scorecardresearch

Cabanillas atiende a 13 menores dentro del Proyecto Cuídame

Redacción
-

El Centro de la Mujer de Cabanillas coordina este programa, que atiende a niños y niñas que han sufrido violencia machista en sus familias en las localidades de Cabanillas, Valdeaveruelo y Torrejón del Rey

Foto de archivo de la firma para la puesta en marcha del programa. - Foto: Ayuntamiento de Cabanillas

Un total de 13 menores, 5 niñas y 8 niños de entre 3 y 18 años de edad, han sido atendidos en el último curso, entre septiembre de 2021 y junio de 2022, en el marco del «Proyecto Cuídame», un programa que coordina el Centro de la Mujer de Cabanillas del Campo, en una cooperación conjunta entre los ayuntamientos de Cabanillas del Campo, Valdeaveruelo y Torrejón del Rey.

Hay que recordar que este programa es una iniciativa conjunta de los municipios de la comarca para atender a niños y niñas cuyas madres han sido víctimas de casos de violencia machista, y se viene desarrollando en estas localidades desde la primavera de 2019.

Para la puesta en marcha del programa cada ayuntamiento pone a disposición del proyecto los fondos que recibe del Plan Estatal contra la Violencia de Género, con cargo a los créditos recibidos de la Secretaria de Estado de Igualdad y contra la violencia de Género del Ministerio de Igualdad, que cuentan a su vez con financiación del Fondo Social Europeo. Además de los fondos, el Ayuntamiento de Cabanillas facilita gratuitamente las instalaciones para la atención psicológica de todos los niños y niñas, independientemente de la localidad a la que pertenecen.

El programa, conducido por una psicóloga especializada en menores que han sufrido violencia de género, ofrece a los niños y niñas la oportunidad de recuperarse de las diversas secuelas que puedan sufrir. Además, a través de la prevención se favorece que puedan disfrutar de unas relaciones sanas en el futuro.

Gracias a este espacio, los niños y niñas reciben un acompañamiento profesional individualizado, que les garantiza un espacio para la expresión de sentimientos, para la identificación de sus emociones y para el reconocimiento de su vivencia de violencia. «Actuar lo antes posible y ofrecerles este espacio de comprensión y protección terapéutica aumenta los factores de protección en la niña o el niño que los ha sufrido», señalan desde el Centro de la Mujer.