scorecardresearch

Mujer con discapacidad,más riesgo de sufrir violencia machista

Almudena Morales
-

Las mujeres con algún tipo de discapacidad tienen cuatro veces más riesgo de sufrir episodios de violencia según alerta el Grupo Social ONCE que ya ha presentado el cupón para el Día Internacional para Eliminación de la Violencia conta las mujeres

Mujer con discapacidad,más riesgo de sufrir violencia machista - Foto: jccm

La discriminación se puede vivir de muchas formas distintas, y las mujeres con algún tipo de discapacidad muchas veces se enfrentan a una doble o triple discriminación (e incluso se puede seguir sumando). Un ejemplo, es que las mujeres con discapacidad afrontan un riesgo "cuatro veces mayor" de violencia física y sexual que sus compañeras sin discapacidad según alerta desde el Grupo Social ONCE, Charo Infante, afiliada de la ONCE y representante de las Mujeres con Discapacidad en el Consejo Regional de la Mujer. 

Infante, junto a la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno, Blanca Fernández ha presentado el cupón que la ONCE dedica el próximo jueves 24, al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemora el 25 de noviembre.

Denuncia la representante de la ONCE que la pandemia ha multiplicado las agresiones, y ello se ve reflejado en las encuestas. Según la Macroencuesta de violencia de género elaborada por el Ministerio de Igualdad en 2019, un 20,7 % de mujeres con discapacidad sufren violencia física y sexual frente al 13,8 % de mujeres sin algún tipo de discapacidad, además que las secuelas psicológicas llegan al 77 % frente al 69,4 % de las mujeres sin discapacidad. Para salir de esa espiral es necesario "pedir ayuda, ofrecerla y denunciar la situación", decía Charo Infante, una ayuda que se puede solicitar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, servicios sanitarios y sociales, ayuntamientos, juzgados o asociaciones especializadas, pero también "pedir ayuda a hombres y mujeres del entorno cercano para que se conviertan en aliados formando una red de apoyo", matizaba. 

"Cada año se incorporan a la ONCE 100 mujeres víctimas de violencia de género", ponía en valor, puesto que tener un trabajo "les cambia la vida", porque el empleo es sinónimo de independencia. Algo que además tiene impacto sobre la salud mental. "Lo decimos alto y claro, esa ayuda no es una opción, es un derecho, y además es nuestra obligación, y entre todos debemos tejer esa red de ayuda".

Infante explica que la ONCE tienen en marcha varios programas de sensibilización y de actuación frente a la violencia de género, como el Programa 'Mujeres en modo ON VG' , con el que desde 2020 se ha atendido a más de 1.500 mujeres víctimas de violencia de género, con 455 contratos. También el programa 'Inserta empleo' tiene en su bolsa a 4.000 mujeres maltratadas y 3.000 de ellas han recibido formación, o la Fundación Ilunión, que en lo que lleva de año "ha conseguido 90 contrataciones". Además el Observatorio de la Igualdad de la entidad acaba de aprobar el IV Plan de Igualdad. 

En estas "espeluznantes" cifras insistía la consejera, quien lamentaba especialmente de una de cada cuatro mujeres achaque una discapacidad a un episodio de violencia de género. "Hay mayor vulnerabilidad en mujeres con discapacidad", explica Fernández basándose en datos como que un 20 % de mujeres con discapacidad han sufrido violencia física o sexual dentro de la pareja, siete puntos más que el resto, o que el 17 % han sufrido violencia fuera de la pareja, cinco puntos por encima del resto. A lo que se suma que un 34 % las mujeres con discapacidad estén en riesgo de pobreza y de ellas el 6,5 % ya sufren pobreza severa. 

Por eso, pone en valor que "mientras que en 2015 solo se destinaban 45.000 euros a la línea de ayudas para la prevención de la discriminación múltiple que sufren las mujeres, el Gobierno de Emiliano García-Page ha subido esta cuantía a 175.000 euros", destinando en la última legislatura 700.000 euros en 50 proyectos que se han financiado "con cargo a esta convocatoria y tenemos que seguir trabajando en esta línea". 

Además Fernández ha vuelto a insistir en que "hay que reaccionar" ante las consecuencias de la aplicación de la ley 'solo sí es sí'. Una ley que insiste, en buena en líneas generales, pero "nunca estuvimos de acuerdo con las rebajas de penas". Apunta a que hay que esperar a ver cómo el Supremo resuelve la situación, algo que de momento parece "no va a ser una decisión en conjunto, sino que va a analizar sentencia a sentencia", por lo que puede ocurrir que "tome decisiones distintas" algo que "habría que evitar en la medida de lo posible", explica Fernández.