scorecardresearch

"Luis Enrique nos dice siempre que no hay un titular"

Agencias
-

Pone el corazón en un puño de todo un país con su juego de pies. Y lo sabe. Unai Simón cumple órdenes, de Luis Enrique Martínez, que encajan con su perfil de futbolista. Su lema es: ser de hielo

"Luis Enrique nos dice siempre que no hay un titular" - Foto: Rodrigo Jiménez

El guardameta internacional Unai Simón ganó los dos Europeos que disputó en las categorías inferiores de la selección española. Con 24 años vive como titular, aunque no lo sienta así, su primer gran torneo con la absoluta. Admirador de Gianluigi Buffon se sonroja cuando se le habla de heredar la posición de Íker Casillas en un gran torneo con España.

¿Qué sensaciones le dejó el debut en una Eurocopa?

Bien, siempre hemos soñado con jugar estos partidos, un torneo así, si me dicen hace unos años que iba a jugar una Eurocopa no me lo creería. Buenas sensaciones y con ganas de que llegue el partido de Polonia.

"Luis Enrique nos dice siempre que no hay un titular" - Foto: Rodrigo JiménezEl factor fortuna siempre presente en el fútbol le cambió su carrera de golpe...

Fue una situación rara, se puede decir que fue suerte porque Berizzo me dice que busque una salida del Athletic, me decido por el Elche, me marcho, no han pasado ni 15 días cuando me llaman para explicarme que Kepa había fichado por el Chelsea, que Iago estaba lesionado y desconocía la situación de Remiro en ese momento. Fue una sorpresa verme titular pero lo disfruté al máximo. 

En los torneos es clave tener esa suerte de lado. En el estreno apareció con el poste...

Sí, en fútbol muchas veces los partidos se deciden por un milímetro o una décima de segundo. En esas competiciones de gran nivel puede ir dentro o fuera. Tuvimos fortuna en el rebote de Marcos va al palo y luego la cojo yo, y en el pase atrás que no mete Berg porque le bota mal el balón. El fútbol es generar y el que más genera más posibilidades tiene de ganar.

¿Siempre quiso ser portero?

En Murgia, con 4 años, empecé de jugador pero era muy grande o muy vago y me puse en la portería. En fútbol 7 teníamos la suerte de tener un campo con hierba natural, que en realidad en invierno era barro puro. Me encantaba tirarme al suelo, rebozarme, a mi madre no tanto.

Uno ya es diferente desde que elige una posición diferente al resto de compañeros

Siempre nos catalogan de locos, los raros del fútbol, pero es una de las posiciones más especiales. El fútbol es bonito porque hay un jugador de los 11 que puede coger el balón dentro del área. Tenemos esa esencia que no posee otro jugador de campo.

Ha jugado los ocho últimos partidos de Luis Enrique, se debería sentir titular

No porque Luis Enrique nos dice que no hay nadie titular en esta selección. Ahora estamos 23 y ojalá podamos recuperar a Busi cuanto antes para poder jugar todos los partidos. Nadie es titular y nadie es suplente en este equipo, habrá jugadores que tengan más minutos y otros menos, pero todos son importantes en la selección.

 ¿Estar en la Eurocopa es quitarse una espina por las finales perdidas?

No, porque esa espina va a estar clavada mucho tiempo, pero estar aquí te evade de esos pensamientos, del entorno en el Athletic. Los meses de abril y mayo se hicieron muy largos y lo he cogido con muchas ganas, con mucha ilusión de disfrutar de estos partidos, olvidarme de esas dos finales que no pudimos ganar.

El gol llegará, pero es igual de importante mantener la seguridad defensiva

Tratamos de meter el máximo número de goles posibles y encajar lo menos. No puedo garantizar dejar la portería a cero en todos los partidos pero vamos a hacer todo lo que está en nuestra mano por conseguirlo, yo como portero y álvaro como delantero porque en la presión defendemos todos y atacamos todos. Se trata de tener más acierto de cara a gol que estoy seguro que lo tendremos.

¿Sueña con ir a los Juegos con España?

Da igual la nacionalidad que tengas, unos Juegos es una oportunidad única y si yo tengo la oportunidad de ir, Luis de la Fuente decide convocarme, la voy a aceptar con una sonrisa de oreja a oreja.