scorecardresearch

Otegi evidencia a Sánchez al poner a un jefe de ETA en Sortu

Agencias
-

El partido nombra a David Pla, persona cómplice con la acción criminal y último dirigente de la banda, como vicesecretario tercero y pieza clave dentro de Bildu

El exjefe terrorista salió de la cárcel de Soto del Real en febrero de 2020. - Foto: Jesús HellÁ­n Europa Press

Puro maquillaje político y estratégico. La izquierda abertzale vuelve a poner en evidencia al Gobierno de coalición de PSOE y Podemos con pasos antagónicos a los supuestamente pactados con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, como la  la condena sin paliativos de la violencia por parte del partido que dirige Arnaldo Otegi, EH Bildu, o la eliminación de los ongietorris a los presos etarras que salen de las cárceles. Muy al contrario, incorpora a su dirección a miembros destacados de la banda terrorista, que tuvieron cargos de relevancia cuando ETA aún asesinaba.

Sortu -una de las formaciones integrantes del conglomerado Euskal Herria Bildu- apostó ayer por incluir en su Consejo Nacional al último jefe de la banda etarra, David Pla. El terrorista fue a su vez uno de los tres encapuchados que comunicó el fin de ETA el 20 de octubre de 2011 y que tuvo un papel destacado para supervisar que los presos de la banda terrorista mantuvieran la disciplina. Fue detenido en varias ocasiones, participó en intentos de diálogo con el Gobierno y cumplió condena en Francia dentro de una trayectoria que se inició en las juventudes de Jarrai y le llevó a recibir órdenes directas de exdirigentes como Txapote.

En los últimos años ha concedido varias entrevistas manteniendo el tono complaciente ante la actividad criminal de ETA. De esta forma, lamentó que «no acertaron» para que el final «llegara antes», sin reconocer el acoso policial y judicial contra las estructuras de la banda que precedieron a su disolución.

De su peso dentro de ETA da cuenta que participó junto a Iratxe Sorzabal y José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, en el intento de la banda en 2012 de abrir un proceso de negociación con el Gobierno en Noruega. Él mismo lo explicó en una entrevista desde prisión, lamentando que el Ejecutivo de Mariano Rajoy se desentendiera de aquel proceso al no «querer ni recibir» al emisario.

Ahora Sortu propone a David Pla como responsable del Marco de Orientación Estratégica y vicesecretario general tercero del partido, que es pieza clave de la coalición EH Bildu. Al frente de la izquierda abertzale siguen Arnaldo Otegi y Arkaitz Rodríguez, que opta a la reelección como secretario general de Sortu.

Indignación socialista

Nada más conocerse el nombramiento de Pla en la cúpula de Sortu, el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, advirtió a la izquierda abertzale de que las palabras «hay que demostrarlas» con hechos. «El movimiento se demuestra andando», aseguró.

De esta forma, se refirió a la declaración que el coordinador general de EH Bildu leyó, junto al líder de Sortu, Arkaitz Rodríguez, cuando se cumplió el décimo aniversario del fin de la violencia de ETA. En ella, aseguró que sentían «enormemente» sufrimiento de las víctimas de la banda y que «eso nunca debió ocurrir».

Andueza, que se reunió con el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar en la sede de Sabin Etxea de Bilbao, donde ratificaron su apuesta por mantener los pactos de los socialistas con los jeltzales, señaló que la única reflexión que le provoca que se pretenda integrar a Plá en la ejecutiva de Sortu es que «cada cuál tiene que saber siempre dónde está y a dónde quiere ir».