos tan interesante que quisimos darle formato de exposición. Va a estar seis meses. Va acompañado de una guía de lectura. Son 70 libros de no ficción y la idea de esta selección es englobar una nueva biblioteca del estudiante. Esa guía se va a distribuir por colegios, institutos y otras bibliotecas porque puede ser una buena base para una colección de una biblioteca escolar y una municipal o rural pequeña», dice Gómez.

Entre sus planes inmediatos, Dávalos presentará para este primer trimestre del año Escuadrón de detective s con ingenio, que recopilará títulos de literatura infantil y juvenil con historias policiacas, enigmas o magia.

Por su parte, la biblioteca Suárez de Puga prepara un calendario de oralidad y poesía que estará lleno de sorpresas para celebrar el día de la narración oral y de la poesía, 20 y 21 de marzo respectivamente. 

Así que, lectores y usuarios de las bibliotecas, déjense sorprender.